HALLOWEEN

Me imagino los cementerios españoles con sus tumbas pobladas ahora de flores, como si se tratara de una primavera tardía. Por aquí ni San Pedro fue al cementerio, debe ser que como ven a sus muertos en su vida cotidiana, la lógica pregunta es ¿tiene algún sentido acudir el día de todos los santos al cementerio? Pues no. Esa es mi explicación. Aquí los cementerios no se han engalanado como presumo que estarán los nuestros ahora. Tampoco el viernes o el sábado he visto a la gente acudir al cementerio a visitar a sus difuntos. Creo que por aquí no hay esa tradición.

Pero lo que si es una tradición es la festividad pagana del Halloween. Su nombre es una derivación de la expresión inglesa All Hallow’s Eve, que se puede traducir como Víspera del Día de los Santos. El viernes por la mañana todo empezaba poco a poco a tomar cuerpo. Algunos estudiantes iban a clase disfrazados de las cosas más curiosas. A pesar de que las temperaturas no hacen más que bajar, y rondamos los cero grados centígrados, el ambiente no puede estar más caldeado. Al caer la noche, a pesar del frío, podías ver a chicas guapísimas vestidas de conejitas del Playboy. Divertidísimo. Nos disfrazamos de ultracuerpos, fuimos a recoger a amiguetes de la zona y nos fuimos de marcha a Providence (para que os hagáis una idea, es como estar en Madrid e irse de farra a Toledo). No os podéis imaginar el ambientazo que había. Las calles llenas de gente disfrazada. Había un buen rollismo en el ambiente importante. El disfraz que más sensación ha causado ha sido el de Sarah Palin. Es más fue el ganador de la noche en el garito que estábamos que se llamaba “The dark lady”. Pero vamos había de todo, los más típicos imaginaos entre los chicos como no puede ser de otro modo policía, Julio Cesar, mecánicos, militares. En el caso de las chicas, novia zombi, Frank-N-Futher, bailarinas. La decoración de los garitos estaba poblada de telarañas, lápidas, fantasmas, etc. Un camarero vestido de científico se pasaba con una gradilla, con tubos de ensayo. Así por un dólar podías tomar un chupito. Lo malo, a las dos todo cerrado. Así que regresamos a Storrs sin problemas. Manteniendo el programa nos fuimos de nuevo el sábado a Cape Cop, recordad al cabo bacalao, concretamente a Provincetown. Más de uno habría dado su dedo meñique por haber estado allí. Os cuento el motivo.

Encontrar sitio para dormir no fue difícil, porque la afluencia de turistas en esta época del año a este placentero pueblo pesquero es más bien baja. Es más, nos salió más barato que hace un mes. El ambiente era totalmente diferente, estaba aparentemente mortecino, como si hubiera vivido momentos mejores, pero mantenía su increíble y bohemio encanto. Las tiendas se vistieron de gala para tan señalado día. Tras dar una vuelta y cenar, fuimos a tomar una copita, ya sabéis es sábado noche. Como si del Ave fénix se tratara Provincetown resurgió, de repente tomó vida. Empezó a parecer gente disfrazada por todos los lados. Podías ver a grupos de amigos con disfraces temáticos, por ejemplo Blancanieves y los siete enanitos viciosos: salido, tragón, bebedor, etc., los Village People, Top Gun, Sherlock Holmes y Watson, etc. Muy, pero que muy divertido. La gente se desmelenó, pero una cosa bárbara. Era para verlo. No daba crédito. No podía dejar de preguntarme ¿estos son los pudorosos norteamericanos? Verlos desinhibidos fue toda una experiencia. No os digo lo que hacían porque no daríais crédito a mis palabras. No hay nada como el alcohol y demás sustancias que nublan la razón. Así que como decía uno de mis lectores el otro día, donde fueres haz lo que vieres, y el desenfreno fue atroz.

Yo todavía no me he repuesto de lo divertido que fue todo. Encima nosotros hemos cambiado la hora este fin de semana, así que ahora a las cinco de la tarde es noche cerrada. Es la bomba ver atardecer a las tres de la tarde. Un palo, cojonudo para un día de resaca. Así que aquí me tenéis un lunes más, buscándome el cerebro, que debe andar por algún lado de este continente. Ya que a las seis y media de la mañana estaba despierto, porque para mi eran psicológicamente las siete y media hora habitual de despertarse.

Quién nos ha sorprendido este Halloween no es otro que nuestro sabio Doctor Repronto. Que esta vez nos habla de “El cabrón del campo”. Divertido capítulo donde analiza la figura del campesino y ya veréis a donde llega, como siempre a un lugar sorprendente. Además, ha introducido una novedad en los primeros minutos de metraje. Os recomendamos una vez más que leáis sus sabias palabras introductorias. Así que, señoras y señores, aquí tienen una nueva entrega de Reflexiones de Repronto.

CAPÍTULO 14: EL CABRÓN DEL CAMPO

Anuncios

7 Respuestas a “HALLOWEEN

  1. ¡Jopé! Anochece a las tres de la tarde, y yo me quejo en el horario de invierno aqui en España cuando anochece a las cinco.

  2. Que suerte tiene la gente con suerte que puede pasar las fiestas paganas en los lugares que eligen…

    Cómo estás, Alfi??
    Seguro que de maravilla, rodando por el mundo…
    Me he pasado en varias ocasiones con el pequeño por el “centro de desintoxicación” y no hemos coincidido.
    Mil besos y esperando verte pronto quedo.

  3. Genial Repronto, como siempre. Pero juraría que la frase mítica de Unamuno fue: “Cuidado, que ésto ya es campo”.

    Saludos.

  4. Mi fiesta favorita de todo el año, sin duda. Espero que algún día se celebre AQUÍ como se celebra ALLÍ.

  5. Dado el último comentario, no puedo evitar callarme. Me parece muy bien que los anglosajones tengan sus costumbres, fiestas y celebraciones. Si estás allí, lo suyo es disfrutarlas e integrarse en la medida de lo posible. Sin embargo, otra cosa es tener que celebrar AQUÍ las fiesta de ALLÍ. No tengo ni idea de porqué narices tenemos que hacer eso. ¿Tenemos que perder las celebraciones de aquí para hacer las de allí? Lo siento pero no lo entiendo y me parece una pérdida y una invasión cultural por parte del Imperio (y ya hay suficientes).

    Esta claro que las fiestas españolas casi siempre están relacionadas con la religión y se echan de menos fiestas paganas como las de EEUU. Pero es que es lo normal, dada la historia de ambos paises. Echo de menos que se pida el aguinaldo, que los niños cuelguen monigotes en las espaldas en el día de los inocentes, o que vengan los Reyes Magos y no el viejo barbudo borracho. No se porque narices hay que importar nada más.

  6. Me alegro que haya resultado tan divertido. La noticia del halloween yanqui de este año que transmitía la prensa era bastante jodida: un tipo de esos de armamento en casa que había matado a un crío de doce años y herido a su padre y hermano cuando se acercaban a su casa disfrazados, porque se sintió asustado.

  7. Mi estimado Chacal, pues si, a las cinco es noche cerrada, y la luz empieza a ser morticina a las tres o tres y media. Es realmente horrible.
    Qué sorpresa! Mi estimada Valkiria. Con lo guapa y bella que es usted, es un honor tenerla por aquí. Como hubiera disfrutado usted vestida de bruja, por aquí. Me la imaginaba vestida de negro con el gorro puntiagudo y una nariz postiza de esas con verrugas, porque claro a usted hay que afearla. Fuera de bromas. Espero qeu su iueva condición la llene de satisfacción, tanto como a mi este enorme viaje. Ganas tengo de verla por el centro de reclutamiento, yo después de puente de las conchas me tocará apsarme por allí en serio, por aquello de que el gerente querrá verme el pelo. Le devuelvo otros mil besos que espero los reparta con sabiduría entre su grandullón y su pequeñín. por cierto,a mi regreso vayan pensando en una cenita casera en mi pequeño hogar.
    Mi estimado Homo Insanus. Pues yo pensaba algo aprecido, pero tengo claro una cosa que si repronto dice eso, es porque estabamos nostotros equivocados. Repronto es un hombre que se cerciora de las frases que dice, no como yo que a aveces me dejo llevar pro el Alzheimer.
    Ahí! Mi estimado Kike, cómo le pudimos echar de menos, nos e hace usted ni una pequeña idea. tanto como Joker a su falsa sonrisa. Que sepa que usted estaba muy resultón con su disfraz. Le quedaba muy bien, le emplazamos para los próximos carnavales. Nosotros estamos pensando ya en algo.
    Mi estimado Eulez, a mi me gustan las fiestas paganas, por eso me encantan los carnavales. Que no dejan de tenre su puntito pagano. El triunfo de la carne, como diría Cronenberg. En cuanto a lo del aguinaldo pues como que no, en cuanto a lo de los santos incocentes, pues si, es uanpena que se pierda eso. Odio en si mismas las fiestas religiosas, pro eso la navidad me huele, incluidos papas noeles y reyes, pero puestos a salvar algo de la quema, salvemos lo nuestro.
    Mi estimado PFO, es divertido, mola, y me lo pasé en grande. orta cosa es si a un pirado le da por hacer tonterías. Me le imagino a usted lo sufieciente mayor y con el suficiente CI como para discernir entre ambos hechos. No tengo nada más que aportar a su comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s