CRISIS, WHAT CRISIS?

A parte de ser, posiblemente, el título de uno de los grandes long plays del siglo XX, muchos medios españoles inciden en la idea de que fue el tema estrella del segundo debate entre republicanos y demócratas. Si, porque anoche tuvo lugar el segundo debate entre Obama y McCain, retransmitido desde la universidad de Belmont, en Nashville, y que fue moderado por Tom Brokaw, periodista de la cadena NBC.

Ya podría aprender Manolo Campo Vidal o la señorita Viza, que se las dan de “que buenos somos como periodistas, que grandes moderadores somos”, cuando no existieron realmente en nuestros debates electorales. Vamos que un semáforo lo habría hecho mejor y más barato, sobre todo si lo comparamos con la destreza y la brizna de humor que derrochaba anoche el periodista norteamericano, que trataba a los dos contrincantes de igual a igual, eso si con mucha diplomacia, pero haciendo preguntas incisivas, que parecían salirse del guión, y daban al debate una gran soltura dentro de lo encorsetado que estaba.
Porque no nos engañemos, este segundo debate estaba tan encorsetado como los nuestros. Así, que imaginaros lo aburrido que podía llegar a ser en algunos momentos, y gracias a la dotes de mano izquierda de Tom Brokaw se convertían en soplos de aire fresco.
En lo que coincido con todos los periódicos españoles es que Obama se comió literalmente a McCain, que estuvo convincente, pero aquí empiezan las diferencias, fue un debate aburrido, lastrado por lo temas de siempre. Donde, al igual que en nuestros debates, los tiempos estaban claramente definidos y ninguno de los dos contrincantes se lo saltaba. En varios momentos se lo saltaron y pedían disculpas al moderador, y Tom Brokaw daba la posibilidad automáticamente al otro de responder.
Otra diferencia es que había público, que era activo, hacían preguntas a los candidatos, al igual que por internet podríamos haberlas hecho, pero no me sentí con ánimos. Así pues, los temas fueron diversos, desde la sanidad, educación, terrorismo, guerras varias, inclusive hablaron del tema Pakistán, que para ellos está empezando a ser otro forúnculo más en el mapa de sus relaciones internacionales, recuerden otros como Corea, Irán, etc., de los que pos supuesto también hablaron. Y eso hacía más ligero el debate. Así que no todo fue crisis, what crisis?

Otra cuestión llamativa es que el decorado era rojo y azul (previsible, los colores de la bandera), pero los contrincantes no estaban detrás de ninguna mesa, a diferencia de los nuestros que se refugiaban como colegiales en ella. Se movían por el paltó con mayor o menor soltura y fortuna. Me explico, MaCain es un venerable abuelo al que la cámara le saca los defectos rápidamente, es bajito. A diferencia de Obama que posee mejor percha, el republicano llevaba un traje que le hacía forma de tonel, y si el sumamos sus venerables andares, era como ver a Yoda andando por un plató de televisión. En cambio Obama jugó la baza de su juventud, sus movimientos era ágiles, incisivos, marcaba muy bien los puntos donde quería que la audiencia fijara su atención. Y derrochó mucho carisma. El pobre McCain estaba literalmente acorralado entre el público y su contrincante.
Si tenéis la posibilidad de volver a ver imágenes del debate fijaos en los zapatos, relucían como esmeraldas en el plató, y es que el formato del debate obligaba a ambos candidatos a no ocultar nada. Tenían todo a la vista, manos, pies, brazos. No podían tener ningún tic porque nos habríamos dado cuenta todos.
Esta mañana escuchando la radio me daba cuenta de lo harta que está la gente, el pueblo, la clase media, de oír hablar de crisis, guerras, etc. Están como pidiendo a gritos un cambio. Esto se parecen a las elecciones del 82 cuando ganó Felipe González con el famoso lema: “por el cambio”. Yo ahora empiezo a ver una posibilidad real de una posible victoria de Obama.
Pero independientemente de quién gane, la cuestión que se evidenciaba en el debate y de la que nadie, me refiero a ningún medio impreso o digital, os habrá hablado es que tanto las palabras de Obama como las de McCain dejaban traslucir un intervencionismo feroz en diversos puntos del mundo, uno por la vía económica y social, y el otro por la militar, lo que hacía que este humilde espectador se le pusieran los pelos como escarpias, y se dijera a si mismo: “Dios mío, se creen los salvadores del mundo” Pero lo que está claro es que prefiero al demócrata, sin duda alguna, porque daba miedo escuchar la lógica de McCain.

Pero lo que no cabe duda es que a los norteamericanos les encanta ver conspiraciones y que este debate ha causado tanta sensación como la película de la que hoy os voy a hablar, que no es otra que “EAGLE EYE”, aquí ha sido número uno en taquilla varias semanas. Desconozco el motivo por el que se ha traducido como “LA CONSPIRACIÓN DEL PÁNICO” , desafortunado título con el que llegará este viernes a nuestras pantallas y que seguro que pasará a la historia como otro título mal traducido, sobre todo porque no tiene nada que ver con la trama y es engañoso. En fin, este film dirigido por D.J. Caruso, del que todos recordamos aún su tullida “Disturbia” ahora regresa con un “inquietante” thriller en el que Jerry Shaw y Rachel Holloman son dos desconocidos que se encuentran por culpa de una misteriosa llamada de teléfono de una mujer a la que no conocen. Amenazando sus vidas y a sus familias, consigue que Rachel y Jerry se metan en situaciones cada vez más peligrosas, utilizando la tecnología de la vida cotidiana para seguir todos y cada uno de sus movimientos. A medida que las cosas se complican, estas dos personas normales y corrientes se convierten en los fugitivos más buscados de USA, y tienen que colaborar para averiguar qué está pasando en realidad y, lo que es aún más importante, por qué.

En resumidas cuentas este largometraje parte de una buena idea: ¿cuál es el precio de vivir en la sociedad de la seguridad donde estamos vigilados constantemente por cámaras de televisión y circuitos cerrados? La tecnología está en todas partes, nos rodea constantemente. En ambas ideas ya buceo con anterioridad el productor del film Steven Spielberg en su famosa “Minority report”, pero esta gran idea que naufraga una vez más por diversos motivos, por ejemplo su patriotismo insultante, lo inverosímil que puede llegar a ser la trama, su forma de rodar las escenas de acción que rozan lo increíble, y sobre todo que se descubra el pastel en mitad del metraje, perdiendo todo el gancho.

Este producto está hecho a mayor gloria del joven actor Shia LaBeouf, al que ya vimos en “Transformers” o “Indiana Jones 4”. Es tan malo que se lo come vivo su compañera de reparto Michelle Monaghan, que sabe encontrar un auténtico leitmotiv para desarrollar los aspectos más psicológicos de su personaje, otorgándole mayor credibilidad. Es que no hay nada como el amor materno para hacer las cosas más inverosímiles. Estamos una vez más ante el caso de que están mejor los secundarios que la estrellita del largometraje, Billy Bob Thornton o Rosario Dawson, están sensacionales, son eficaces siempre, además saben darle dobleces a sus personajes, otorgándoles otras posibles lecturas, dándoles de esta manera tres dimensiones y consecuentemente mayor credibilidad, qué menos se le puede pedir a un actor en Hollywood.  Por cierto, la voz del personaje femenino del teléfono es máss inquietante en inglés qeu en castellano y se la entiende perfectamente, así que una vez más, en caso de que decidáis obviar mi crítica e ir a verla, hacerlo en VOSE, ya veréis como os va a gustar el personaje femenino del teléfono. Caruso además, se permite el lujo de copiar a los maestros como Hitchcock o Frankenheimer, y encima lo hace fatal, podréis ver como fusila desde el final de “El hombre que sabía demasiado” al de “El mensajero del miedo” Es más, creo que quien ha puesto el título en castellano al film también ha bebido de estas fuentes.

Yo creo que una vez más es mejor ir sin ningún tipo de expectativa a verla en el caso de ser fan de Mr. LaBeouf o si lo tuyo son las películas trepidantes, en las que en las escenas de acción no acabas de ver nada en concreto. Desde aquí reivindico escenas de acción como las que podíamos ver en largometrajes como en “Bullit” o “The Gataway” ambos protagonizados por Steve McQueen. Ese si que era una estrella y no otros que se meten en proyectos de gran envergadura y no saben nadar en ellos. Es una más de héroes anónimos, así que no os dejéis engañar por la publicidad, por que el trailer es mejor que la cinta una vez más. posiblemente una de las grandes decepciones de la temporada.

TRAILER “LA CONSPIRACIÓN DEL PÁNICO”

Anuncios

8 Respuestas a “CRISIS, WHAT CRISIS?

  1. el debate lo vi ayer en directo, acabó sobre las 4 de la mañana, y una de las cosas que me di cuenta (tambien vi el primer debate) es el moderador, que realmente modera, asi que te doy toda la razón con lo que dices de la olga viza y compañia, que van de superperiodistas…

    y la peli, pues no se, mas de lo mismo me parece. Ya la veremos a ver que tal.

  2. El star system ha entrado definitivamente en la política… pero volviendo a temas serios, ciertamente tenía algo de esperanza en este film, pero de alguien con tan infame apellido no podíamos esperar mucho.

    Resulta cómico que rebose patrotismo a la vez que (en teoría) pone en duda todo un sistema enfocado a la seguridad/control de la población.

    Como siempre, un placer leerle.

    ¡1 saludo!

  3. Querido Alfie, espero que perdones mis desvaríos, pero al leer el título de la entrada no he podido evitar imaginarme a Jack Bauer dirigiéndose a la nación y soltando un: Crisis, what crisis?

    Espero y deseo que el Sr. Obama gane estas elecciones. No tiene nada que ver, pero me parece muy irónico que los grandes defensores del no intervencionismo estén ahora aplaudiendo el Plan del Sr. Bush… si al final resultarán ser comunistas!

    En cuanto a la película que comentas, no la he visto, pero sí es curioso el éxito que está cosechando el Sr. Lebouf éste gracia al Rey Midas… cuanto menos sospechoso, ¿no crees?

    Un abrazo!

  4. Eres una auténtica caja de sorpresas mi estimado Dick, yo me perdí el primer debate. Ayer averigue que se podía ver por internet a través de la página web de la CNN, porque aunque no te lo creas no tenemos televisión, porque es caro, y en los canales no hay nada nuevo que aportar al panorama catódico.
    Mi estimado redrumum, es una pena ver como una gran idea se queda en agua de borrajas, porque los primeros quince minutos o veinte son buenos, pero, ya sabe usted como son estos norteamericanos, cuando tienen que dar el do de pecho meten la pata hasta el corbejón.
    Y no puedo estar más de acuerdo una evz más con usted mi estimado Marchelo, y no se preocupe por los desvarios, a mi se me va la cabeza de vez en cuando, ya sabe usted el Alzehimer 😉

  5. ¡OBAMA, OBAMA, OBAMA, OBAMA, OBAMA!

  6. Tienes razón en lo que comentas de la Viza y el Campo Vidal, pero te olvidas de una cosa del servilismo que impera en este pais, llamado España. Eso de que son neutrales,apoliticos, yo diria que una m…., sino que le digan al Sr. Campo Vidal como aprobo las oposiciones en TVE para hacerlo fijo. Esas cosas pasan factura antes o mas bien despues, en este caso.Siempre al servicio de su señor, eso si, sin que se note. Yo tambien espero y deseo que gane Obama, para ver si se para este carrusel de una vez que nos tiene un poco atacados a todos. Pero no olvidaros que detrás de lo político estan los capitalistas esos que nunca salen en ningún sitio pero que son los que tienen el mogollón en sus manos.

  7. Ahí, ahí. Supertramp y su Sister Moonshine. Tremendo disco. Mi debilidad, Alfie. Me has pillao.

    En cuanto a las elecciones americanas… pues como siempre el candidato demócrata es mucho más prometedor que el republicano. O más bien, el demócrata es menos decepcionante que el otro. Aunque Obama, dejando a un lado su piquito de oro, veremos en qué fregados innecesarios se mete, aunque sólo sea que para demostrar que él también es un tipo duro. Que no se diga, leñe. Pero su propuesta de reforma sanitaria es insuficiente, una bazofia. Si lo soltase en algún país de Europa Occidental podría comer ensalada una semanita entera con las hortalizas que le iban a caer.

    “La conspiración del pánico”. Ya sólo el título mete miedo; huele a kms a petardazo. Siendo justos, se merece un par de pantallas en Madrid y Barcelano durante una semanita.
    Pero no. La estrenarán mañana en olor de multitudes y acaparará salas a lo largo y ancho del país en detrimento de otras mucho mejores. El mercado manda, claro.
    Shia LaBeouf, dado que basa su carrera en su físico, estaría más aprovechado en la jaula de un zoo ligerito de ropa para deleite de sus admiradores y recibiendo cacahuetes. Su presencia en el mundo del cine es un auténtico desperdicio. Y como decían Les Luthiers: “con un talento como el suyo tenerlo aquí es un desperdicio y tengo por costumbre… deshacerme de los desperdicios”.

    Saludos

  8. Mi estimado Kike, desde luego “QUE VI-VA OBA-MA” Por cierto,a esto pongale politono de manolo escobar 😉
    Que curioso lo que nos cuenta usted mi estimada Cinefila, ahora uno entiende determinadas cosas.
    JAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJJA, tiene usted el comentario justo siempre mi estimado Jmongil, me parto con lo de Les Luthiers. Que bien traido. Y desde luego que “sister moonshine” for ever. Es una pasada de tema, al igual que “another men’s woman”.
    Y para tod@s: espero que Obama gane, pero lo que me da miedo es lo que apunta Jmongil, a dónde nos llevará si gana, cómo se tomará las relaciones internacionales, será más intervencionista que los otros, ¿quien sabe? y ante todo primero tiene que ganar. Del patatas fritas McCain ni hablo, no merece la pena desperdiciar ni una letra en semejante politicucho de tres al cuarto.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s