ALIEN: DE LO MATERIAL A LO ORGÁNICO

Este post se lo quiero dedicar especialmente a mi maestro y mentor en la psicología de la narración cinematográfica. Siempre hubo un antes y un después de conocer a Enrique Domínguez Perela, cómo echo de menos sus clases de “Cine y Percepción”.  Usted es el verdedero artífice de esta lectura transversal del film de Ridley Scott.

La fuerza mitogénica de una película no estriba en lo que presenta deliberadamente en la pantalla sino en los fantasmas de la imaginación del espectador que son convocados o conjurados por la narración cinematográfica…”Alien” está provista de esa fuerza

Fernando Savater.

Estamos ante lo que podríamos calificar como film de terror gótico orgánico. A pesar de ser una refinería ambulante, Scott trata de dar vida al entorno de la nave espacial, a todo ese espacio mediante metáforas visuales, así regresamos una vez más al territorio de la Gestalt. En la creación literaria y cinematográfica del género de terror es habitual jugar con dos figuras “Eros” y “Thanatos“, luego no podemos decir que sea novedosa desde ese punto de vista. Será en el tratamiento de los aspectos psicológicos de la narración donde Scott haga una verdadera innovación, sobre todo porque procede del campo publicitario y conoce perfectamente los principios de la Gestalt. Así pues, lo verdaderamente original es el tratamiento de la imagen, la escenografía, y sobre todo, que las engloba las dos en un mismo personaje, el octavo pasajero, así “Alien” representa la vida y la muerte en la Nostromo. Hasta ahora como espectadores habíamos asistido a un intento por parte de Scott de que cada uno se viera reflejado en los temores de alguno de los personajes. A partir de este momento, el realizador elevará el grado del horror, ya no estaremos ante algo cotidiano, ahora asistimos a un espectáculo de terror más visceral, más corpóreo, vinculando los mitos y los ritos en la figura de este peculiar extraterrestre.

VIDA EN LA NOSTROMO

En este film, el Eros lo podemos ver representado en la secuencia del despertar de la tripulación, jugando con la organización del fondo y la forma Scott nos plantea una secuencia maravillosa en la que el espectador comprende y entiende que nace la vida. Así la luz de la escena se irá incrementando poco a poco al tempo de la música, al mismo tiempo que las cápsulas de hibernación se van abriendo, pero como el director las posiciona radialmente respecto al centro de perspectiva del cuadro, todo el conjunto parece que es la apertura de una flor de pétalos blancos, porque la escenografía está saturada de un blanco lechoso, que nos da idea de pureza o bondad. Así que finalmente parece que vemos por pregnancia una margarita del que brota vida, la de los siete pasajeros de la Nostromo. Todo ello se ve acentuado, una vez más, por los maravillosos acordes de la suite “hypersleep” a partir de la sección de instrumentos de viento, lo que le da una armonía a todo el conjunto, creando una lírica metáfora sobre el nacimiento de la vida o del amanecer de un día más de trabajo en la rutina de la nave.

alien_18

alien_20

alien_21

alien_22

alien_23

Pero será gracias a los diseños biomecánicos de Hans Rudi Giger con los que Scott pueda trabajar esta idea, y llevarla al extremo. Si atendemos a la Gestalt una vez más, por el principio de continuidad, el espectador comprende que estamos ante un coito, ya que los detalles que mantienen una dirección tendemos a agruparlos juntos, como parte de un modelo o patrón. Es decir, tendemos a percibir los elementos continuos aunque estén interrumpidos entre sí en el espacio. De esta manera, así cuando vemos la nave extraterrestre desde la distancia no deja de ser una suerte de Afrodita atemporal tumbada con las piernas abiertas esperando a recibir a  los tres cosmonautas.

La diosa Afrodita

La diosa Afrodita

Representación de mujer con las piernas abiertas

Milo Manara

Todo se verá realzado por la pregnancia, si jugamos con el fondo y la forma de lo que se ve dentro del cuadro de la escena, parece que los tres personajes penetran en el interior de una inmensa vagina, que es la sala donde está el humanoide fosilizado con las costillas rotas. Asi continuamos con este coito un tanto especial, y veremos como sólo uno de los “espermatozoides”, Kane, será el que ascienda por su interior hasta alcanzar el enorme útero y alcance el óvulo o huevo, y tras tocar su pared lo activa y se abre a él. De esta manera será fecundado por uno de los miles de huevos que ve en la especie de cueva (sic) o enorme útero salido de la imaginación de Giger. Así pues, pasamos del concepto sexual al territorio de la fertilidad.

Vista exterior de la enorme vagina

Vista exterior de la enorme vagina

Vista del interior de la vagina

Vista del interior de la vagina

El interior del útero

El interior del útero

Encuentro entre espermatozoide y óvulo

Encuentro entre espermatozoide y óvulo

Pero este acto de fertilidad no está relacionado con el amor sino con la necesidad de sobrevivir, así la vida se abre paso una vez más, parafraseando al profesor Ian Malcolm. Por este motivo Scott opta por rodarlo como si se tratara de una violación, ya que se trata de un acto sexual oral contra natura, el extraterrestre le insemina por la cavidad bucal, gracias a una de sus múltiples apariencias el “facehugger“, siendo una cópula atípica. Esta secuencia le servirá al director para preparar a la audiencia a la que será uno de los puntos de inflexión de la trama, donde el espectador se verá sometido a una ruptura de patrones psicológicos y sociales, porque no es natural que un hombre de a luz un hijo, eso hará más terrorífica la escena del parto.

alien_51

alien_52

Un alumbramiento está rodado con una asepsia exquisita. Así pues asistimos a un cambio del entorno. El comedor pasa a convertirse en un quirófano. Lo consiguen fundamentalmente mediante un cambio en la iluminación de la escena. Pasa a ser cenital y Scott lo acentúa forzando los encuadres. En este momento será relevante el principio de la proximidad, por el que el espectador agrupará los elementos cercanos y los integrará en un todo. Los elementos son violación oral, fertilización, luego sólo nos queda ver el perturbador parto de Kane, que será absolutamente cruento y doloroso para el huésped, y acabará con su vida.  Una vez más podemos ver representado en este extraterrestre a Eros y Thanatos. De esta manera veremos como la vida se abre camino en el inorgánico espacio de esta refinería de mineral ambulante, y asistiremos al rápido desarrollo morfológico de la criatura, ya que la veremos nacer y crecer.

alien_62

alien_63

Inclusive el inorgánico robot “Ash” demuestra su organicidad a través de otro acto de violación oral, su sexualidad masculina la podemos ver representada en la escena de la pelea con Ripley. Aquí impera el principio de semejanza, por el que la mente del espectador  añade los elementos restantes para completar la idea o la figura que nos quiere mostrar  en la que en un momento dado. Tras mostrarnos en un primer plano los pósters de mujeres desnudas o en topless, el hombre frente al deseo, Homo ante Eros. No debemos olvidar que Ripley es la más cerebral y lógica de todos los miembros de la tripulación, por eso Ash siente una especial atracción hacia ella, por eso la deja leer la orden especial, para que encuentre las respuestas que busca antes de morir. Pero antes, hará un intento de satisfacer sus oscuros deseos. Por eso coge una revista la hace un canuto, y como si se tratara de un pene erecto  tratará de sentir lo que es imposible para una máquina, al intentar meter el pene artificial por la cavidad oral de Ripley, en una escena tan cruenta como llena de sentido global. Y una vez más estaremos ante un acto sexual contranatura, esta vez es se trata de la mujer y una maquina.

alien_90

alien_91

Pero no será el único, porque Alien también nos demostrará su sexualidad en una de las escenas  más impactantes del film, es por supuesto la violación de Lambert. Desde el inicio del film Scott hará todo lo posible porque los espectadores acaben empatizando con el desvalido personaje femenino, así los miedos colectivos de la audiencia se conjurarán en torno a Lambert. Por eso Scott la reserva la peor de las muertes, y que obviamente será incapaz de ofrecérnosla, dejándola a  la suerte del imaginario de la audiencia. Así todos entenderemos de la lenta aproximación del extraterrestre que su suerte está echada, y que la va cercando en el espacio, no tendrá escapatoria. Poco a poco por el principio de simplicidad, el espectador organiza sus campos preceptúales con rasgos simples y regulares y tiende a formas buenas, así todos entendemos que el fálico apéndice del extraterrestre, es una enorme pene sube por la entrepierna del personaje absolutamente aterrorizado y paralizado por el miedo que la invade. Entregándose a una muerte irremediable. Estamos ante una escena de fuerte componente erótico. Así cuando va a tener lugar la fatal penetración, podremos ver y oír como los desgarradores, sordos y ahogados gritos de Lambert se expanden por los corredores vacíos de la nave, como lo hace el fuego en un campo de trigo seco, sumado a la cámara subjetiva que se halla inmersa en una carrera angustiosa por los pasillos de la Nostromo y unos primeros planos de Ripley que puede observar el resultado de la carnicería perpetrada por el alienígena, haciendo que el imaginario del colectivo se aterrorice hasta la médula, porque es una plusvalía lo imaginado ante lo visto. Y es aquí donde realiza su particular homenaje al film de Hooper, “La matanza de Texas”. Recordad el plano en el tercio final de la chica colgada del gancho por la espalda.

alien_146 alien_148

alien_151

MORIR EN LA NOSTROMO

En “ALIEN” podemos ver representado a Thanatos iconográficamente hablando unido al de religión. Será en el montaje del director cuando podamos ver algo nuevo y muy relevante, o mejor dicho, donde podamos apreciar estos aspectos de una forma más nítida. Llegados a este punto os podría decir que “Alien” versa sobre como siete camioneros o mineros, como queráis llamarlos. Se encuentran en mitad del Universo, nada más y nada menos que  con Dios, sólo que este encuentro les saldrá caro. Así llegamos a una de las múltiples capas de este relato barroco, puede que sea la más controvertida y de la que menos se habla, hablo de la iconografía religiosa. La refinería ambulante no deja de ser una inmensa catedral gótica que surca el espacio, donde reina la claustrofobia y el terror. Donde los espacios son tan angostos que son el perfecto cobijo para esta omnipresente figura, que parece estar en cada rincon y nunca está dónde se espera que esté.

La catedral de Scott-Vistas exteriores

La catedral de Scott-Vistas exteriores

Catedral Notre Dame París

Catedral Notre Dame París

Vista lateral de la catedral espacial

Vista lateral de la catedral espacial

Catedral de León

Catedral de LeónCrucero de la catedral planteada por Scott

Crucero de la catedral planteada por Scott

Crucero de la catedral planteada por Scott

Crucero de una catedral (Burgos)

Crucero de una catedral (Burgos)

alien_129

De esta manera llegamos a una de las lecturas más comunes en las que se suelen zambullir los adictos al género, ver esta refinería no como una catedral, tal y como reconoce en el documental de Lauzirika Nick Allder, encargado de los efectos especiales. El aficionado suele verlo más como una enorme fragata barroca salida de la mente del escritor norteamericano Howard Phillips Lovecraft, donde los siete tripulantes pasajeros se pasean por sus tenebrosos pasillos en busca de esa criatura salida de ese increíble océano que es el espacio sideral. Cualquiera de las lecturas como siempre es válida. Eso viene derivado de la gran labor de fotografía realizada por Derek Vanlint, que supo ver claramente el universo pictórico en el que buceaba la mente de Ridley Scott para levantar el proyecto. Así las referencias pictóricas están asociadas tanto los postrimerías del renacimiento como al barroco  más duro, y así tendremos dos grandes protagonistas, por un lado Francisco de Goya.  Nos interesa del pintor español su periodo tardío, donde jugaba con las luces y las sombras. Así Derek y Ridley juegan con los contraluces tan típicos de estos periodos.

Los borrachos

Los borrachos

alien_149

Pero podremos ver también a Diego de Velazquez, cuya obra “La fragua de Vulcano” podremos ver representada en el momento del nacimiento del hijo de Kane. Aquí quiero llamar vuestra atención sobre los rostros de los personajes del cuadro y de los actores en la secuencia, así como la iluminación que dan a la escena tanto el realizador británico como el pintor español. La única diferencia estriba en que para dar más intensidad a la escena Scott usa planos americanos de los personajes, para no dejar que se diluya el brutal encuentro.

La fragua de Vulcano

La fragua de Vulcano

alien_152

alien_153

O en las escenas más costumbristas como la de la cena previa a la nueva hibernación que nunca tendrá lugar o a la de la recuperación súbita de Kane,  las similitudes en el tratamiento de la luz y en la situación de los puntos de fuga son semejantes y muy relevantes.

Las meninas

Las meninas

alien_59

alien_60

Aunque será en la particular imaginería del enfermizo universo de una de las principales figuras del arte contemporáneo, hablo del filosofo y pintor británico Sir Nicholas Bacon, más conocido como Francis Bacon, donde hallemos la tercera gran referencia pictórica sobre el tratamiento de la imagen, la luz y las formas. De ahí nacen tanto las sinuosas formas del extraterrestre, como el particular tratamiento de la violencia visual de este curioso autor, y nos revela en imagen y no en texto la verdadera naturaleza de este ser. Así el cuadro “Ensayo del retrato de Papa Inocencio X de Velázquez” es toda una revelación del tratamiento visual del film, y cuadrar el círculo.

francis-bacon_05

alien_84

alien_76

Segunda versión del Tríptico 1944 3

Segunda versión del Tríptico 1944 3

francis-bacon_02

Tercer estudio para la Crucifixión

Tercer estudio para la Crucifixión

alien_61

alien_154

alien_94

Y así volvemos a la idea de como Scott trabaja tanto la muerte como la religión. Ambos conceptos se fusionan  al conjurar el universo de los pintores Francis Bacon y Velazquez con la retorcida imaginería de H.R. Giger, quedando patente en dos secuencias. La primera en la que Brett muere. En ese momento, podemos ver como “Alien” está con los brazos en cruz justo antes de acechar al pobre Brett que trata de coger a Jonesy. De este modo la lectura que obtenemos es “Alien” es un “Dios”, es perfecto, es puro, carece de remordimientos, porque es una deidad. Lo malo es que en este caso quita vida, es la viva representación de un ángel caído. Y evidentemente lo ensalza Scott con un perfecto contrapicado, justo como si se tratara de la obra “Cristo en la cruz” de Diego de Velazquez sólo que con un punto de vista más forzado, en un plano absolutamente digno del mejor cuadro barroco.

alien_126

cristovelazquez

alien_127

Esta visión queda más palpable cuando Ripley intenta destruir a la deidad, en esa secuencia “Alien” vuelve a tener los brazos en cruz, y no queda claro que acabe matándola, porque no puedes acabar con una deidad, así pues, Ripley lo único que hace es devolver a su lugar de origen a este particular “Dios”, que quedará vagando por el espacio hasta que se vuelva a encontrar con otros viajeros.

alien_130

alien_133

Así llegamos al final donde asistimos ante un duelo entre la razón y la emoción. Entre la fé en que conseguirán desahacerse de él y el llevarlo a cabo. Así, Ripley representa la razón, el pensamiento, la meditación. Por eso se salva, porque es la única estable psicológicamente hablando. Se enfrenta a lo desconocido desde la búsqueda de respuestas, preguntando a la traicionero ordenador de abordo “Mother”, que por un simple ataque de terquedad acabará suicidándose al no reponer el circuito de refrigeración de la nave. Así como en los sucesivos interrogatorios a Dallas, para impedir que suba a la nave, en un intento de preservar las normas de quarentena que no pondrían en peligro la vida del resto de los trippulantes, o con Ash para averiguar nuevas alternativas sobre como exterminar al alienígena. Así pues, curiosamente,  esta particular y cruel deidad quita la vida a aquellos personajes que se dejan llevar por los sentimientos. Por eso Kane muere al ser arriesgado, Lambert por ser miedosa, Parker por ser voluntarioso e impulsivo, Dallas por dudar es atrapado por el extraterrestre al perder el control de la situación, Brett por ser descuidado y por la curiosidad, Ash al descubrirse su doble juego, por ser el quintacolumnista, ser el traidor.

Kane

Kane

Brett

Brett

Dallas

Dallas

Ash

Ash

Parker

Parker

Lambert

Lambert

"Mother" o "Madre"-El ordenador central de la nave

"Mother" o "Madre"-El ordenador central de la nave

Informe final de la nave comercial Nostromo, informa el tercer oficial. Los demás miembros de la tripulación, Kane,  Lambert, Paker, Brett, Ash, y el capitán Dallas han muerto. La nave y el cargamento han sido destruidos. Debería llegar a la frontera dentro de seis semanas, con un poco de suerte las patrullas podrán recogerme. Ha informado Ripley última superviviente del Nostromo. Fin del informe.

 
Jonesy

Jonesy

La teniente Ripley

La teniente Ripley

Puedes continuar leyendo el monográfico en:

Anuncios

17 Respuestas a “ALIEN: DE LO MATERIAL A LO ORGÁNICO

  1. Estooooo… Alfie ¿qué es lo que te has tomado?

    ¿Vaginas? ¿coitos? ¿violaciones? ¿Un dibujo de Milo Manara (“mujer con las piernas abiertas”)? ¿Velaaaazquez? ¡Velazquez y Alien! Creo que no hemos visto la misma peli, oiga.

    Mira lo dejo aquí, que es muy tarde, pero me voy a la cama fli-pan-do.

  2. Hoy estás muy salidorro, majo.

  3. Pues me ha sorprendido muchísimo tu análisis, Alfie. Velázquez… resulta curioso, pero sí que se ven ciertas similitudes en el encuadre de la cena y la recuperación de Kane con Las meninas, me cago en la leche.
    Lo de la nave alienígena abierta de piernas, el Nostromo entrando en plan fálico, Kane el espermatozoide, el óvulo y demás, me ha parecido magistral. ¡Menudo acercamiento más psicoanalista! Me has dejado alucinado. Me parece la mar de válido, Alfie. ¡Muy bien!
    Que el alien alze los brazos como Cristo crucificado no me parece gratuito. Resulta evidente que es un paralelismo muy buscado. Alien es Dios. Muy bueno. ¡Gran acierto, otra vez!
    El bichito de los cruadros esos de Bacon es clavaíco clavaíco al chestbuster. si no es una referencia consciente de Giger, lo será de un modo inconsciente.
    Me encanta el resumen de los motivos por los que la espichan cada uno de los tripulantes de la Nostromo. ¡Y se salva mi querido Jonsie! Ridley Scott es el mejor sólo por ese bonito detalle, el de salvar al gatuno. Adoro a los gatitos y me toca los cojones sobremanera que el cine de terror siempre que sale un felino en plano es para acabar siendo torturado o morir de una manera horrible unos minutos después. ¡Ya está bien, hombre! ¡Así que tres hurras por Scott y Jonsie!

    Me ha encantado. ¡Sigue así, Alfie!

  4. Y lo de la catedral gótica es total e indiscutible. Dicen por ahí que la Nostromo tenía uno de los mejores óranos tubulares del sector 4.26. Los colonos flipaban en semana santa.
    😀

  5. Excelente análisis y muy completo también.

    Nunca pensé que tanto razonamiento podría existir en una escena de película. increíble!

    Gracias por compartirlo.

  6. Bueno bueno vaya análisis… Desde luego cuando te pones no hay quien te pare pero no acabo de ver lo de Manara, eh?

    Reclamo un análisis similar para las míticas braguitas de la Weaver en la escena final….

  7. Pingback: ALIEN: LOS HIJOS BASTARDOS « VIDEODROMO

  8. Uy, las braguitas de la Sigur… No me acordaba. Eso es Manara puro y duro.

  9. A todos me alegra haberos sorprendido. Y no me digaís que no habeís pensado eso en alguno de los múltoles visionados que le habeís hecho a la película de Scott.
    Ahora resolviendo cosillas, mis estimados Eulez, Zombi y Quatermass he elegido el dibujo de Milo Manara porque lo que quería representar era la similitud entre la nave y su posición con la de la señorita con las piernas abiertas. Estuve a punto de dibujarla yo, pero teniendo a Manara para que hacerlo yo. Era una explicación visual. Porque, como bien sabeís, para fecundar a una mujer tiene que tener la piernas abiertas ¿o no?
    JAJAJAJAJJAJAJAJJAJAJA que sepas que me he reído mucho con lo de las semana santa y el órgano en el nivel 4. 26. mi estimado Zombi Para Zombi y Quatermass sólo quiero daros una pista más, fíjaos bien en el pedazo de monte de venus tan pronunciado que tiene Ripley, parece más un pedazo paquete, acentuado por un contrapicado forzado, y sumado a lo andrógina que es, deduzcan amigos, deduzcan, que os veo en la onda. Al igual que Kane es muy amanerado en su forma de fumar, etc, y fíjese quien se impregna. OS lo dejo ahí.
    Para Zombi, la elección de Bacon por parte de Scott es reconocida hasta por el propio Giger en el documental de Laurizika. Y los diseños fueron simplificados por Roger Christen, que habñia trabajado con anterioridad con Scott en el campo publicitario. Y menos mal que se salva el gato.
    Mi estimado JMongil debe haber pensado que se me ha ido la cabeza una vez más.
    Gracias y bienvenido Luis Daniel Me alegra que le haya gustado el análisis.

  10. Sí, desde luego, nos has dejado a todos muy sorprendidos, jajajaja

    Ô.ô

    Agradablemente sorprendidos!. Mi enhorabuena por toda esta semana alienígena.

    Saludos!

  11. Impresionante, caballero!!! Desde luego las connotaciones sexuales en Alien son innegables, y el tema de los Dioses algo que, quieras o no, deja huella.

    Cuando se habla de vida y muerte, se acaba hablando de dioses y gatos, sin duda!

    1 saludo!

  12. Mi estimada Metalia me alegra mucho que le haya gustado la semana alienígena. Ya haré otro post con este tipo de consideraciones, que hará que mi estiamdo Ángel flipe un ratillo.
    JAJAJAJJAJAJAJAJAJJAJAJAJJA, así que cuando nos ponemos a hablar de Eros y Thanatos acabamos habalndo de dioses y gatos Mi estimado Redrum JAJJAJAJAJAJJAJAJAJAJJAJAJA, me ha hecho mucha gracia.

  13. Empezamos hablar de Eros y Thanatos y comienza la pelicula de “Perdidos”. Como siempre usted sorprende mi estimado Alfi, sin duda alguna hay que leer con atención sus comentarios nunca pero nunca se me habria ocurrido un análisis semejante y sin embargo despues de leeer entero el post una piensa me cachis es verdad, jajajaj FELICIDADES una vez mas ha sido una semana estupenda de ALIEN en este caso el “destripado”

  14. Pingback: MONOGRÁFICO “ALIEN” « VIDEODROMO

  15. Pingback: Excelente monográfico en el 30 aniversario de ALIEN | Entre machacas y becarios

  16. Ay, Alfie, que grande la musica de “Hypersleep” como despertador en el movil, ¿verdad? 😉
    Y carajo, llamadme tonto pero nunca había visto tan cristalino el significado de la revista enrollada de Ash, ahora es obvio, pero no dejaba de parecernos una rallada absurda digna de los Monty Pyton (y de un robot cortocircuitado) con la que nos reiamos los amigos.
    Lo que si resulta tremendo como señalas es la muerte de Lambert, con esos chillidos que retumban en los pasillos mientras vamos corriendo a intentar salvarla, solo para encontrar el horror añadido el saber que el Alien se puede encontrar en metros a la redonda.
    Me ha gustado lo de llamar a Kane espermatozoide! 😀
    Y joer, son la leche los cuadros de Francis Bacon que señalas.
    Me parece también curioso como consigues argumentar convincentemente sobre como la pasión es también la que lleva a Ash a su destrucción aún siendo un robot, supongo que también cabe señalar que es el unico que no muere a manos del Alien.
    Y vaya tela sueltas en los comentarios con respecto a lo androgino de Ripley y sus braguitas! porque esa escena siempre me ha parecido un regalo muy pero que muy agradecido, pero si me lo pintas asi…
    Que grande, que grande. Despues de esto uno casi se arrepiente de pillarse el DVD de alien por los extras, para comentarios e información la que sueltas aqui… 😀

  17. Ya te digo mi estimado Rufo el hypersleep es una pasada como tema, es precioso. Me alegra que te haya sorprendido. En cuanto al cariz andrógino de Sigourney piensa y mira la escena, y verás que es irreal ese monte de Venus, está muy forzado el encuadre o lleva una compresa, o todo, porque eso parece el Himalaya. Para mi entender va más allá de lo voluptuoso. Es más fíjate que se recoje el pelo, masculinizándose los rasgos. Esas decisiones están muy meditadas. Y da para un análisis posterior la figuara de los androides en la filmografía de Scott, suelen ser más humanos que los humanos. Le gusta humanizar la tecnología. Es bestial la escena de la muerte de Lambert, ahora te queda leer los hijos bastardos y volverás a esta escena al ver otra en “la galaxia del terror”, la diferencia estriba en lo chabacano de uno y el buen gusto del otro.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s