ESTRELLAS Y CLÁSICOS

No puedo empezar el post de hoy sin hablar de otro que me ha llenado de consternación, acabo de leer en “Los viajes de Juliver” que hemos perdido a otra de las grandes estrellas, hablo del genial Paul Newman. No se prodigaba ya mucho por el mundo del celuloide, pero lo poco que hacía nos llenaba de satisfacción. Hasta en sus peores películas como “El coloso en llamas” no deja de salvar el film y elevar el cine de catástrofes a la categoría de cine de acción interesante. Menuda turra le di con tan sólo siete añitos para verla, creo que todavía le debe doler la cabeza. Estoy de acuerdo con Julia que estamos perdiendo a los iconos culturales. Ahora la meca del cine está llena de seres bizarros que carecen de una brizna de carisma mediático. Bueno, creo que me acabo de poner tremendista pero es una pena que un gran actor desaparezca. Puede que en nuestro fuero interno eso nos haga sentirnos un poco más mayores. Es una pena que el cáncer de pulmón se lo haya llevado, ahora sólo nos quedan sus grandes películas como “Dos hombres y un destino” o “El golpe” que me hicieron vibrar en la butaca. Eso por no hablar de su increíble escena carcelaria en “La leyenda del indomable”, es que no sabéis como me repugnan los huevos cocidos, y verle comer la friolera de cincuenta, si mi memoria no me falla, o eran cien, no sé que me parece más desagradable, pero era impresionante su actuación. Llenaba la pantalla grande. Yo si fuera actor me hubiera acojonado actuar con el en un mismo plano, porque pensaría que me iba a comer, como le pasaba a Tom Cruise en “El color del dinero”. Nada más aterrizar en estas tierras, concretamente la segunda vez que entré en el supermercado “Big Y” No pude resistirme a comprar una botella de aliño para la ensalada marca Paul Newman. Me gustan más sus películas que aliños, pero creo que guardaré como fetiche cinematográfico la botella. No he llegado como Julia a comerme sus galletitas, pero creo que voy a salir corriendo en busca de ellas, puede que después de comer, porque en este momento son las diez de la mañana para mí.

Todas estas palabras me llevan a pensar que estamos continuamente perdiendo cosas y ganando otras. Estamos elaborando pequeños lutos continuamente. Sin ir más lejos, ayer cambiamos de coche una vez más. Así que el Ford verde quedó atrás. Ahora tenemos un KIA SPECTRA gris con matrícula de Virginia. Como iréis apreciando los coches van bajando de gama poco a poco. No me siento esclavo del coche, eso los que me conocen bien saben que yo lo utilizo para que me lleve y me traiga, pero no estoy constantemente encima de él. Concretamente me siento más cómodo con este que es de gama más baja que los previos. No hace tantos ruiditos, alertándote de que si no llevas el cinturón puesto, que si te has dejado la puerta abierta, que si el maletero esta abierto. En fin, tontunas de esas que para lo único que sirven es para subir el precio del coche.

Todos os estaréis preguntando que a dónde habremos ido este fin de semana, pues la contestación es rápida, a ningún lado, porque el cielo se abrió el jueves y se cerró esta mañana y de paso ha salido una brizna de sol, pero no creo que resista mucho. Aquí cuando llueve, llueve de verdad, es como si se abriera una enorme ducha gigante encima de nosotros a todo trapo, con gotas de agua gordas como truenos, que como te pille de lleno te cala hasta los calzoncillos. Luego, hay otra posición de lluvia que son gotas muy finas es suave, parece que no pasa nada, que puedes andar sin mojarte, pero como te despistes al llegar a casa te tienes que meter en la secadora. Lo chocante es que tú ves a la gente por el campus con pantalón corto, camisetas sin mangas o de manga corta y chancletas de goma. Aquí es cuando a uno se le gripa el cerebro. La verdad es que no hace frío, es una lluvia calida, pero es que te cala hasta los calcetines.

Así es como uno comprende el motivo por el que todas las casas tienen el citado electrodoméstico, es más importante que un lavavajillas. Aquí no hay ser humano que consiga secar una colada si no es gracias a ese gran invento de la humanidad. Hasta las toallas que usamos a diario para secarnos tras la ducha acaban oliendo al tercer día a humedad, porque no le da tiempo a secarse. Así que como dice mi suegra: “a lavar las toallas con agua bien caliente”. Además, con estas lluvias no me extraña que tengan estos vergeles, porque hay que regar estos bosques, y obviamente carecen de sistema de riego, así que la naturaleza hace lo suyo que es llover con fuerza y con ganas. Así que creo que la lluvia se va a convertir desde este momento en todo un clásico del otoño de la costa este.

Como en clásico se va a convertir la película “TROPIC THUNDER” de la que os vengo hablando ya desde hace mucho tiempo. Hoy os dejo con entrevistas realizadas al equipo de la película. Espero que sean de vuestro agrado.

ENTREVISTA A BEN STILLER, DIRECTOR DE “TROPIC THUNDER”

ENTREVISTA A NICK NOLTE, ACTOR DE “TROPIC THUNDER”

ENTREVISTA A ROBERT DOWNEY JR ACTOR DE “TROPIC THUNDER”

Anuncios

11 Respuestas a “ESTRELLAS Y CLÁSICOS

  1. A mi en Tropic Thunder, pese a que me reí mucho me parece queno acaban de atacar todo lo que podrían…
    es decir vamos a morder la mano que nos da de comer pero sin llegar al codo…

  2. Grande Newman y grandes sus crónicas, no he podido pasar mucho estos días a comentarle el interés con el cual sigo esa aventura americana porque ando liadillo con varias cosas (viaje asiático inclusive), pero me he puesto al día con lecturas, y ahi seguiremos.
    Me encanta el binomio cine/viajes, y creo que van más unidos de lo que parece.
    Saludos amigo

  3. Pues sí, pues sí… Siento haberte dado yo la triste noticia… Ya cuando hace unos días, oímos que había abandonado del hospital para morir en casa, sentí una pena comparable a si me estuvieran hablando de un familiar lejano… Y es que en el fondo, estas grandes estrellas son un poco eso: gente que forma parte de nuestras vidas…

    Mmmm, ya te dije que las galletas tipo Oreo de Newman’s Own no están excesivamente buenas… Seguro que el aliño para ensaladas merece más la pena.

  4. Siento mucho la perdida de ese gran actor, pero es la vida antes o despues y de una forma o de otra vamos todos a formar parte de nuevo de la madre tierra. El otro día pase por TVMadrid y estaban poniendo una vieja pelicula de vaqueros, me quede mirando y me di cuenta de que del reparto pocos quedaban con vida, es la vida. Siempre nos quedara Paris

  5. “Hasta las toallas que usamos a diario para secarnos tras la ducha acaban oliendo al tercer día a humedad, porque no le da tiempo a secarse.”
    Falta de costumbre. Se nota que eres de secano, macho.

    En cuanto al difunto Paul Newman… pues nunca me pareció un actor soberbio. Guapo de campeonato y digno de alabanza, desde luego. Pero como actor, pues del montón. Fue la típica estrella, que a base de tener múltiples oportunidades para lucirse, acabó aprendiendo su oficio y consagrándose ya bien entrado en la madurez con interpretaciones como la de “El Color del dinero”.
    Caso análogo creo yo lo tenemos en guaperas como Tom Cruise o Brad Pitt, que se han abierto paso y llenado cines gracias a su fisonomía, no así por sus cualidades interpretativas que siempre han sido mediocres o cuando menos, desiguales. Seguramente, dentro de unos años harán alguna interpretación digna de elogio como las de Al Paccino o De Niro.

    Como referente cárnico, me quedo con el Paul Newman de “La gata sobre el tejado de zinc CALIENTE” (prefiero el título completo; no el ridículo título censurado)

  6. Mi estimado Ángel, puede que tenga razón pero yo me he reido con esta sátira lo que no está escrito. Y fíjese usted que lass dos mejores comedias del año han estado relacionadas con el mundo del cine, me refiero uanvez más a “Vaya par de productoreX”
    Me sonroja mi estimado Iván. Gracias. No pasa nada si no comenta, lo entiendo. Por aquí passa mucha gente sin comentar. Aunque los comentarios alegran a uno.
    Mi estimada Julia, cierto es que el aliño no es gran cosa, pero peude que esté mejor que las galletas, deberé probarlo en la próxima compra que haga.
    Mi estimada cinéfila, es que los westerns que ponen en Telemadrid son del año la pera, así que puede que ninguno viva con toda seguridad.
    Mi estimado JMongil me parto con lo del referente cárnico. Cierto es que estaba en su esplendor “sexual” en esa película, compitiendo con otra mega estrella “sexual” femenina que era la Taylor, menudo duelo de titanes. Como diría Homer Simpson: “Aarrggg, cerveza”

  7. Lo de los chavales andando por la calle en chancletas y pantalón corto mientras nosotros llevamos ya nuestra manga larga y jersey es para partirse.
    Jmongil, cómo se nota de dónde eres, la primera vez que estuve por tu tierra y me metía en la cama con las sábanas frías y húmedas no paraba de preguntarme cómo narices secarían allí la ropa.

  8. Cuando te pasas un mes con lluvia casi a diario, la humedad se mete por doquier, la ropa ya no se seca ni a planchazos y adquiere un olorcillo peculiar. Pero llega un momento en que no lo hueles, aunque sí los que vienen de fuera.
    Deja un tablero de un juego sobre una mesa. En Madrid se llenaría de polvo al cabo de una semana. Allí pillará moho.

  9. JAJAJAJAJJAJAJAJAJJAJA, me ha encantado su metáfora visual mi estimado JMongil, el tablero se llenaría de moho JAJAJAJAJAJJA, pero razón no le falta a Monsieur Copépodo ¿no cree? Se me ocurre que podríamos hacer una colonia llamada Eau Humedity, for men, for nights so cloudys.

  10. Me apunto a su reivindicación de vaya par de productorex…una película interesante aunque mal vendida…
    saludos

  11. Joer mi estimado Ángel, lo que me pude reir con esa película.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s