CEREZOS EN FLOR

MUY BUENA

.

.

cerezos-flor_cartel

alfieHe tenido la oportunidad de ver el nuevo film de la gran directora alemana Doris Dörrie, que se alzó en la 58 edición de la Berlinale con el premio FIPRESCI, es decir, el que otorga la sacrosanta crítica, hablamos de “CEREZOS EN FLOR”, largometraje que todos podréis ver en breve en vuestras salas más cercanas. Esta tierna historia arranca cuando  Trudi acude al médico, este le comunica que su marido Rudi, sufre una enfermedad terminal. En sus manos está decírselo o no. El doctor sugiere que hagan algo juntos, algo que deseaban hacer hace mucho tiempo. Trudi decide no contarle a su marido la gravedad de su enfermedad y seguir los consejos del médico. Convence a Rudi para que vayan a visitar a sus hijos y nietos a Berlín. Pero cuando llegan allí, se dan cuenta de que sus hijos están volcados en sus propias vidas y no tienen tiempo para ellos. Y de repente, Trudi muere. Rudi está desesperado y no sabe lo que hacer. A través de una amiga de su hija se entera de que el amor que sentía Trudi por él le había apartado de la vida que ella hubiese querido llevar. Empieza a verla con una mirada nueva y promete compensarla por haber desperdiciado su vida. Así que se embarca en un último viaje que le llevará a Tokio, que celebra el festival de los cerezos en flor, un canto a la belleza, la transitoriedad y a los nuevos comienzos.

cerezos-flor-12

Nadie me puede negar que estemos ante una realizadora muy peculiar, posee un estilo personal, y que posiblemente sea la persona ideal para enarbolar el estandarte de lo que podríamos denominar “el nuevo cine alemán”. Usa la cámara con la precisión de un bisturí eléctrico para diseccionar la sociedad actual, le sirve para poner sobre la mesa tanto los males como las bondades del sistema. No toma partido por nada ni nadie, pero ahí queda su visión. Argumentalmente puede que sea su film más ambicioso, porque se adentra tanto en el interior de la pareja formada por Trudi y Rudi, como en las relaciones del matrimonio con los tres hijos, que además poseen idiosincrasias diferentes, tanto en el terreno laboral como en el personal. Pero además nos habla de de los sueños y las esperanzas que cada uno posee y como se articula ese proyecto personal de vida con el de su pareja.

cerezos-flor-11

Dörrie además cuenta con un reparto excepcional para poner en pie esta obra que posee una gran intensidad emocional. Quiero destacar la labor sobre todo de tres actores, en primer lugar a la pareja formada por Hannelore Elsner y Elmar Wepper, que interpretan a ese conmovedor matrimonio, situados a las puertas de la jubilación  en una sociedad que no les entiende ni comprende. Eso por no hablar de la “ceguera”  en la que vive la parte masculina de la pareja, que es incapaz de ver más allá de lo que le permite su rutina diaria. Que vive bajo el confortable manto de la comodidad que otorga la costumbre diaria. Y el tercero en discordia es Felix Eitner, actor que da vida a Klaus, el hijo que vive en Japón. Dörrie además le da las mejores líneas, cosa que no desaprovecha y se luce como actor. Increíble el duelo interpretativo que tienen Elmar y Felix en la segunda parte del largometraje.

cerezos-flor-05

La película posee un fuerte encanto, está llena de lirismo, consigue crear imágenes poderosas, llenas de amor y ternura, pero le gustan tanto a la directora germana que acaba cayendo en su propia trampa, es ahí donde reside su talón de Aquiles, la duración. A mi corto entender, creo que podría aligerar el metraje, se hace un pelín larga, pero como son tan evocadoras las imágenes, y es tan poderosa la historia, que al final se lo perdonas. Yo que ya había visto  otras películas de Doris Dörrie, creo que estamos ante la que posiblemente sea su largometraje más maduro, posee tintes de comedia, pero estamos ante una sobria historia de amor, mezclada con tintes de problemática intergeneracional, y que os aseguro que os dará que hablar tras salir del cine y os toméis unas cañas. Os sentiréis reflejados en alguno de los hijos o en los padres, según vuestra edad.

TRAILER “CEREZOS EN FLOR”

Pero tranquilos que aún hay más, os dejo ahora con una entrevista con la directora DORIS DÖRRIE:

Doris Dörrie: Cuando imaginé a Rudi tenía a Peter Lorre en mente. Al Peter Lorre de “M, el vampiro de Dusseldorf” donde llevaba un abrigo y un sombrero. Era muy cuadrado y parecía de piedra. Un hombre con los hombros erguidos que, en realidad, está completamente rígido. Por eso Rudi lleva un abrigo y un sombrero.

Rudi está destrozado por la muerte de Trudi y empieza a llevar su falda y su collar. ¿Qué le está pasando?

D.D.: Supongo que el dolor es un proceso de asimilación. En primer lugar se produce un dolor infinito causado por la separación física y al ser conscientes de que nunca volveremos a encontrarnos físicamente con esa persona. Pero después se convierte en una suerte de asimilación interior menos dolorosa cuando uno se da cuenta de que lleva dentro a la otra persona. Eso da paso a un diálogo interior que se prolonga en el tiempo y que no puede interrumpirse. Rudi encuentra a Trudi al empezar ese diálogo con ella, un diálogo que es casi más intenso que lo que ocurría entre ellos antes de que falleciera. Redescubre algo que compartieron una vez, un diálogo interior que sólo tiene la gente que ha vivido mucho tiempo junta. Pero a veces ese diálogo se deja de lado debido a las preocupaciones de la vida diaria, a la falta de tiempo y también a la pereza. El tema de la fugacidad es inagotable, ninguno de nosotros puede aceptarlo. La única constancia es saber que nada es constante y que nada permanece como es. Nadie quiere aceptar esto, el ser humano no puede aceptarlo, y por lo tanto es causa de mucho dolor. Queremos capturar los momentos… lo que para mí tiene mucho que ver con el cine, con la creación de momentos, que transpiran y que ya no están ahí y del intento de captarlos.

cerezos-flor-14

Pero “Cerezos en flor” también es una película sobre el amor.

D.D.: Por supuesto, también es romance, pero el amor también es fugaz. Hay que dar al amor la oportunidad de revelarse en su máximo dolor y esplendor. Por eso los japoneses se sientan debajo de los cerezos en flor, porque son increíblemente hermosos cuando florecen. Al mismo tiempo, el dolor que causa saber que ese periodo de floración dura muy poco es tremendo. Hay que atrapar el momento en el que florecen, por eso tienen gente vigilando los árboles. Porque si te pierdes el momento exacto, entonces tienes que esperar un año entero o a lo mejor toda la vida. Así que en lo que se refiere al amor, hay que estar vigilante, darle la oportunidad de florecer y cuando lo hace, hay que estar ahí para saber apreciarlo.

Hay que dar al cerezo la oportunidad de florecer. De eso se trata, de que cada persona, cada planta, cada animal dispone de un momento en el que puede florecer de verdad y mostrarse en todo su esplendor. Pero a menudo nos pasa lo que le ocurre a Rudi, y es que seguimos negando ese momento. Nunca dejamos que nuestro verdadero yo y nuestra verdadera belleza se manifiesten, que florezcan como hace un cerezo.

cerezos-flor-03

¿Qué le inspiró para hacer esta película?

D.D.: Un montón de cosas: muy historia personal, las viejas películas japoneses, por supuesto Ozu, y sus historias sobre familias, y como no mi fascinación por Japón y el Butoh. Pero el factor decisivo fue que quería rodar un largometraje como rodé “Sabiduría garantizada”. Quería que las cosas no estuvieran tan planificadas y trabajar con un equipo pequeño. Quería ser flexible. Por eso viajé el año pasado a Japón buscando localizaciones y luego añadí la región de Allgäu. Vivo allí y sé cómo se vive allí. Pero tuvo que informarme sobre el Butoh, asistir a uno de los talleres de Tadashi Endo e intentar aprender y comprender la danza.

¿Qué es el Butoh?

D.D.: El Butoh se creó durante el movimiento hippie japonés. Kazuo Ono intentó mezclar danza expresionista alemana y tipos de danzas japonesas. Los bailarines de Butoh son verdaderos outsiders. Ni siquiera hay muchos en Japón. Hay muy poca gente que conoce este tipo de danza. Las masas no conocen el Butoh. el Butoh tiene mucho que ver con ser y dejar de ser: nacer y morir. La transitoriedad es la esencia del Butoh y también de la película.

cerezos-flor-06

Elmar Wepper y Hannelore Elsner interpretan sus papeles sin maquillaje y sin atrezzo.

D.D.: En un proyecto como este sólo pueden participar actores increíblemente valientes. Actores con corazón de hierro. Trabajé con Elmar Wepper en “El pescador” así que ya sabía que era un actor valiente. Y también que es una mente libre y abierta. Escribí el guión para él, él me ayudó a definirlo todo, pero necesitaba una mujer igual de fuerte, si no más que él, al menos para la primera parte de la cinta. El resto de la película descansa en los hombros de Elmar, que está grandioso.

Rodó con una cámara ligera, en medio de Tokio, en Allgäu, e improvisó.

D.D.: Es una combinación muy difícil: hay que ser preciso, abierto y flexible al mismo tiempo. Se necesita mucha experiencia y al mismo tiempo hay que estar siempre aprendiendo, teniendo cuidado y fijándose en todo. Es muy divertido ver que la ficción y la realidad están regidas por el mismo pulso. Es entonces cuando ocurren las cosas más maravillosas. Por ejemplo, en el Mar Báltico queríamos que el tiempo fuera malo para que encajara con el estado emocional de los dolientes. Queríamos cielos grises, mares embravecidos, ese tiempo que suele hacer en el Mar Báltico. Pero cuando llegamos allí nos encontramos con cielos azules y un aire casi veraniego. Había gente desnuda y en bikini por todas partes. Así que reaccionamos a estas condiciones inesperadas enviando a nuestros dolientes a la playa, vestidos de negro. Y al final fue una decisión mucho más acertada. Es mucho más trágico cuando el tiempo y el estado de ánimo no coinciden. Esto es sólo un pequeño ejemplo de cómo intentamos incorporar lo que se nos iba presentando en el camino.

cerezos-flor-02

Entrevista con la prodcutora Molly Von Füstenberg:

¿Cómo fue trabajar con la directora Doris Dörrie?

M.V.F.: Doris y yo llevábamos tres o cuatro años hablando de este tema. Después, Doris empezó a escribir y después del primer borrador quedó claro que queríamos hacerlo juntas. Cuando presentamos el guión definitivo para obtener una subvención nos la dieron inmediatamente. En el guión se veía con claridad que era una película muy especial y nuestra pasión es hacer películas especiales.

En la mayoría de las películas actuales vemos historias sobre jóvenes que se enamoran pero muy pocas veces vemos gente mayor enamorada.Y ese era el tipo de historia de amor que me interesaba: un hombre que no descubre quién es en realidad su mujer hasta que muere. Luego decide vivir la vida que ella hubiera querido y llegar hasta el final. Doris sabe contar muy bien estas cosas porque conoce muy bien a la gente.

cerezos-flor-011

¿Elmar Wepper fue Rudi desde el principio?

M.V.F.: ¡Sí! ¡Nos encantó la idea de Doris de elegir a Elmar Wepper! Sentimos una gran admiración por la autenticidad de sus interpretaciones. Está fantástico en cada escena e interpreta su papel con una gran ternura. Hannelore Elsner se sumergió totalmente en el personaje. Estaba tan emocionada con el guión que aceptó inmediatamente. Además había visto el mismo documental sobre Kazuo Ono en ARTE que había visto Doris. Fue algo mágico. La historia de amor entre Rudi y Trudi es muy profunda. Es impresionante ver cómo Hannelore Elsner interpreta su papel, aún sabiendo la enfermedad terminal que padece su marido. Había renunciado a tanto por amor a Rudi pero nunca se arrepintió de su elección. Es muy conmovedor. Es un cine maravilloso y muy emotivo.

cerezos-flor-07

En este rodaje no fue necesario estar mirando el reloj pidiéndole a todo el mundo que se diera prisa.

M.V.F.: Fue agradable. Fue genial grabar en Alta Definición para este proyecto, porque podíamos captar muchas cosas, como en el cine documental. Allgäu, Berlín, Japón… esos contrastes son prácticamente imposibles de captar con una cámara que te da demasiado trabajo. No podríamos haberlo hecho de ninguna otra manera. Para grabar de ese modo, el productor debe confiar plenamente en el director… y así fue.

cerezos-flor-10

Anuncios

4 Respuestas a “CEREZOS EN FLOR

  1. Ufff, Cerezos en flor, que alergia más grande, yo eso no voy a verlo que me pongo malo 😉

  2. JAJAJAJA Mi estimado Eulez, gracias a los dioses, creo que es uno de los pocos a los que no soy alérgico.

  3. Bueno, la peli pinta rara pero si es tan buena como dices es probable que la vea.

    Respecto a la muestra: es que las pelis que ponen me parecen todas espantosas. No se, supuse que irían mejorado la oferta pero esta parece peor cada año… sobre todo me apena que no ver a la adorable Leticia aunque si me paso un día, igual la pillo y todo.

  4. Me reitero mi estimado Kike, le echaremos de menos. No lo dude.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s