EVOLUCIÓN

No, mal pensados, no vamos ha hablar del divertido film de Ivan Reitman “EVOLUTION” ni tampoco nos vamos a poner pedantes hablando de Darwin, aunque da miedo la cantidad de personas creacionistas que veo a diario. ¿Que cómo los identifico? Fácilmente, llevan el símbolo del pez en la parte trasera del coche. Eso me lleva a hablar de lo curiosa que es la sociedad norteamericana.

El referente para los europeos de la división entre iglesia y Estado hay que buscarlo en la Paz de Westfalia, si mal no recuerdo. Pero los norteamericanos lo tuvieron más claro desde el principio y no dejaron que los asuntos religiosos se mezclaran con los políticos. Eso es la teoría, en la práctica no hay nada como mirar un dólar y poder leer “In God we trust”, traducido “En Dios confiamos”. Ya sé, ya sé que eso puede dar lugar a múltiples lecturas.


La sociedad norteamericana tiene dos graves problemas de salud pública en este momento. El primero es el alto índice de madres adolescentes. Las cifras hablan de tres millones de embarazos no deseados. Así todos los días en la radio escucho mensajes publicitarios para concienciar a las chicas jóvenes a tener cuidado en el momento de tener relaciones sexuales. Por lo que deja entrever los anuncios la edad del primer coito ha descendido, es decir, cada vez son más precoces. El segundo problema es el alto índice de enfermedades de transmisión sexual (ETS). Diecinueve millones de americanos las contraen, el principal motivo no usar métodos de barrera, aquí tenéis otro dato escalofriante, un billón de americanos tienen encuentros sexuales esporádicos sin protección. Así no me extraña que 65 millones de norteamericanos vivan con una enfermedad sexual incurable y que uno de cada cuatro contraiga una.

¿No sé si alguno de mis lectores tiene el título de submarinismo PADI OPEN WATER? Os preguntaréis ¿A qué viene eso ahora? Sencillo, y los que lo tengan me entenderán a la primera. Otra cosa que admiro de los norteamericanos es su capacidad de concienciar, crean lemas curiosos y efectivos, suelen ser muy pedagógicos y didácticos. Así las cosas más difíciles de comprender las hacen picadillo y te entran por los ojos como un tiro hasta la neurona donde queda almacenado de por vida, vamos tatuado a fuego. Pues bien, ayer Alfie vuestro reportero más dicharachero del blogobarrio se adentró en toda una experiencia de concienciación social y de salud pública. Como enfermero que soy disfruté un montón y aprendí mucho como periodista. Al llegar a la plaza donde está el comedor de la UNION STUDENT me encontré con esta gran carpa que había montado TROJAN, que es una marca de preservativos.

El lema era “EVOLUCIÓN” El mensaje tanto visual como escrito era evoluciona de cerdo a hombre y tu pareja disfrutará. Fijaos que el término es neutro. Porque en parámetros de sexualidad todos estamos inmersos en el problema, independientemente de la orientación. Así que me puse a preguntar por allí a los miembros de la organización, los motivos de la campaña son la retahíla de datos que os he ofrecido. A la pregunta de si este tipo de campañas les suponía algún problema con la iglesia católica, me dejaron claro que una cosa son los asuntos de salud pública y sociales y otros los religiosos, como dándome a entender que son cosas que no se deben mezclar, y que cada uno en la cama que haga lo que quiera pero con protección. Que tú puedes ser católico, ir a la iglesia y al hacer el amor usar un preservativo. Eso me recordó el último encuentro entre los jóvenes católicos españoles y el Papa Benedicto XVI, que se encontraron multitud de preservativos usados después del evento. Que cierto es aquello de “vicios privados, virtudes públicas”.

En ningún momento te enseñaban ninguna parte anatómica de ninguno de los dos sexos. Me subí al autobús TROJAN. Allí tenían dos enormes televisores marca Panasonic extraplanos donde iban apareciendo sexólogos, altas personalidades de diferentes asociaciones que si de embarazos juveniles, psicólogos, médicos, todos hablando de lo mismo: de la necesidad de usar el preservativo para prevenir las patologías de transmisión sexual, al igual que los embarazos no deseados. Luego había tres ordenadores donde metías

tus datos para que te mandaran información al respecto, y al salir me regalaron un preservativo y un anillo blanco, y le pregunté: ¿para el dedo? y me contestó: “por supuesto”. No es por fardar, porque uno tiene talla nacional, pero aquello lo veis pequeño para mí “otro dedo”. En el anillo se puede leer “EVOLUCIÓN”.

Luego me puse en la cola de la carpa hinchable, allí pude ver una proyección en 3D de una película llamada “THE SCREAM MACHINE”. Quería tener una experiencia adrenalínica de tres minutos. Y no, no tiene nada que ver con “Garganta profunda” u otra obscenidad que os esté pasando por vuestra calenturienta mente, depravados. NO nos cuenta la historia de dos cerdos que se montan en una montaña rusa. Nosotros en cámara subjetiva vamos detrás en otro coche con la barrera puesta y en la que se puede leer “TROYAN”. Como no llevan el preservativo acaban saliéndose en una curva y estampándose en un cartel que ponía 65 millones de norteamericanos tienen una ETS. Mientras la acción de la cámara subjetiva nos lleva por la montaña rusa por sus loops y por sus vertiginosas caídas. Luego salimos catapultados al espacio y de repente aparecen multitud de naves espaciales que nos quieren atacar, nos protegemos con nuestro preservativo gigante que coge todo el coche donde vamos y se estrellan las naves contra nosotros y no nos pasa nada. En ese momento podemos leer en la pantalla que uno de cada cuatro americanos tiene una enfermedad sexual. Así va pasando el metraje hasta que llegamos a la salida donde nos encontramos con una bella mujer que nos da un preservativo y el cerdito se convierte en un tío macizorro, y se puede leer EVOLUCIÓN, y tendrás unas placenteras y sanas relaciones sexuales. A la salida de la proyección me dieron otros tres preservativos más y una corbata, os preguntaréis, para que sirve una corbata de papel, pues muy sencillo. Imaginaros que compartimos piso y nos vamos de marcha, yo me voy a casa con una chica, si vamos a hacer el amor, cuelgo la corbata en el pomo de la puerta, y así sabéis que no debéis pasar y os tenéis que ir al cine o a tomar un café. Mejor a ver dos películas.

Por cierto, no os parece un poco peregrino que una marca de preservativos se llame “Troyano”, por todo lo que implica de llevar escondido o de virus informático. Si querían un nombre griego con reminiscencias sexuales que le hubieran puesto “Patroclo” o “Aquiles” que queda más propio. Y si no quería rollo griego que hubieran optado por el romano y le hubieran llamado “Adriano” Aunque si hubieran querido yo creo que habría tenido más tirón “Alexandros” y que le hubieran pagado un pastizal a Collin Farrell por poner la face en el envoltorio del preservativo. Se me olvidaba también organizaban como una especie del club de la comedia para por la noche. Tres actores harían monólogos divertidos sobre el tema en cuestión. Al que obviamente no asistí porque tenía clase de inglés, y a Miss Sally White no le gustaría que faltara, ni a mi tampoco, las clases son sagradas. Así que me pasé un buen rato y me llevé tatuado en el cerebro: “no seas cerdo y usa en tus relaciones el preservativo”, los bolsillos llenos de preservativos y un anillo de plástico blanco, que evidentemente no me lo pondría para ligar. Más tarde, estando en el gimnasio, la verdad es que me daban ganas de decirles: “Chicos, menos hamburguesas, menos pesas, y más follar con condón”

Pero lo que si se lo pondrían son los protagonistas del film español que se estrena este viernes bajo el título de “NO ME PIDAS QUE TE BESE PORQUE TE BESARÉ” Largometraje escrito y dirigido por Albert Espinosa y protagonizado por Eloy Azorín, Pablo Rivero, Teresa Hurtado y el propio Albert Espinosa.

Esta comedia sobre las discapacidades esta basada en la obra de teatro en la que podíamos ver como Albert está a cinco días de casarse con su novia Helena de Ory. Pero a falta de esos pocos días, Albert no está seguro de si la quiere. Los días van pasando y para evitar tener que hablar con ella, se apunta a un curso de guitarra con chicos especiales (chicos con retraso mental), que le acabarán explicando un truco para saber si quieres o no quieres a la persona que está a tu lado.

LA PELÍCULA EN DATOS

Está basada en la obra de teatro del mismo título que estuvo 3 años en cartel en Barcelona en cinco teatros diferentes.

Albert Espinosa: Fue brutal ver cómo funcionó, sobre todo porque muchas veces había muchos chicos especiales viendo la obra y reían tanto… Hasta inauguramos los “Special olimpics” de Badalona.

La canción principal de “No me pidas que te bese porque te besaré” la canta MACACO.

A. E.: Sin duda, tan sólo podía ser Macaco el que convirtiera el tema central de No me pidas en una RUMBA. Tiene magia, Macaco, y creo que el tema sonará durante muchos años.

La búsqueda de los actores especiales duró casi un año y medio. Fue un casting donde se vieron a más de 200 actores.

A. E.: Era importante encontrar actores que pudieran hacer de chicos especiales creíbles. Yo siempre quise huir de la sobreinterpretación a la hora de hacer personajes retrasados. Creo que hasta la palabra retrasado debería ser desterrada de nuestro lenguaje. La palabra perfecta para mí es especial.

Al final los actores y actrices que hacen de especiales fueron elegidos porque todos tenían una magia especial y una relación cercana con el mundo especial.

Durante la obra de teatro, las parejas que veían el espectáculo se rompían o continuaban.

A. E.: Pues sí. Quizá fue lo más bonito, al hablar de una de las grandes preguntas sobre el amor, ¿cómo saber si quieres o no quieres a tu pareja? , era curioso que como contamos un truco para saber si quieres o no quieres a tu pareja, a veces las parejas se rompían o se consolidaban.

Me encantaría que esto volviera a pasar. Porque ese truco me lo explicaron chicos especiales y sin duda, es la forma perfecta para saber si quieres a tu pareja.

La película se basa en 10 reglas amarillas que los actores seguían a rajatabla.

A. E.: Yo creo mucho en el mundo amarillo. Hasta he escrito un libro que habla de ello, del mundo amarillo. Y es cierto que los actores tenían que seguir esas 10 reglas. Entre ellas: los personajes eran amarillos (no existen los amigos sino los amarillos), ningún personaje lleva gafas, todas las mesas son redondas y cuadradas, el 90% de las localizaciones han de ser exteriores…

Toda la compañía de Albert Espinosa, que se llama “Los Pelones”, sale en la película.

A. E.: Ha sido un sueño poder contar con mi compañía. Llevamos 15 años juntos. Andreu Rifé y Rebeca Comerma repiten en los papeles que hicieron en teatro y Alex Casteleiro y Ángel Roldan aparecen en personajes secundarios. Un lujazo y un gustazo.

Durante los ensayos, los chicos que hacían de especiales, junto con Roberto Enríquez y Eloy Azorín, salieron a la calle para probar sus personajes.

A. E.: Fue en Madrid durante el mes de ensayos. Y fue precioso, fue la manera de ver que los personajes funcionaban. Era increíble ver cómo la gente pensaba que eran especiales. Les regalaron muchas cosas, es brutal ver cómo la gente cambia cuando ve a esos chicos especiales. Absolutamente precioso.

TRAILER “NO ME PIDAS QUE TE BESE, PORQUE TE BESARÉ”

Anuncios

7 Respuestas a “EVOLUCIÓN

  1. Aish… y nosotros por estos lares sin poder disfrutar de tanta activiadad evolutiva. 😉

    Un besote!

  2. jejeje. El fin de semana pasado vi un coche con el simbolito del pez en Sevilla, la verdad es que a pesar de lo “devota” que es Sevilla no había visto ningún coche con el dichoso pececito. Un abrazo Alfie!!

  3. ¿Tanta peña con ETS? Joder, muchos me parecen.

  4. A mi no me ha quedado claro para que sirve el anillo….

  5. Mi estimada Mónica ya sabe usted que pretendientes no le faltan, seguro estoy de ello, así que será su ferviente actividad social inminente festivalera la que le quite tiempo de esas actividades. Y si estuviera por allí ya hablariamos.
    Mi estimado Carlos por aquí hay más de uno que lo lleva, no es uno aislado.
    Estoy de acuerdo con usted, una vez más, mi estimado Supersantiego en que me parecen muchos pero os doy los ddatos brutos que me ofrecieron gentilmente y que le daban a la gente.
    JAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJJA el anillo mi estimado Perry es como el rollito de las pulseras de plástico de colores en España, es para decir yo apoyo la causa, aunque si el aparato genital es pequeño puede servir para otros usos, así que pensé que pequeñita la tienen estos.

  6. Buenas Alfie,

    dos cosas:

    1.- God bless America.
    2.- Albert Espinosa me cae de puta madre, no me voy a perder su película.

    Saludos crack!

  7. JAJAJAJJAJAJAJAJJA, me encanta mi estimado Marchelo. Gracias.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s