CAPUCHISMO Y GORRISMO

Dedicado al Dr. Repronto

Hoy nos subimos a la pasarela porque queremos hablar de moda y folclore. Tranquilos que no os voy a poner el vídeo de Sacha Baron Cohen siendo expulsado del pase de modelos de nuestra incuestionable Agata Ruíz de la Prada en Roma, no. Ni tampoco vamos a adentrarnos en el mundo de Karl Lagarfield, tampoco. Hoy nos vamos a adentrar en el fascinante mundo de la etología local. Y espero que alguno de mis lectores me saque de mi ignorancia sobre algunos puntos que darán lugar a mucha controversia, porque ni los más afamados autores se ponen de acuerdo, así que espero que entre todos arrojemos un poco de luz al caso que nos va a ocupar: el gorrismo y el capuchismo.


Como podéis ver en las fotos hay dos marcadas tendencias en el campus de la UCONN este otoño en cuanto a los complementos masculinos. Unos son de los de ponerse gorras, y otros son más de ponerse la capucha. Independientemente de la climatología local del día. No, por la evidencia empírica tengo claro que ese factor no es para nada importante. Tampoco creo que haya que buscar las raíces del movimiento capuchista en la orden franciscana. No lo tengo claro del todo. Sobre todo porque hay modelos combinados como el que podéis ver en la foto que lleva capucha y gorrita a la vez.


Yo creo que el origen de este movimiento puede estar más relacionado con aspectos psicológicos del individuo, me explico. Si el teenager, si es que a un alumno universitario le podemos llamar de esa manera sobre todo porque empieza a peinar canas, posee un grado de introversión de diez saldrá a la calle con los dos complementos puestos. Si posee cinco, saldrá sólo con capucha, y cuando su grado de introversión oscila entre tres y uno llevará por lo general gorrita.

Decididamente no creo que tenga relación el uso del complemento capucha con el uso de sustancias psicotrópicas o con movimientos de carácter marginal, porque aquí es usado por jóvenes que proceden de clases acomodadas. Aunque si pierden la gorra por un golpe de viento o por cualquier otra causa, como podéis ver en la foto, su comportamiento se vuelve un tanto agresivo, y en ese momento es mejor no estar dentro de su área de influencia.


Además he apreciado otras curiosidades en el caso del gorrismo. Debéis saber que el complemento siempre va perfectamente conjuntado con el resto de la indumentaria. Yo creo además que hacia dónde el individuo coloque el ala de la gorra está dando a entender al resto de la población local su estado de humor en ese momento. En el caso de llevarla hacia atrás significa que está de muy buen humor o que quiere tener momento de apareamiento con las hembras locales. Si el día comienza a no ser favorable, vamos lo que calificaríamos como un día tontorrón, en ese caso lo llevan de lado. Si están serios o no quieren mantener relaciones con el sexo opuesto se ponen la gorra con el ala hacia delante.

Todo esto os puede parecer divertido, pero es un asunto muy serio, que inclusive otros autores señalan que el gorrismo y el capuchismo tiene que ver con el grado de malosidad del espécimen. Si quiere aparentar ser el más malo de la UCONN aunque luego sea un cacho pan, estos autores aconsejan que se pongan todos los complementos juntos a pesar de que haga mucho sol y el calor sea asfixiante. Estaríamos ante un caso muy parecido al apoxematismo que ya trató en profundidad, Monsieur Copépodo en otras ocasiones, o por el contrario puede ser como describe Monsieur Lobato , en su afamada “Ciencia de la vida”, puede ser para que no les caigan las gotas de rocío mañanero en la cabeza. ¿Quién sabe? Pero yo creo que este tema sociológico, a caballo entre lo folclórico y la moda, posee la sufienciente enjundia como para generar una tesis doctoral. Penssad que tanto el capuchismo como el gorrismo puede ser comparado con nuestro afamado traje de faralaes que tanto le gusta a Nata por su diversidad de lunares.

Como mis lectores pueden ver aquí todo es tan extraño como en el último film de Darren Lynn Bousman llamado “REPO! THE GENETIC OPERA”, conocido en nuestro país sobre todo por la franquicia de terror, Saw. Este largometraje se pudo ver el pasado sábado en el incomparable marco del festival de Sitges. La obra se distingue por su fusión entre “Rocky horror Picture show” y “Blade runne”, según comentan los que han tenido la suerte de haberla visto, y además actualiza el género de la “ópera rock” con música original y un cuidado diseño de producción.


El reparto está integrado por consolidados actores en este género cinematográfico, como Paul Sorvino al que recordaréis por “Uno de los nuestros”, Alexa Vega por “Spy kids” o Anthony Head por sus catódicas apariciones en “Buffly la cazavampiros”. Además hay que sumar a la polifacética Paris Hilton que ya realizó una pequeña incursión cinematográfica en “La casa de cera” y la prestigiosa cantante de la ópera de Broadway “El Fantasma de la Ópera”, Sarah Brightman.


El filme se enmarca en el no tan lejano año 2056 y sitúa el argumento central en la aparición de una epidemia a lo largo de todo el planeta por la que los órganos comienzan a fallar. De la tragedia surge sin embargo un salvador: GeneCo, una compañía de biotecnología que ofrece trasplantes de órganos, pero a un precio, un coste que los “Hombres Repo” estarán dispuestos a asumir para aquellos que no puedan afrontar por sí solos. En un mundo en el que los adictos a la cirugía están enganchados a los calmantes y la ley permite el asesinato, una chica bajo vigilancia busca la cura para la extraña enfermedad que sufre y también información sobre la misteriosa historia de su familia. Tras ser arrastrada dentro del inquietante mundo de GeneCo, le resulta imposible volver. Pero todas sus preguntas encontrarán respuesta en un espectáculo esperadísimo: La Opera Genética, una ópera que sin duda, “¡no irían a ver tus padres!”.


Lo malo es que para ver este gran experimento habremos de esperar hasta el próximo 5 de diciembre, fecha en la que está previsto su estreno en la cartelera española. En fin, ir preparando los eurillos que esta película seguro que iremos todos de cabeza a verla.

Anuncios

9 Respuestas a “CAPUCHISMO Y GORRISMO

  1. En el laboratorio, estamos investigando la relación entre el capuchismo y la densidad de cámaras de vigilancia. No hay que olvidar que los monjes fueron los seres más convencidos de que una conciencia desconocida les vigilaba permanentemente.

    El gorrismo, eso sí, lo limitamos al consumo “de gorra”. Principalmente en los bares.

    Gracias por la dedicatoria. Me quito la capucha.

  2. Creo que me va a gustar la peli, en cuanto al gorrismo, si que son raros por esos lares, claro que aqui ya se esta imponiendo la moda de yanquilandia y tiene razón el Doctor que para algo lo es…. el mejor gorrismo el de los bares, tambien llamado hacerse el sueco o en su defecto tener siempre mucha prisa y ya hablaremos mañanajajajaja.

  3. efectivamente amigo, el tema gorra suele usarse para dar a entender a los demás lo malote que eres (porque te crees que yo siempre la llevo) precisamente, estos chavales de clase media-alta lo necesiten mas que nadie, complementos que demuestren que ellos tambien son malotes, aunque obviamente no lo sean. son niños de papa, pero intentan no ser tratados como tal.

    no creo que tenga nada que ver con ser introvertido, aunque a menudo puede usarse la capucha o la gorra para aislarse (seria como ponerse un “no disponible” en el MSN) y al mismo tiempo al demostrar que pasas de todo, sigues reafirmandote como chico “malote” del barrio.

    El resto la llevan simplemente por moda, moda que viene del movimiento hip-hop.

  4. jajaja me alucina que la lleve tanta gente, lo simpático que aqui eso nos lo contagiarán el año que viene, ya me veo comprando gorras jajaj

  5. De niño usaba sistemáticamente abrigos con capucha para la lluvia; a esa edad los paraguas se perdían ellos solos.
    Hoy en día, la capucha si acaso como adorno, pero con ella puesta todo se oye peor, y tengo la impresión de que me va a atropellar un camión. Va a ser que no. La gorra, tampoco, que me despeino.

    En cuanto a llevar esas cosas para parecer malote… Pero qué rollo es la adolescencia y secuelas. Eso de tener la autoestima con andamios y vestir como todo cristo para no llamar la atención y evitar ser víctima de gilipollas inseguros… Qué asco de años. Menos mal que todo eso quedó atrás hace ya unos cuantos lustros.
    Oiga. Este post suyo apesta a hormonas. jejejeje

  6. No tengo claro el porqué, pero me han entrado unas ganas locas de comprarme una gorra…

  7. Lo del gorro es moda hip-hop y lo de la gorra de beisbol es moda americanpaleto. Son modas, hombre… que si no se visten como los demás no se comen un rosco.

  8. JAJAJJAJAJJAJAJAJJAJAJJAJAJAJA, me parto, me ha encantado lo de ir de gorra. Yo si que me quito la capucha con el ingenio que usted derrocha con cada capítulo suyo mi estimado Dr. Repronto. Y prefiero al igual que mi estimada cinéfila el gorrismo en los bares, es más divertido.
    Ya sabía yo que quien nos iba a sacar de las tinieblas del gorrismo y capuchismo era usted, mi estimado DICK. No puedo estar más de acuerdo con usted una vez más, aunque no siempre, ya usted sabe por que lo digo.
    Mi estimado Cotu desde aquí le alentamos fervientemente a que salga a comprarse varias gorras, a cual más hortera, irá mejor, y desde luego no olvide coger varios colores porque la regola de oro si se ha fijado en las fotos es que debe ir conjuntado, no peude poner una gorra negra si va de verde, esperamos que lo entienda.
    Mi estimado Jmongil, menos mal como usted dice que lo de la adolescencia quedó lejos. El post pretende tener un carácter científico, y ya sabe usted que en la ciencia no hay nada como la evidencia, y yo le pongo varias, para el deleite de la audiencia.
    Pero mi estimado Gon, no sabía que este post tendría estos efectos secundarios, veo que usted es el segundo caso, me preocupa, me pondré a estudiar su caso.
    Y mi estiamdo Eulez, si el gorro es moda hip-hop y lo de la gorra de beisbol es moda americanpaletoentonces ¿qué son la capucha y la gorra a la vez? JAJAJAJAJAJAJAJAJAJJAJAJA

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s