COSAS INSIGNIFICANTES

MUY BUENA.

cartel cosas insignificantes

Las vidas de Augusto, Iván, Inés, Eli, Paola, y Esmeralda se irán entrecruzando a través de pequeños objetos que en algún momento perdieron, lo que les llevará a aprender una gran lección: las cosas que realmente importan en la vida, no son cosas. Para descubrir el lado positivo de la vida, a veces, tenemos que pasar alguna experiencia traumática o difícil. Así da comienzo la ópera prima de directora y guionista mexicana Andrea Martínez “COSAS INSIGNIFICANTES”, que algunos ya pudieron ver en la pasada edición del festival de San Sebastián en la Sección Zabaltegui, momento que recuerda gratamente todo el equipo del film. Para ponerlo en pie ha contado con la ayuda de dos pesos pesados de la cinematografía mejicana como son Guillermo del Toro y Bertha Navarro que se encargan de la producción.

cosas insignificantes_04
Estamos ante un largometraje que se estructura en torno a tres actos: “la papeleta”, “la flecha” y “la caja”, a cual más emotivo y bello. En algunos momentos posee pinceladas mágicas, tan típicas de la narrativa sudamericana; pero también la realizadora de da un barniz sociológico al mostrarnos la dualidad de una ciudad como Méjico D.F. a través de personajes anteriormente mencionados. Además bucea en los territorios de la soledad que vive el ser humano en las grandes urbes, rodeado de miles de personas, y que ninguna repara en el dolor ajeno. Pero va más allá, porque hace un retrato psicológico de estos ciudadanos del siglo XXI, que almacenan y se rodean de cosas, que para ellos poseen un significado, que les evocan situaciones, personas, lo que no muestran a los demás, por dolor o por cobardía. Pongamos un ejemplo: la pérdida del pelo puede ser un símbolo de enfermedad o de vejez.

cosas insignificantes_01

Al igual que otros largometrajes mejicanos como “Amores perros” o “21 gramos”, la cinta está narrada y montada a modo de puzzle, en el que las piezas van encajando poco a poco y nos va dando una visión global. Y como en esos casos, lo más importante son los actores que ponen en pie a estos grandes personajes dotados de una gran intensidad emocional. Así, Carmelo Gómez, Fernando Luján, Lucía Jiménez, Bárbara Mori y Paulina Gaitán se lucen, se complementan, y se dan unas réplicas de lujo.

cosas insignificantes_02

Lo malo que algunos la encajarán dentro de ese movimiento que se ha convenido llamar el nuevo cine mejicano, liderado por realizadores como Iñarritu, Cuarón o Del Toro. Considero que está más cercana al mundo de “Vidas cruzadas” de Robert Altman o al de “Cosas que diría con sólo mirarla” de Rodrigo García, pero carente de ese rebufo de comercialidad que tienen esas cintas. Cuestión que juega a su favor.

cosas insignificantes_05

Hay dos momentos que suponen lo mejor del film porque son la síntesis de lo anteriormente expuesto, el primero destaca el puntito sociológico y está protagonizado por el actor leonés Carmelo Gómez que os conmoverá hasta la médula al verle llorando en un plano general porque está a punto de perder las dos cosas que más quiere, y ninguna persona de los que andan a su alrededor se para a ayudarle. El segundo está protagonizado por Fernando Luján y Paulina Gaitán en un encuentro nocturno con cargado de magia, brillantez y mucha sensibilidad.

cosas insignificantes_03

Así pues, os recomiendo esta coproducción coral porque es fácil conectar con el mundo y los delicados personajes que nos propone Andrea Martínez. Se nota que está realizada con mucho corazón y cerebro, sobre todo porque carece de sensiblería, y era fácil haber caído en la tentación de usar tan manido recurso.

Anuncios

2 Respuestas a “COSAS INSIGNIFICANTES

  1. Convencidísimo me quedo de que debo verla, amigo Alfie. El comentario contiene suficientes alicientes para ponerla en lugar preferente de mis visitas pendientes a la pantalla, y eso que todo ese rollo de puzzles narrativos, convertido en una moda un tanto hastiante ya, no me convence mucho. Pero si la cosa se aparta de Iñárritu y Arriaga, le daremos una oportunidad.
    Saludos.

  2. En efecto mi estimado 39 escalones, no tiene mucho que ver con lo qeu se ha convenido en llamar el nuevo cine mejicano. Así que puede que le guste. Algunos aspectos sociológicos son muy curiosos, pero obviamente no se los quiero desvelar.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s