EN BUSCA DE LA FELICIDAD PERDIDA

estrella.pngestrella.pngestrella.pngestrella.png

El matrimonio Jonathan Dayton y Valerie Faris trabajan habitualmente para el canal de música MTV, también han realizado vídeos para grupos famosos de la talla de REM, Oasis o Los Ramones. Llevaban mucho tiempo buscando un proyecto para saltar al medio cinematográfico, pero sólo les llegaban moderneces, hasta que cayó en sus manos el guión de “PEQUEÑA MISS SUNSHINE”. Su debut versa sobre la vida de la atípica familia Hoover. Ninguno de sus miembros ha logrado organizar su vida. El padre, Richard, es un conferenciante motivacional desesperadamente optimista, que trata cartelmiss.jpgde vender su programa de “nueve pasos” para lograr el éxito en la vida, el trabajo, etc. Sheryl, la madre, no posee un momento de respiro antes las excentricidades del resto de los integrantes del núcleo familiar. Su hermano acaba de salir del hopital por un intento de suicidio, su hijo Dwayne ha hecho voto de silencio para conseguir ser piloto de aviación comercial y su hija, Olive, es una niña de cuatro años, gordita, que desea ser una belleza reconocida, mientras que el padre de Richard, es un hedonista irredento y vive con ellos porque le han echado de la residencia de ancianos por consumir heroína. Todos se suben a la furgoneta para acudir al certamen de belleza infantil “Miss Sunshine”, al que se presenta Olive, y que por supuesto desea ganar.

Estamos ante un producto atípico, es una ácida comedia, hilarante por segundos, que no da un respiro al espectador. Es una de las mejores comedias que he visto en mucho tiempo. La historia posee como trasfondo una constante critica a la global sociedad en la que vivimos, intenta escudriñar cuales son las claves de la felicidad, tanto individual como colectiva. Porque aunque parezca inverosímil la trama, no deja de poner casos representativos de cuales son las causas que nos llevan a diario hacia la infelicidad. Me imagino que si Eduardo Punset ha visto este film, seguro que coincidirá con las tesis del matrimonio Dayton-Faris, hace falta más un poco de colaboracionismo, cuestión ya tratada por la bióloga Lynn Margoulis o por ejemplo, el olvido de los miedos que generamos nosotros mismos, entre otras cosas.

miss1.jpgTodo el reparto está genial, desde Greg Kinnear y Toni Collette como cabezas del clan Hoover, pasando por Paul Dano y Steve Carell, que dan vida a Dwayne y Frank respectivamente, y por supuesto a esa nueva estrella que ha nacido, hablamos de Abigail Breslin, que da vida de una forma conmovedora a Olive, la pequeña del clan. Los directores encima nos reservan una sorpresa, nos rescatan a Alan Arkin del olvido de la industria, reservándole el atípico abuelo.

Les prometo que como se pierdan esta impresionante comedia, perderán la ocasión única de ver uno de los mejores productos de la industria norteamericana. No piensen que por no ser norteamericanos, eso nos les pasará, recuerden que vivimos en una sociedad global, que posee problemas globales, y que además todos somos humanos, independientemente de nuestra nacionalidad.

A pesar de ser una revisión de las típicas películas de vacaciones familiares, no deja de ser entrañable, conmovedora e hilarante, encima tienen el buen gusto de no caer en maniqueísmos, tratando de forma inteligente al espectador. Ambos directores son honestos y sinceros con el material que tienen, lo tratan de una forma fresca, muy humanista, aportando un nuevo enfoque. Se ríen de la vida con nosotros y no de nosotros.

Durante el metraje, como ocurre en todos los productos del género road movie, verán la transformación de todos los personajes, inclusive hasta de la furgoneta Volkswagen, que se convierte en una metáfora de ese tren que es la vida, en el que cada día hay que montarse e intentar ser lo más feliz posible, las claves las poseemos cada uno, y sólo nosotros tenemos las respuestas a cómo nos va en la vida. No dejen de olvidar que verán un metraje de autor, a pesar de estar firmado por dos personas, pero alejándose de particulares puntos de vista, que a algunos les pueden parecer un tanto sesudos, como por ejemplo, “Bienvenidos a la casa de muñecas”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s