EL PUENTE DE CRISTOBAL COLÓN

Anoche, amigos míos ha tenido lugar el tercer y último debate entre los dos aspirantes a la Casa Blanca. Esta vez el escenario era la Universidad de Hofstra, en Nueva York. Obama Y McCain se enfrentaron cara a cara, como si de un duelo sacado de western se tratara. El escenario mantenía la austeridad del anterior, los dos colores el azul y el rojo dominaban la escenografía. Y los dos contrincantes se vieron las caras juntas por última vez, así entramos en la recta final.


La síntesis de lo que se pudo ver anoche es que McCain ha perdido su tren definitivamente, ha perdido el debate, no ha conseguido su ansiado objetivo de acortar distancias. Ahora Obama le saca 13 puntos en intención de voto. Debéis de saber que para poder votar aquí el sistema no es como en España. El ciudadano debe inscribirse primero, y luego si cumple todos los requisitos podrá votar el día “E”, en este caso el próximo día 2 de noviembre.


Los comentaristas señalan que fue el mejor cara a cara, a mi me pareció más de lo mismo, no llegó a ser como el nuestro de aburrido porque esta vez el moderador cumplió una vez más con su misión, pero poco le faltó. La verdad es que con público tiene más morbillo el asunto, y sobre todo sin mesas, donde McCain escondía todos sus defectos físicos. Al igual que en el nuestro la niña de Rajoy salía a relucir de vez en cuando, anoche salió a relucir una vez más “Joe, el fontanero”, un personaje real llamado Joe Wurzelbacher, utilizado por McCain, con peor más que con mayor fortuna, durante toda la campaña intentando ilustrar el tema de la crisis económica. Además, el discurso de McCain se tornó catastrofista y dijo que si ganaba Obama Joe no conseguiría alcanzar sus sueños. Todo porque este fontanero de Toledo (Ohio) se quedará sin empleo por la subida de impuestos que quiere instaurar Obama. Lo que no dice el candidato demócrata es que la subida es para rentas altas y que el objetivo final del republicano es mejorar los servicios (sanidad, educación, etc.).


Lo que más me llama la atención es la frivolidad con la que en la radio hablaban hoy del debate. Es peor que en España. Parecía que se trataba de un partido de fútbol. Es más, el presentador. Que se llama TC, a parte de ser un cachondo mental, decía algo así: “La noche anterior a las elecciones me voy a ir de marcha, si llego a acostarme con una mujer entonces votaré por Obama” Debéis de saber que TC es un demócrata recalcitrante, vamos que quiere más a Obama que Gabilondo a Zapatero.


Pero volvamos al debate una vez más. Yo creo que genera toda una batería de preguntas, a las que sólo el tiempo y los resultados electorales llegarán darnos una solución:

  • ¿Los propios demócratas en masa votarán por Obama, o el color de su piel se convertirá en un hándicap?
  • La intención de voto que hay ahora ¿será un revulsivo para el electorado republicano y saldrán seguidores de McCain de debajo de las piedras en la Norteamérica profunda? Porque debéis saber que en intención de voto ambas costas son demócratas
  • Asociaciones como la del rifle, antes liderada por Charlton Heston, y otras parecidas ¿serán capaces de movilizar a la población en pro de McCain?

Lo que es evidente es que la campaña entra en la recta final. En las casas aparecen como setas carteles pidiendo el voto por uno de los candidatos, como nosotros estamos en la Costa Este dominado por el electorado demócrata, como bien os podréis imaginar, los carteles son todos pro OBAMA/BIDEN. Es como si trataran de concienciar a la gente que es posible tener un presdente negro. Así han hecho últimentente una serie de televisión en la que el presidente es afroamericano. Es más a Obama le tratan ya como si fuera una superhéroe de la Marvel, fijaos en la foto, en una tienda de comics de Nueva York esta joyita, que nos quedamos con ganas de comprarla, pero que obviamente no tenía sentido, por eso sólo le hice la foto.


Además, Oliver Stone ha estrenado este fin de semana su película “W” que es un biopic sobre la figura de George W. Bush, que en este caso es el actor Josh Brolin el que ha tenido la valentía de interpretarlo, y por cierto, da el pego, he visto el trailer en los cines y le ponen de alcohólico, etc. vamos que espero este fin de semana ir a verla, porque el morbo es verla ahora, en periodo preelectoral.

Así que sólo nos falta esperar al dos de noviembre para saber si esta enorme campaña pro Obama ha funcionado. Y digo grande porque hasta la campaña de McCain ha girado en torno a futuro presidente afroamericano de Estados Unidos, aunque me imagino que a estas alturas sabréis que nació en Hawaii, en Honolulu.

Este pasado fin de semana era especial porque sobre todo en Nueva York han disfrutado de un puente de cuatro días, con motivo de la celebración de la hispanidad, aquí le llaman “Christopher Columbus vacation”, traducción: “El puente de Cristobal Colón”. En el estado de Connecticut, el lunes los niños no han tenido colegio por ese motivo, pero el resto de mortales hemos tenido que trabajar, ha sido lectivo para todos, menos una vez más los profesores, ese colectivo suertudo. Así que la oleada de estrenos ha sido impresionante. La película que ha liderado el puente evidentemente ha sido infantil “Beverly Hills Chihuahua” y la segunda del raking con una recaudación de 15 millones de euros ha sido “Quarantine” el remake de “REC” que a pesar de haber tenido buena taquilla la crítica la ha vapuleado. Vosotros debéis esperar hasta después de navidad, sobre el nueve de enero, fecha estimada del estreno del film en España. Ambas han quedado por encima de “Body of lies” la nueva de Mr. Ridley Scott con Di Caprio y Crowe. Yo en cambio me fui a ver un largometraje que según me ha informado la distribuidora Columbia no llegará a España hasta febrero.

El título original es “NICK AND NORAH’S INFINITE PLAYLIST”, que podríamos traducir por “La lista de éxitos de Nick Y Nora”. Dirigida por el neoyorquino Peter Sollett, del que no hemos visto nada por España, y que en su filmografía este es su tercer film. En este caso se ha realizado un excelente trabajo con el guión de Lorene Scafaria basado en la novela homónima de Rachel Cohn, que nos narra la historia de Nick O’Leary, un universitario que lidera una curiosa banda de rock integrada por tres gays, que está perdidamente enamorado de Tris, a pesar de haber roto. Esta situación se verá alterada cuando Norah Silverberg en una noche de marcha loca por la ciudad de Nueva York le pide a Nick que sea su novio por tan sólo cinco minutos.

Así da comienzo esta desternillante comedia, que desarrolla toda su acción en una noche. En la que las situaciones son un tanto bizarras, pero no dejan de ser divertidas. Sollett dirige con pulso y ritmo este largometraje cargado de referencias a “Jo, que noche” del gran Martin Scorssese, mejorándola si se me permite la osadía. Además, como en el caso del maestro ítaloamericano, sabe sacar partido a la vida nocturna de la ciudad. En una de las localizaciones rueda con mucho la mejor secuencia del film, es en un estudio de grabación de música muy famoso que hay en la Gran Manzana. Es posiblemente la escena más romántica que uno haya visto en mucho tiempo, grabada con mucho estilo, profesionalidad y delicadeza.


Nada malo se puede decir de este reparto liderado por Michael Cera, que no para desde “Supersalidos” y Kat Dennings, de la ya podréis disfrutar de su belleza porque este fin de semana se ha estrenado en nuestro país “Una conejita en el campus” y da vida a Mona. Esta gran pareja están arropados por un conjunto de actores que interpretan a unos personajes verdaderamente delirantes. Tal es el caso de Ari Graynor que da vida a Caroline, la amiga borracha de Norah, o Aaron Yoo, Rafi Gavron y Jonathan B. Wright que se meten en la piel de los integrantes gays de la banda de rock de Nick. Pero la palma se la lleva como secundaria la señorita Graynor que tiene una delirante escena en unos baños públicos.


Aunque no quiero dejar de hablar de un extraño personaje que me llamó la atención, es el chicle, si lo leéis bien, llega a convertirse en uno de los personajes más divertidos del film. En contra de esta película juegan dos cosas, los rótulos de crédito y la ambientación inicial del largometraje que tienen aromas a “JUNO”, máxime cuando su principal secundario aquí lidera el reparto. Yo os recomiendo que cuando se vaya a estrenar en Febrero vayáis sin prejuicios y disfrutéis de una gran comedia.

Anuncios

7 Respuestas a “EL PUENTE DE CRISTOBAL COLÓN

  1. Hoy no me pongo tiquismiquis, porque no se me ocurre eh? que si no, no te escapas. Eeeeh, oye como me gustó Supersalidos, me parece una peli de lo más divertida, especialmente la pareja de polis. Nada, habrá que ver esta que dices, eso si, cuando esté en el Torrent, que yo por 8€ de “El Caballero Oscuro” para arriba…

  2. Pues osn muy bonitas las imágenes de Nueva York de noche, ese Skyline tan bonito, y no verlo en cine, pues que quieres que te diga es una pena. Yo los pagaría 😉

  3. Como anécdota, el papi de Josh Brolin, James, actuó en el Ala Oeste como candidato republicano contra el superdotado Bartlet, en su reelección.
    En el consiguiente debate electoral, el republicano fue vapuleado verbalmente por su contrincante para deleite de los espectadores.

  4. Tema elecciones USA: aquí el careo de los candidatos tuvo cobertura especial, a lo noche de Oscar casi. De madrugada hubo un especial con conexiones de corresponsales y debate en el estudio.

    Obama no es negro-negro, ¿no es curioso? Es como Denzel Washington o Tyra Banks. Si el color de su piel es un problema, imagináos lo difícil que será para un negraco tipo grillo carbonero. Como el de Idiocracia, a caballo entre Carl Weathers y James Brown, :P.

    Anoto las pelis recomendadas. Tengo ganas de ver ese biopic de Bush, aunque Oliver Stone se encariña demasiado de sus personajes célebres. Ya veremos, :).

    Saludos.

  5. Mi estimado Homo Insanus por eso dejaba caer el dato que es hawaiano, y no un negro zaino cuyas raices hayamos de buscarlas en el áfrica más profundo. Tu si que has sabido pillar el detalle. Ahí está. Gracias por darme el dato de que se retransmitió en plan la noche de los Oscars. Para ver la película de Oliver Stone me tengop que ir a una ciudad cercana porque en el pequeño pueblo donde resido no la ponen a pesar de tener más de nueve salas el cine. Aprovecharé este fin de semana, que creo que es de esos de los que se abre el cielo y no se cierra hasta dentro de cinco días, para ir a verla así que ya te contaré.
    Mi estimado Jmongil ¿en qué temporada pasaba eso? ¡Qué morbillo! ¿o no?

  6. Concretamente en la temporada 4, al final del primer mandato de Bartlett. Obtener la reelección fue un paseo (presidencial, claro).

    Es que los guionistas pintan al prota como todo lo contrario a Bush (pa joder): demócrata tirando a rojete (según los estándares de ese lado del charco), erudito hasta el hartazgo, galardonado con un Nóbel de economía (¡toma ya!), exgobernador de New Hampshire, descendiente de uno de los Padres Fundadores.
    Vamos, un auténtico alienígena de la política.

  7. JAJAJJAJAJAJAJAJAJAJA, me parto, de veras. Yo creo qeu vi la primera y segunda en la 2, ya sabes a horas raras. Después de esta sesión de política que me estoy dando creo que me veré todas seguidas para terminar de reventar.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s