EL PRECIO DEL SABER

La Universidad de Connecticut acoge ahora mismo a unos 11.000 estudiantes que residen en el campus en Storrs, porque hay muchos más, y otros tantos miles más viviendo en la vecindad del recinto. Los alumnos están obligados a vivir los dos primeros años dentro del campus, en las residencias, y en el tercer curso ya pueden decidir si emanciparse y vivir fuera del recinto, o continuar en la residencia. Están muy bien equipadas, poseen desde canchas de voleibol, baloncesto, hasta cuartos de estudio y de juegos, cuartos de recreo y lavanderías. La gran mayoría son compartidas por ambos sexos, de tal forma que se alternan entre un piso de mujeres y un piso de hombres.

La solicitud para admisión en la Universidad es competitiva, como en España. Al revisar la solicitud se da más énfasis al récord obtenido en el instituto, rango de clase, nota promedio y el resultado de su SAT o ACT. Tras estas siglas se esconden unos exámenes que son como nuestra selectividad. En función de la universidad te piden uno u otro o los dos. También toman muy en consideración el ensayo que se les requiere en la solicitud, así como las cartas de recomendación opcionales y actividades extracurriculares. Vamos que entrar aquí no es fácil. Pero el principal factor limitante es una vez más el dinero.

Estudiar un año en esta universidad pública, insisto en el concepto de pública, es muy caro. Por cierto, debéis saber que las famosas Yale y Harvard también son públicas. Ahora os voy a contar los gastos que estima la universidad que el estudiante realiza en un año académico.

Estar un año hospedado en la residencia de estudiantes sale por unos 5.090 $. La comida en la facultad, sin incluir los periodos de vacaciones y días festivos, cuesta 4.210 $. Ese es el principal motivo por el que ningún estudiante se hace la comida, porque ya la ha pagado y pasan una especie de tarjeta como para fichar que han comido ese día. La póliza del seguro médico son otros 817 $. Los libros y material estudiantil son otros 800 $. En gastos personales estiman que te puedes gastar en un año como unos 1.800 $. Así que el montante que precisa para vivir un estudiante en la UCONN son más o menos unos 12,717 $. Que se dice pronto.

Ahora bien, a eso hay que sumarle las tasas y la matriculación en la universidad que asciende a 24.030 $. Vamos que una familia debe preparar un mínimo de 37.000 dólares para cubrir sólo un año académico. La ayuda financiera, incluyendo becas y préstamos, solamente están disponibles para ciudadanos estadounidenses y residentes permanentes. Y el acceso a ellas es un tanto limitado. En estos casos debes ser una eminencia o ser el mejor en algún deporte. Lo más valorado como os podéis imaginar es el fútbol americano y el baloncesto.

Por eso aquí en muchas familias cuando nace el hijo se comienza a ahorrar. Ese dinero es intocable y posee un enorme valor. Así que oír hablar aquí de que un banco va a la quiebra o cosa parecida por la crisis, es tocar la fibra sensible a muchas familias estadounidenses. Si la familia no ha podido ahorrar queda la salida de pedir un préstamo hipotecario que el alumno pagará cuando se haya licenciado. Luego puede darse el caso que pague la hipoteca de la casa más la de su carrera. Luego pagar dos o más hipotecas aquí está a la orden del día.

Existe otra posibilidad, y es la que algunos alumnos toman. Es tan simple como dar su vida por la patria. Es decir, se alistan en el ejército. La armada cubre los gastos de la universidad. Eso sí, ellos van a Irak, Afganistán o donde toque ir. Por eso los soldados son todos muy jóvenes. Ahora que el frente exterior está candente hemos visito realizar reclutamiento activo durante los primeros días de septiembre, coincidiendo con el comienzo del curso, en la plaza frente al Pabellón Harry Gampel. O puedes ver en pleno Times Square en Nueva York un centro de reclutamiento. Pero aquí hay necesidad de soldados, por eso los hay hasta en los centros comerciales. Concretamente el nuestro está justo al lado del cine donde puedes ver esta perla de vídeo. Tomaos dos minutos y medio para ver este clip. No os podéis imaginar lo que esconde. De veras es importante para que acabéis de entender que pasa aquí.

WARRIOR

Yo veo este anuncio cada vez que voy a ver una película independientemente del cine al que vaya. No os podéis imaginar lo que me pudo impresionar la primera vez que lo vi. Es todo un monumento de propaganda. Eso por no hablar de ver a un militar pasearse por el campus de la UCONN. Imaginaos que estáis en la universidad, me da igual que sea Bellaterra en Barcelona, que la Complutense de Madrid. Estáis comiendo tranquilamente y de repente empezáis a ver soldados pasar a vuestro alrededor que se sientas todos juntos a comer en la mesa de al lado. Por nuestro pasado os sobrecogeríais de mala manera. Además, en nuestros campus no pueden entrar ni la policía ni los militares a no ser que el rector lo diga, y hace mucho tiempo que los militares tienen prohibido andar vestidos de uniforme por la ciudad.

 

Así que uno comprende el sistema cada día un poquito más, es como es, y por supuesto doy gracias por la suerte que tengo por haber podido estudiar dos carreras, eso sin tener que dar mi vida por la patria. Serian mejores o peores los profesores, pero de lo que no cabe duda es que algo aprendí. Y por eso, ahora vosotros estáis disfrutando de todo lo que aprendí en estas crónicas transoceánicas que os escribo de lunes a viernes. Este es el precio del liberalismo a ultranza amigos.

Un precio tan caro como el que puede llegar a pagar el protagonista de la nueva película de Ridley Scott “RED DE MENTIRAS” protagonizada por Russell Crowe y Leonardo Di Caprio en los principales papeles. Está basada en la novela del mismo título del autor David Ignatius, un periodista veterano que cubrió los casos de la CIA y Oriente Medio durante 10 años para The Wall Street Journal, antes de unirse a The Washington Post, donde en la actualidad es editor asociado y columnista.

La trama se centra en Roger Ferris, que obviamente es el mejor agente de campo del que dispone el Servicio de Inteligencia de los Estados Unidos en lugares donde una vida humana vale tanto como la información que puede proporcionarte. A medida que avanza el film vamos descubriendo las diferentes operaciones que le llevan por todo el mundo, la vida de Ferris depende a menudo de la voz que escucha al otro lado de una línea de teléfono segura, el veterano de la CIA Ed Hoffman. Mientras diseña estrategias desde un portátil en un barrio residencial de las afueras de la urbe, Hoffman sigue la pista de un líder terrorista emergente que ha organizado una campaña de bombardeos, eludiendo a la más sofisticada red de inteligencia del mundo. Para sacar a la luz al terrorista, Ferris tendrá que penetrar en su turbio mundo, pero cuanto más se acerque a su objetivo, más consciente será que la confianza es un bien peligroso y al mismo tiempo lo único que puede sacarle de allí vivo.

Este es el punto de partida de un lamentable film. Ridley Scott no sabe encontrar el tempo de la trama, que por supuesto carece de cualquier brizna de suspense. Eso si la factura es impecable, la fotografía espectacular, las interpretaciones soberbias por parte de todo el elenco, pero le falta vida a este largometraje. Es frío, es aburrido. Eso por no hablar de la soterrada carga de propaganda que lleva el film. No entiendo como puede llegar a ser tan conservador este realizador. Así como al final de “Gladiator” le faltaba venderte la hamburguesa, aquí lo hace sin problemas.

Los personajes están muy desdibujados, así que pretender llegar a entender la psicología de algunos personajes es más que un laborioso pasatiempo, porque no nos da esa información. Eso en este film es un fallo terrible. Porque pretende ser emocionalmente intenso, y acaba siendo tedioso. Incluso llega un momento que te desconectas de la trama porque te da igual, sabes perfectamente como va a acabar, y como siempre es de una forma espectacular y por alguien, que no te esperas porque de repente le da el punto y cambia de opinión. No te lo explica porque yo creo que a Scott le da igual, sólo quiere poner una ensalada de tiros sin sentido.

Eso si, tiene momentos muy brillantes como ver como está metido Ferris en un fregado importante mientras que Hoffman, el jefe, está realizando su vida cotidiana con sus hijos. Jefe que está absolutamente diluido en el argumento, que no llegas nunca a entender sus motivaciones, así evidentemente no podemos llegar a ningún lado. Desaprovechando un argumento que podría haber dado mucho juego, una historia que podría haber sido apasionante se pierde en un laberinto de giros sin sentido. Es una verdadera pena porque podría haber creado posiblemente la película definitiva de espías. Pero en fin, uno ya empieza a pensar que este realizador es muy irregular, que está perdiendo fuerza narrativa, que sabe encontrar buenas historias que luego desaprovecha sin temor a que el público o la crítica le de la espalda.

Así pues, ahorren amigos, no merece la pena pagar un duro por ver este film lastrado por el ego de su realizador y de su visión del actual panorama político. Cualquiera de vosotros que haya estado recientemente por Siria o Jordania, no acabará de creerse determinados aspectos políticos del largometraje. En resumidas cuentas, es una cinta que versa sobre la mentira y el proceso mediante el cual engañamos a nuestros adversarios, y lo terrible de la historia es que el mensaje final es que tener conciencia es malo, porque no te deja llevar a cabo correctamente tu trabajo y dejas de ser eficaz. Me niego a recomendar semejante producto.

Anuncios

11 Respuestas a “EL PRECIO DEL SABER

  1. Ahí, ahí, dando caña! Está claro que somos afortunados por haber podido estudiar sin que nuestros padres hayan tenido que vender un riñón. Es algo que hay que defender a toda costa, porque una vez perdido, es complicado recuperarlo. En EEUU han entrado en una perversa dinámica de “no me subas los impuestos” que lleva a este tipo de cosas. Y aquí la derecha insiste en bajar impuestos…

    Es curioso eso que dices de que “cualquiera de vosotros que haya estado recientemente por Siria o Jordania…” eeeeh, parece que estés diciendo “cualquiera de vosotros cuando paseáis por el salón de vuestro piso…” ¡Coño! ¿Quién ha estado en Siria y Jordania? Vosotros, los de la secta del camello ese ya ya está! Como si tal cosa, irse de vacaciones a Oriente Próximo y tal, que hace buen tiempo… casi nada.

  2. Como siempre acertado en el contenido de su exposición “que suerte” ¿podría ser mejor? no lo sabemos, lo que si sabemos porque comparamos es que es mas duro fuera que aqui, que realmente a lo mejor, esta, es la tierra de las oportunidades y por eso hay quien se juega la vida en una pantera, porque las voces corren y se comenta. Igual que en el pasado todos querian ir a EE.UU., como tierra de oportunidades. En fin siento lo que cuenta de R.Cr., ya que es un actor que me gusta mucho y el director tambien, espero que la pongan en la tele y la veremos y haber gastado un aurelio. Siga contando cosas de esa tierra de promesas y oportunidades. Por cierto las fotos a los militares se las dejaron hacer sin mas.

  3. Mi estimado Eulez, desde luego que hay que defenderlo con uñas y dientes, que los neoliberales como por regla general tienen la vida resuelta y les da igual todo. Salvo cuando las cosas se tuercen y claro van donde sea, aunque sea público. La gente no entiende lo importante que es pagar impuestos. El sistema realmente depende de ello, pero pagar todos en función de loque se gane, eso es lo justo, par ano ver casos como los que vemos aquí, tiernos infantes, qeu no saben donde tienen la derecha y metidos en un fregado importante sólo por carecer de recursos. Ya lo decía mi madre que es muy sabia a veces: uno no sabe o valora lo que tiene hasta que lo pierde. Y ¡jo!, que era una forma de hablar mi estimado Eulez. Ya sé que los de la secta dromedaria somos unos privilegiados 😉
    Mi estimada cinéfila, yo como reportero fotgráfico no le pido a la gente que pose para la foto, la hago sin más. Intento ser discreto. Lo único que busco es ilustrar mis palabras. Menudoc orte ir a la gente diciéndole: Oiga por favor, ¿me deja hacerle una foto? Pero haga como si no me viera 😛 No sé lo veo complicado. Me tiro mucho tiempo recolectando fotos y cuando tengo las imágenes compongo el texto. Lo que si me pasó fue que un viernes una de las mesas grandes de Union Student se llenó de militares jóvenes, les quise hacer una foto, pero fue imposible no se dejaron. Eso me pasó por pedir permiso, porque imagínese usted lo buena que era.

  4. America…tierra de oportunidades!!!!
    y me ha desinflado bastante su crítica a “red de mentiras”, aunque creo que la iré a ver…después de todo la cartelera en España en Noviembre salvo Bond trae poquitas cosas

  5. Ya me parecia a mi que esos jóvenes salvadores de la patria estaban pillados a la ligui que diria un castizo. Gracias por la explicación y siga, siga así mi estimado reportero, que yo continuare reyendole con autentico interes jajajaja, otra VEZ MAS FELICIDADES.

  6. Jooooderr con el clip del U.S.Army. Qué uso de la música tan brillante. Eso sí que es marketing. Así no me estraña que los yankis se hagan pis de la emoción cada vez que ven su bandera o escuchan Barras y Estrellas.
    Lástima que el rock duro no me vaya. Si lo llegan a montar con una cantata de Bach, a lo mejor hasta me enrolo. jejejeje

    Y ese plano en que el Humbee se para ante el niño de la pelota… si no fuera porque el vídeo va en serio, pues de lo contrario parecería una coña marinera.

    En cuanto a Ridley Scott… debería volver a la Escuela de Cinematografía y matricularse en un curso monográfico de sus mejores películas, pero como alumno, a ver si vuelve a aprender su oficio.
    Ya le vale.

  7. Buenas Alfie!!

    Pues menuda decepción lo de “Red de mentiras”, la estaba esperando con ganas, me encanta Rusell Crowe… American Gangster era buena, pero no tan buena como podría haber sido, también fría como tu dices de “Red de mentiras”.

    Bueno, que vaya todo bien!

  8. No para usted de escribir crónicas!! me ausento unos días y me encuentro reflexiones estupendas sobre el modo de vida americano. Yo he tenido personas muy cercanas viviendo esa experiencia y siempre he sido bastante defensor de ese sistema utilizado por allí, aunque con “peros” claro, como en cualquier sociedad, y es que yo y el tema militarismo no nos llevamos nada bien XD.
    Sobre la película, me lo imaginaba, no se que le pasa ultimamente a este hombre.
    Saludos!

  9. A todos, es cierto que como dice mi estimado Jmongil Ridley Scott debería hacer un master de dirección de cine visionando sus mejores películas, véase “Los duelistas” “Alien””Blade Runner””Thelma y Lousie” Creo que se está acomodando, que vive de las rentas. El morbillo o cierto suspense de “La sombra del testigo” aquí desaparece. Es plana y fría, llega a aburrir porque encima estira el metraje como ya hizo en “American ganster” para recontarnos lo ya contado. Es muy regular la película tirando a mala. Pero ya su nombre vende, no me lo explico.
    Aquí ha tenido más éxito “la conspiración del pánico” que esta. Por lo menos la gente habla más de una que de otra. Así que lo siento, mi estimado Marchelo.
    Lo importante y lo que quería resaltar del post es que el liberalismo a ultranza genera problemas horribles como el que os ponía de manifiesto, muchos de vosotros habéis ido o estáis en la universidad, imaginaros que os digo que para estar donde estáis os tenéis que dar un tripazo en Irak o en Afganistan. No creo que os haga demasiada gracia, y esto no es ciencia ficción, esto ocurre en el mundo y es lo que os quería ilustrar. Ahora en Madrid por las noticias que me llegan el sector sanitario y universitario están en pelígro porque Esperanza Aguirre los quiere privatizar soterradamente ambos campos. Hasta el punto que por lo visto hay reuniones a petit comité y por supuesto, los sindicatos están ¿dónde están? Creo que los están buscando. Una vez más no defienden ni a la sociedad ni al trabajador. El problema es que no sabemos defender lo que tenemos, el probema es lo que decía mi estiamdo Eulez, no sabemos lo que tenemos hasta que lo perdemos. Y otra cosa más, mucha gente se ah dejado el pellejo y la sangre hace tiempo para que nosotros vivamos como vivimos, es uan pena ver como las mejoras sociales y laborales se van por el retrete una vez más poco a poco.

  10. Oiga!!!
    a mi me ha gustado!!!
    es sencilla, directa y entretenida…

  11. Entiendo lo que me dice, mi estimado Angel, pero es muy conservadora en todos los parámetros. No considero entretenido el metraje porque está lasstrado, le falta ritmo, vida. Va muy lenta la acción, no como te la muestra con ese montaje a caballo del videoclip y el videojuego. Me refiero a que el juego que prentede, y que em parece interesante no acaba de cuajar. Eso por no hablar de la propaganda, que falta que veas a los niños árabes comiendose una hamburguesa del McDonalds.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s