CAMBIOS

Aquí los cambios tienen lugar muy rápido. Te pintan la carretera en una noche, un día estás con camiseta y al siguiente con jersey de lana. Los dueños de la casa llegaron el viernes pasado. Entre todos durante el fin de semana empezamos a realizar modificaciones en el jardín/huerta, como lo queráis llamar. Hizo un fin de semana con sol pero con una bajada de temperaturas gradual. Del viernes al lunes hubo un cambio espectacular, de repente mirabas al jardín y pensaba: es como si hubiera conocido tiempos mejores. Ahora fijaos en las fotos.

ANTES

DESPUÉS

La huerta desapareció, de repente la nevera se llenó de vegetales, el banco que estaba enfrente del pequeño estanque se fue a buscar un sitio más calentito donde pasar el invierno, al igual que las mesas y las sillas. Hemos pasado de la camiseta al jersey y forrito polar. La calefacción está en marcha a pesar del sol que se aprecia en las fotos.

Desmontamos el sistema de riego automático de los bonsais y nuestra casera con mucho mimo y talento los sacó de sus macetas y los plantó en la tierra. Ese es el secreto para sobrevivir al invierno. Estar plantado en la tierra de verdad. Si se hubieran quedado en sus macetas se habrían congelado. Yo encambio me tengo que tomar la couldina para sobrevivir a los primeros costipados que ya han hecho aparición. En el campus ya están vacunando gratuitamente de la gripe, pero para mi una vez más es tarde. Ya lo he pillado.

Ahora en el jardín sólo queda el columpio como testigo imperecedero de que pasó una primavera y un verano, que estamos en el otoño y nos dirigimos al crudo invierno. Las heladas matutinas no se han hecho esperar, han llamado el pasado lunes a nuestra puerta. Han cubierto de escarcha el coche, ese es el motivo por el que ahora si ya utilizamos el garaje. Así duerme más calentito de noche, y de día se queda fuera tomando el sol como los lagartos.

Ya sabéis todos que me encantan los cambios, y para que veáis que no todo son recuerdos de algo que pasó, aquí os presento a mis nuevos amigos matutinos. Vienen a las once en punto a comer, parecen tener puntualidad británica, pero se de sobra que son norteamericanos.

Así que todos nos estamos preparando para el siguiente cambio que son las nieves, no sé si las llegaremos a ver, pero con el frío que se está empezando notar, no creo que tarde en llegar, ya os contaré. Si nieva tenemos a nuestra disposición trineos y esquís de fondo. Algo que me encanta ver en el cine son los paisajes nevados y si tienen trenes ya no te cuento, así que imaginaros lo que disfruté viendo la última película de Brad Anderson “TRANSSIBERIAN”. Este norteamericano es muy inquietante, me encantó su “Sesión 9” y me pareció muy curiosa su “Maquinista” Es un director que no te deja indiferente. Sabe crear atmósferas.

En este nuevo largometraje nos cuenta la historia de una pareja americana Roy y Jessie, que tras una reciente estancia en Pekín, deciden hacer el largo viaje de vuelta a casa en el famoso tren “Transiberiano”. Allí conocen a otra pareja, Carlos y Abby, con los que rápidamente entablan una relación. Cuando Roy no sube al tren tras una de las paradas, Carlos y Abby se ofrecen a esperarle con Jessie en la próxima estación. Es entonces cuando ésta empieza a darse cuenta de que sus compañeros de viaje no son exactamente quienes aparentan ser. Lo que tendría que haber sido un viaje placentero se complicará todavía más al verse inesperadamente relacionados con la investigación llevada a cabo por el oficial Grinko, un agente ruso dedicado a la lucha contra el narcotráfico.

El peso de la película recae en los actores Emily Mortimer, Woody Harrelson, que integran la pareja norteamericana. Eduardo Noriega y Kate Mara que son la extraña pareja. Y finalmente tenemos al Ben Kingsley, soberbio, eficaz, increíble. Da igual que le metas a hacer de Gandhi que de ladrón sofisticado. Este británico es uno de los pocos que puedes decir que salvan un proyecto.

Este largometraje escrito a mano a mano entre el propio Anderson y Will Conroy, se aleja por completo de los anteriores relatos introspectivos o de seres fantasmales y tomentos del pasado variados; para adentrarse en un film muy curioso que está muy bien tejido y que se articula sobre dos ejes argumentales que nos os voy a desvelar. Acabando este producto por tener una factura impecable, que posee aromas absolutamente hitchcockianos. La trama tiene garra, fuerza. El reparto se entrega absolutamente a la lente de Anderson que es capaz de adentrarse a sus pensamientos más íntimos, pero sin llegar a desvelar la verdadera identidad de cada personaje o de su verdadera gallardía.

La película se ha rodado entre Lituania, España y China. Los paisajes son una verdadera pasada. Te entran unas ganas de viajar en ese tren impresionantes. Además sabe rentabilizar tanto el marco natural con las escenas de acción, realizadas como siempre, y no con la nueva moda videoclipera que dan ganas de tomarse un Torecan para ver si se le pasa a uno el mareo. Todo para que el espectador no pueda hacerse una idea de donde transcurre la acción, y poder hacer cosas que son inverosímiles. Como la escenografía del propio tren, generando momentos muy angustiosos, ahí es donde se nota el talento de este director. Intento recordar ahora películas que transcurran en un tren y que sean malas o que me hayan defraudado, y no me acuerdo de ninguna. Desde la estupenda “Asesinato en el Orient Express” del gran Lumet, pasando “Extraños en un tren” del maestro Alfred Hitchcock o por “Testigo accidental” del irregular Peter Hyams o “El tren del infierno” de Andrei Konchalovsky. Todas son geniales.

Esta puede ser una gran oportunidad para descubrir a un gran realizador, que tiene madera, que sabe hacer las cosas de una forma correcta, que sabe y entiende lo que es el cine clásico, pero que también, hace cosas más experimentales como “El maquinista” o “Sesión 9” que también os recomiendo. Si apostáis por este largometraje no os fallará, es una apuesta segura, ya se sabe en el diseño y la moda lo clásico siempre triunfa.

Además, tuve la suerte de ver este film en el “cinestudio”, un cine como los de toda la vida, con cortina que subía al comienzo de la proyección y que bajaba al finalizar los rótulos de crédito, momento en que se me encogió el corazoncito. Ahora en el cine cuando acaba la película y los rótulos están pasando tienes a todo el mundo saliendo en espantada y a los empelados del cien recogiendo la basura de los palomiteros. Además, tenía el suelo de madera y las butacas de esas antiguas que son un poco incómodas. Era flipante volver a ver un patio de butacas con su entresuelo. Yo me subía al entresuelo, y era una pasada ver los maravillosos paisajes nevados casi en frente de tu cara.

Por cierto no quiero acabar sin contaros la anécdota del visonado. Hay un momento, ene l qeu se las están haciendo pasar uy gordas a la pareja norteamericana y el personaje encarnado por Woody Harrelson dice: “Somos norteamericanos” A lo que la platea interactuó con una sonora multicarcajada, incluida la mía. Eso me dejó muy descolocado, deberá ser que estamos en la costa este. No sé. Que cada uno lo interprete a su manera. Ahora si, os dejo con el trailer del film.

TRAILER “TRANSSIBERIAN”

Anuncios

11 Respuestas a “CAMBIOS

  1. Estooooo
    muy bonitas las fotos si señor…
    peroooooo
    “Transsiberian”….madre mia del amor hermoso….pero si es muy aburrida…la parte final es un poco mejor…pero vamossssssss
    Su “Session 9” me fascinó sin duda, “El maquinista” me aburrió y me pareció que intentó ser Lynch en “Carretera perdida” y se quedó en “no tengo ni puta idea que hacer con esta peli y encima le meto un final moralista” y esta última no me parece nada del otro mundo….
    saludos amigo

  2. a que son geniales las Squirells estan por todas partes!!! me han gustado las fotos, la casa parece increíble, una de las cosas que más me llamó la atención cuando estuve por aquellos parajes el año pasado fue que ya estan todos los adornos de Halloween puestos un mes antes, está claro que a 9 dias hasta los más rezagados lo tendrán ya, en cuanto a transsiberian no la he visto, pero si la pones tan bien…

  3. A mí El maquinista me pareció muy influenciada, pero mucho, por La escalera de Jacob. Tanto que… no me gustó un pelo.

    Pero es cierto, los trenes en cine dan mucho juego y son inspiradores, porque es verdad, salen pelis muy resultonas con ellos como escenario.

    Saludos.

  4. Me ha encantado la ardilla y el pajaro (parece un carpintero) ¿o lo es? boniya y bucolico paisaje mañanero, de esos que te hace sonreir y empezar el día estupendamente o sea de p…madre. No veo yo al Eduardo Noriega como muy buen actor, perooo…. claro como eso tambien depende del director de la peli, es posible que este hasta interesante. No se, tengo que pensar en los aurelios que esta el país muy caro y a lo mejor otra alternativa es mejor. Tengo que comentarte que el otro día he visto “El jardinero fiel” despues de haber leido el libro me ha sabido a poco, pero clarooo como siempre hay peliculas que es mejor el libro, aunque no me ha defraudado era una apuesta dificil de solventar y como cine siempre es cine y me gusta hasta las de Almodovar (alguna no todas)pues pase un buen rato. Esos amores son los que de verdad te dejan el corazón partió como diria Alejandro.

  5. Que bueno lo de las risotadas en el cine. Eso demuestra, sin lugar a dudas, que estáis en el EEUU civilizado.

    Por cierto ¿no tenéis fotos de los dueños? Es que tengo curiosidad por verles las pintillas.

  6. Ya os habréis dado cuenta de que aunque Connecticut está en la misma latitud que la mitad norte de España, las temperaturas suelen ser bastante más extremas. Y eso que no estáis a mucha altitud.

    Es que los climas de las fachadas orientales de los continentes son muy jodidos.

    ¿Qué tal te apañas con las cadenas para el hielo?

  7. JAJAJAJAJAJAJAJA Mi estimado Angel JAJAJAJAJAJAJA Ha desatado toda mi hilaridad con su comentario. Estoy de acuerdo solo en parte, que no sabía hacia donde tirar con “el maquinista”, de acuerdo. Pero a mi no me pareció tan aburrida “Transsiberian”. Debe ser que he visto muchos truños por aquí. No fuera de bromas, tengo un par de taras cinematográficas, una los trenes y otra los paisajes nevados, como Fargo, etc. Así que si los mezclas ya lo tiene que hacer rematadamente mal para que le suspenda. Y realmente no lo hace mal Anderson. La factura es clásica, absolutamente. Eso puede que nos lleve al punto que la trama pueda ser predecible en algunos momentos, pero el giro que toma a mitad de metraje le beneficia sobremanera. Yo llegue tarde a la proyección, me dijeron que cinco minutos (un poco antes de la introducción de la pareja de Eduardo Noriega) No sé si eso también influye mi estimado Ángel.
    Cotu, como bien dices ya están en marcha, hasta las luces con calabacitas.
    Mi estimado HomoInsanus, yo creo que esta de trenes le va a gustar, ya verá lo bien que rentabiliza el medio de locomoción y los paisajes.
    Mi estimada cinéfila, en efecto es una variedad de carpintero que tenemos por aquí. En cuanto a Noriega, no lo ahce mal, consigue moverse muy bien el eregsitro de la ambiguedad de si su personaje es bueno o malo, eso creo que gracias a Anderson, que le dirige muy bien. Me alegro que por fin haya visto un film que le he recomendado muchas veces “El jardinero fiel” COmo siempre la novela es diferente y sabe a más porque cuenta más cosas, eso son las ventajas de los libros, pero el film de Miralles es excelente. Debería haberlo hecho al revés.
    Mi estimado Eulez, ¿se refiere usted a los dueños del cine o de la casa? Si es al del cine, si le conozco porque me lo presentaron en un mercadillo, porque vive en Storrs, es vecinillo nuestro, y no no tengo foto de él. En cuanto a los de la casa, si tenemos y se las enseñaremos in person, preferimos mantenerles en el economato de la blogosfera, como diría Gomaespuma.
    Joer, mi estimado JMongil, ¡que no tenemos cadenas para el hielo!, me acaba de preocupar, así que pregutnaré si es necesario que las compremos. Y en respuesta a su pregunta, nunca las he peusto, me imagino que debe ser jodido, sobre todo por el frío.

  8. Bueno, con un poco de suerte, estaréis de vuelta antes de que empiece a ponerse el tiempo chungo.

  9. Eso espero, mi estimado Jmongil, eso espero, por Dios que no me quiero ver metido en uan nevada en plan Misery. Y que una enfermera loca me corte la pierna. ¡Nooooo!, ¡por Dios!

  10. jajajaja cuanta imaginación mi querido Alfi, he leido el libro antes poruqe cayo en mis manos este verano y como bien sabe soy una lectora empedernida, luego me llamó la atención que pusieran la pelicula en la tele y pese a la publicidad que ya sabe usted muy que odio, no pude resisit la tentación y la ví, para ver sobre todo, como resolvia el director los pases entre el pasado y el presente. Una delicia la verdad, me encanto, ese es el amor que todos quisieramos despertar en los demás. Bueno que me pongooo romanticaaaa jajajaja

  11. Mi estimada cinéfila, es bueno ponerse romántica de vez en cuando, ¿por qué no?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s