Archivo mensual: febrero 2007

PARA NO PERDERSE NINGÚN DETALLE

estrella.pngestrella.pngestrella.pngestrella.png 

Dedicado a Mar, Edryas y Mrs. Marple, amantes de la buena literatura y sabias escritoras. 

Marc Foster tras sus éxitos de taquilla “Monster ball” y “Descubriendo nunca jamás” regresa con una propuesta cuanto menos interesante, a caballo de la tragedia y la comedia, ya decía Woody Allen: “no hay nada más cómico que una gran tragedia” La película en cuestión se llama “MÁS EXTRAÑO QUE LA FICCIÓN” En ella veremos las desventuras de un extrano.jpgsolitario y aséptico agente de la Agencia de Impuestos de EEUU llamado Harold Crick, que una buena mañana comienza a escuchar una voz femenina que le narra todas y cada una de sus acciones, así como pensamientos y sentimientos de una manera detalladamente alarmante. Pero su vida dará un giro de 180 grados cuando la voz de la narradora le declara que se encontrará con una inminente muerte, descubriendo que debe encontrar quién está escribiendo su historia y persuadirlo para que cambie el final.Ya sé que puede ser un argumento muy manido, una más de escritores, que parece que les gusta mirarse mucho el ombligo, si no que se lo digan al famoso David Leavitt. Pero es el cómo está realizada, impregnando de estética postmodernista todo el metraje, inclusive muy influenciado por la imaginería de Mark Romanek; y el qué narra, me refiero a la interrelación entre realidad y ficción, muy hermanada con “Adaptation” de Charlie Kauffman. Es en estos dos pilares donde se encuentra todo el núcleo del interés de esta propuesta. Pero va más allá, también toca el fenómeno de la asunción de la muerte, realizando una de las escenas más conmovedoras desde ese Rutger Hauer salvando a Harrison Ford al borde de la muerte en “Blade Runner” Así que os puedo decir que desde “Jóvenes prodigiosos”, film mucho más académico, no había visto un film tan interesante sobre el proceso de la escritura. Foster hace una gran labor de dirección de actores porque todos, y cuando digo todos es porque así lo siento, están geniales, desde Emma Thompson y Dustin Hoffman, que se nota que ya sólo hacen los proyectos que son de su agrado por muy arriesgadas que sean las propuestas, pasando por Maggie Gyllenhaal y  hasta el odioso Will Ferrell, que aquí está en su papel para desgracia de Stewie Griffin. Pero la cosa no queda ahí, todo el metraje encima está lleno de colaboraciones estelares, encontraréis a Linda Hunt, recordad que ganó su oscar por interpretar a un reportero en la mítica película de Weir “El año que vivimos peligrosamente”, y aquí da vida a una psiquiatra con una alta dosis de ironía o Queen Latifah en el papel de secretaria de la famosa escritora.Es una pena que os perdáis esta buena película, ya sé que puede que no sea muy comercial la propuesta en si, a pesar de que el realizador y el guionista hallan pecado de ser bastante comerciales con el final de la historia, pero que no deja de ser muy recomendable viendo lo que uno puede ver por la cartelera actual, que a veces dan ganas de llorar. Por cierto, fijaros la inmensa labor del equipo de vestuario y de localización de exteriores, porque entre todos han generado una gran variedad de pistas sobre por dónde va la historia, es un film para no perderse ningún detalle, porque no hay nada al azar, ni el contenido de las letras de las canciones que vamos escuchando a lo largo y ancho de las diversas escenas, ni tan siquiera los nombres de los personajes, que tienen mucho que ver con que papel juegan en esta kafkiana trama.

Anuncios

JUVENTUD DIVINO TESORO

estrella.pngestrella.pngestrella.png

Sofia Coppola para acometer su nuevo proyecto ha adaptado la biografía realizada por Antonia Fraser sobre un personaje muy famoso de la realeza francesa, hablamos de “MARIA ANTONIETA”. Describiendo al personaje como un simple peón en un matrimonio concertado entre Austria y Francia. Su esposo adolescente, Luis, el Delfín, es heredero al trono de Francia. Atrapada por las convenciones de su condición Real en la vida, María Antonieta debe encontrar la mariantonieta.jpgforma de encajar en el complejo y traicionero mundo de Versalles. A eso se le suma que tras casarse con él, tuvo que luchar con la indiferencia de su nuevo marido Luis, ya que el matrimonio no se consumó en siete años.

Como todos podéis ver Sofía Coppola y Antonia Fraser huyen del mundo de la política, para centrarse en el mundo vital de estos dos adolescentes, rompiendo todas las convenciones cinematográficas, tanto narrativas como estéticas. Para ello se ha rodeado de un gran elenco, desde Manolo Blahnik para el diseño de los múltiples zapatos que vemos en el film, pasando por el líder del grupo tecno francés AIR para componer la banda sonora original, pero la talla de los miembros del equipo técnico no queda ahí, el vestuario ha sido confeccionado por Milena Canonero, que en su haber tiene más de una estatuilla dorada, y por supuesto ha contado con la ayuda de su padre Francis Ford Coppola en la producción, así quién hace una mala película. Pues qué deciros, el resultado es a mi gusto un tanto desigual, me ha encantado, es más, es soberbia la primera hora del metraje, se nota que a Sofia le encanta el mundo de estos dos adolescente, sus problemas, la forma en como intentan solventar los diversos obstáculos con los que se encuentran, como carga las tintas de la ironía para describir una corte decadente. Pero pasada esa hora, tras la partida del amante de María Antonieta, que coincide con una faceta más adulta del personaje, como no quiere mojarse en aspectos económicos y políticos, la narración decae. Se nota que la directora neoplasticista no se identifica con la trama, eso sí realiza planos de una belleza increíble, pero no engancha tanto la historia. La directora se identifica muy bien con los problemas de comunicación y el mundo adolescente, véase su fabuloso debut “Las vírgenes suicidas” o “Lost in traslation”. Este metraje, por lo menos su primera hora esta en la misma onda, pero la segunda mitad para nada. Por cierto, Kristen Dunst encarna a la perfección las necesidades de la autora neoyorkina, esta genial, nada que ver con los bodrios a los que nos tiene acostumbrados, como por ejemplo Spidermans o A por todas.