LAS ADAPTACIONES CINEMATOGRÁFICAS Y HARRY POTTER

El pasado 10 de julio Videodromo tuvo la ocasión de entrevistar a Guzmán Urrero, editor de la página web Cine y Letras y crítico de cine de ABC. El objetivo era charlar un rato sobre el mundo de las adaptaciones cinematográficas, y centrando el tema en el actual fenómeno que va a arrasar las taquillas españolas, hablo del huracán Harry Potter, que el próximo 15 de julio se estrenará  la nueva entrega “HARRY POTTER Y EL MISTERIO DEL PRÍNCIPE” .

GUZMÁN URRERO-ENTREVISTA

Y recordad hoy la pregunta a las 12 horas, ánimo valientes que es muy fácil.

Anuncios

9 Respuestas a “LAS ADAPTACIONES CINEMATOGRÁFICAS Y HARRY POTTER

  1. ¡Uf! ¡Me ha encantado la entrevista a Guzmán! Y estoy de acuerdo con él casi en todo lo que dice.

    Yo además, sobre Harry Potter (bueno, ya tendré mi oportunidad de dar mi opinión sobre sobre la peli cuando me dejes colarme en Videodromo ;-)) diría que, al margen de las películas, el éxito que tiene literariamente reside en que J.K. Rowling crea un producto que mama directamente de esas maravillosas referencias literarias que Guzmán tan acertadamente enumera, pero también introduce elementos originales y personales para contar exactamente esas historia que ella tenía en la cabeza dentro de una estructura perfectamente premeditada que, aunque a priori no lo parezca, no tiene buenos y malos, sino personajes movidos por pasiones intrínsecamente humanas: el amor, el odio, la mediocridad, la envidia…

    También estoy de acuerdo con lo de que los libros buenos muchas veces tienen adaptaciones decepcionantes y los malos a veces nos ofrecen películas mucho mejores. Incluso dentro de la saga Harry Potter eso ocurre: las mejores películas suelen provenir de los peores episodios.

    Sin embargo, no comparto la opinión de Guzmán de que en Harry Potter y el misterio del príncipe los personajes no evolucionen. Al ser un episodio puente, es cierto que parece que no lo hagan, pero todos ellos se definen cada vez más dentro del destino que les tiene reservado la Rowling.

    Bueno, chicos, no me extiendo más, ¡que podría pasarme aquí todo el día! (Alfie, ¡cómo sabías que me iba a gustar esta entrevista! ¿eh?).

  2. Está bien lo que dice, pero no deja de ser lo que cualquiera con dos dedos de frente piensa.

    Hoy día es mucho más fácil adaptar una obra literaria por la sencilla razón de que no todo lo que se publica en forma de libro y que cuente una historia es literatura. Hay autores como Chrichton o Grisham que han reconocido que han escrito algunas de sus novelas pensando en su adaptación cinematográfica, ya pactada antes de escribirlas. Sencillamente, cuando se prescinde de lo literario, contar la historia de la forma más plana y anodina, queda un guión a medio hacer, y no es de extrañar que la película sea mejor que el libro. Pasa como con El código da Vinci, que el libro es indescriptiblemente malo e incoherente, tanto que aunque algunas cosas las intentan subsanar, no hay manera. Aun así cuelan mejor las chorradas en un par de horas, que no te da tiempo a pensar demasiado en lo que está pasando, que en una novela, que los cantazos son de cuidado.

    Con Harry Potter pasa lo mismo: son no-novelas a las que una vez despojadas de lo que sobra y reducidas a una historia bien contada con mucha fantasía y efectos especiales, pues queda la mar de aparente.

    Eso sí: cuando llega el momento en que este señor defiende a Harry Potter porque es un producto nada original y mediocre perfecto para triunfar entre el público medio, creí oír a Ortega y Gasset llorando en su tumba. Como para recordar la escena de THX cuando Robert Duval va al confesionario y la imagen paternal le dice: “Eres un buen hombre. Eres un producto de la masa y para la masa. Trabaja más, consume más. Las masas te bendicen.”

  3. Interesante, oomo dice el comentario anterior, no dice nada nuevo, pero al menos lo dice, que ya es bastante entre el aborregamiento mediático que padecemos.
    Personalmente, abandoné por aburrimiento supino a la media hora de la primera entrega cinematográfica de Harry Potter y no he tenido ni la más minima intención ni curiosidad de acercarme a ninguno de sus libros. No me considero ni público apropiado a ese producto, que me parece infanto-juvenil, ni es un producto que me parece apropiado para mí. Pero vivimos en la infantilización permanente, y es lógico que el producto sea exprimido hasta la saciedad y que buena parte del público adulto se entregue a él de buena gana, motu proprio o bien inducido por la mercadotecnia y la influencia de los actos sociales reconocidos (ver o no ver, aceptar o no aceptar, asumir o no, lo que está de moda, en el “candelabro”), a pesar de que en su casa no se ponga discos de los pitufos y no lea novelas infantojuveniles desde los catorce años. Pero en cine, esto sí que cuela, no sólo mayoritariamente, sino que si se te ocurre criticarlo se te tacha de reaccionario o de mantener una pose cultureta de exclusividad en cuanto a gustos, cuando en realidad es todo lo contrario. Y creo que esa, la infantilización del público adulto y su aceptación de determinados productos (que sin embargo no les hace recuperar “La bruja novata” o “Los goonies”) es la primera reflexión que cabe hacerse. Luego ya podemos hablar de pirotecnia, marketing y adaptaciones. Considero que toda esta movida de Harry Potter tiene que ver bastante con esa infantilización del público: una vez incluso discutí sobre con una acérrima defensora de Harry Potter, catedrática de Geografía para más señas, ante la que se me ocurrió esbozar una sonrisa cuando me confesó que se compraba los libros para ella y que luego se los pasaba a sus hijos… Así que entiendo que la mayoría piense que estoy equivocado. Pero, a pesar de eso, no soy yo quien ve cine infantil, del mismo modo que no escucho música para niños ni leo los cuentos de Teo…
    Saludos y perdón por este rollazo.

  4. Queridas gentes,

    Por ver o leer HP no significa que no sea lea o se discuta cosas más profundas. Hay tiempo para todo ¿acaso vosotros solo leéis a Proust? Por dios, veréis series de TV (entretenimiento), leeréis novelas más ligeras (entretenimiento), etc, etc.

    Además, no es por criticar a Alfie, pero que yo sepa este blog no trata exclusivamente de películas de arte y ensayo. Vamos, que aquí se sacan muchas pelis nuevas que tienen mucho menos valor, en todos los aspectos, que el que pueda tener cualquier cosa que se haga sobre HP, que recordemos, tiene su gran mérito en haber hecho leer tochos inmundos a millones de niños en todo el mundo. Solo por eso, la obra se merece un respeto.

    Por lo demás, efectivamente, tachar de infantilismo a los que disfrutan con HP no es reaccionario, y tampoco cultureta. ¿Por qué? Porque en realidad estoy seguro que cualquiera de los que critica el “infantilismo de la sociedad” por ver esto, hace cosas muuucho peores y muuucho más infantiles en su día a día. Mejor os lo miráis un poco antes de ir juzgando a la gente.

    PD: No me gusta HP. Soporto las pelis, no trago al actor que hace de HP que me parece una cebolla andante. Leí el primer libro y me negué a leer otro

  5. Bueno, lo primero agradecer a Guzmán la entrevista, en segundo lugar como él tiene una página web que navega entre el cine y las letras, pues nadie mejor que él para hablar del tema. Y en tercer lugar me encanta sembrar un poco de discordia.
    Mi estimada Julia puede que tengas razón y que este largometraje le pase como al “Imperio contraataca” que parece que no vamos a ningún lado, pero los personajes se van decantando, y todo queda abierto. Pero si me quedo con los aspectos puramente cinematográficos, ya comentamos que la narración va a saltos. Eso es fallo del guionista. Así volvemos al punto de partida, que mucha gente entiende por fidelidad que salga todo lo que pone la novela, y eso no puede ser como bien apunta Guzmán. Hay que pensar que los códigos son totalmente diferentes, las claves narrativas del texto no son las misma que las del celuloide, y creo qeu en general la gente confunde churras con merinas.
    Mi estimado Supersantiego, creo humildemente que somos pocos los que pensamos eso, no porque la gente no tenga dos dedos de frente, sino porque como apuntaba ya a Julia, la gente desconoce o pide al medio cosas que no le puede dar, y encima el guionista se empeña en ello, con lo que el producto audiovisual queda un tanto deslavazado.
    Me ha encantado esa alusión absolutamente orwelliana de la no-novela como al film THX, creo que ambas referencias están muy bien traídas. Cierto es. Pero también hay que reconocer que Julia lleva una parte de razón, en que la autora habrá cedido ante imperativos de la editorial, en alargar la gallina de los huevos de oro, cómo haya podido influir en el conjunto global de la obra, lo desconozco porque no he leído ningún libro de la saga. La pregunta que me surge es ¿Tolkien de haber vivido en la actualidad habría hecho una heptalogía, como le ha pasado a la obra de Frank Herbert que van por la entrega n+1, siendo n igual a mi edad?
    Mi estimado 39 escalones le lanzo una pregunta malévola: ¿no seremos nosotros los que vamos contracorriente y estamos equivocados, y no sabemos apreciar lo que este producto nos puede aportar a nuestro acerbo cultural?
    Mi estimado Eulez, lo único que uno intenta es que se hablen de cosas que no se hablan habitualmente, dejar que opiniones contrarias al pensamiento único que usted tanto critica sean oídas, de vez en cuando, y que alguien lea o vea al menos una vez en su vida una opinión, que le abra un pensamiento diferente. Espero con esto haberle respondido, desde luego que ni me considero un gafapasta, pero trato de ofertar de vez en cuando, opiniones distintas. Con esto no quiero pecar de pedante, sino todo lo contrario, quiero dar cancha a otra voces que opinan cosas diferentes, y que desde luego merecen ser escuchadas, eso es lo que entiendo por pluralidad. Me lo pasé en grande en el cine con JuliaCGS, pero a la salida enfrentamos nuestras opiniones, las dos tan respetables como la suya, ahora os toca hablar a vosotros y dar vuestra opinión sobre este asunto.

  6. Hombreeee, Alfie, El imperio contraataca son palabras mayores. No creo que las pelis de Harry Potter pasen a la historia con tan buena salud como la trilogía original de George Lucas.

    Sobre de J.K. Rowling, tampoco creo que las presiones a las que la hayan sometido sus editores hayan sido para obligarla a escribir siete libros (eso era lo que ella pretendía), pero sí da la sensación de que los ha alargado a veces innecesariamente para incluir aclaraciones y que los lectores no se perdieran. De ahí que cada entrega pareciera más gorda que la anterior. De todas formas, yo me alegré de que la cosa terminara en siete: estoy convencida de que la Rowling ha tenido que demostrar mucha fortaleza mental, porque seguro que le habrán pedido que alargue el rollete harrypottero hasta el infinito y más allá.

    Estoy segura de que si Tolkien andara entre nosotros, seguramente no habría logrado publicar El señor de los anillos, ¡porque no habría aceptado pasar por el aro de ningún editor!

  7. No lo descarto del todo, amigo Alfie, me sé en minoría, relativizo la validez de mi argumentario una vez que la masa ha pasado por encima de él cual apisonadora, y reconozco que la posibilidad de responder afirmativamente a tu pregunta eleva mi asombro y mi cansancio ante el fenómeno a la categoría de inquietud máxima. Tengo que meditar sobre ello…

  8. “¿no seremos nosotros los que vamos contracorriente y estamos equivocados, y no sabemos apreciar lo que este producto nos puede aportar a nuestro acerbo cultural?”

    Pues ahí creo que le das de lleno. HP dentro de 50 años se seguirá leyendo, como a Tolkien. Tal vez por otro público (o por el mismo un poco más joven), pero se seguirá leyendo.

    Como bien dices, es posible que las películas no estén a la altura. Si una adaptación requiere explicaciones externas a las propias películas es que hay un problema con el guión. En la anterior adaptación de HP pasaba esto y parece que en esta también.

    En cualquier caso, Alfie, no me parece que criticar a HP menospreciando la inteligencia o la madurez de los fans o a la gente que sencillamente le gusta, sea un acto de libertad.

    Por cierto, y por terminar con el tema, os invito a todos los lectores de videodromo a que los lunes os sentéis delante del televisor y sintoniceis Cuatro. Por la noche, en hora de máxima audiencia, podréis disfrutar de un par de obras magistrales de gran calado social tales como “Vida secreta de una adolescente” y “Gossip Girl”. Y luego me habláis de HP.

  9. Mi estimado Eulez, que la línea de flotación de las adaptaciones de las aventuras del joven mago son sus guiones eso yo creo que nadie lo pone en duda, ni la mismísima JuliaCGS, que gracias a ella entendí a la salida multitud de cosas, porqeu obviamente ella habñia leido la novela y yo no. Creo que en ningún momento se me ha ocurrido menospreciar la inteligencia de ninguno de mis lectores, es más intento sembra ciertas discordias, para abrir más debate, pero nunca faltando al personal, porque sobre todo no se lo merecen, y respeto la opinión de los fans, de la misma manera que ellos respetan la mía. Pero algo está claro que el cine es un fenómeno subjetivo, que a uno le peude gustar y a otro no. Pero también hay elementos que tienden ha realizar una lectura “objetiva” del film, por ejemplo, lo que usted ha dicho, si alguien me tiene que estar contando cosas que no comprendo es por un fallo en la escritura de los acontecimientos que vamos a ver en la pantalla. Al final lo que empiezo a ver es que casi todos estamos opinando lo mismo pero con diferentes voces y palabras. Y por supuesto, el acto de libertad es decir lo que uno opina sin faltar a los demás, y creo que eso, de momento, a no ser que haya tenido un ataque súbito de Alzehimer, yo no lo he hecho. Por cierto, hemos visto el avance de ese gran programa que usted dice en Cuatro a la hora d ela cena y Monsieur Copépodo casi se atraganta del ataque de la risa que le provocó, menos mal que Cuatro había nacido para sacarnos de la estupidez catódica. En fins.
    Mi estimado 39 escalones, yo le lanzaba la pregunta, porque a veces al sentarme delante de la pantalla y ver el producto, y ver que a todo el mundo le gusta pero tu opinas que eso no vale nada, a parte de sentirte más sólo que la una, uno llega a pensar si se está equivocando, o puede que uno esté perdiendo el norte. Uno llega a pensar que es un snob, pero resulta, que uno se levanta acude a un pase la película le entretiene, te ries con los chascarrillos que te cuenta, y resulta que como el producto no es fiel al manga o a la coquilla, qué se yo, te ponen a caldo y a caer de un burro, vamos casi como qeu al borde la excomunión. En fin, que la vida es así, y el cine no lo he creado yo 😉

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s