2012

2012_logo

Este fin de semana se estrena en todo el mundo el nuevo trabajo de Roland Emmerich llamado “2012”. Estamos ante todo un gran y apocalíptico evento, ¿quién piensa perdérselo para bien o para mal? Un servidor ha puesto la cuenta atrás. Hasta Zombi ha salido de su refugio para ver que da de sí el fin del mundo tal y como lo entendemos. Por ese motivo he elegido este largometraje para la sección “La firma invitada”, que en este caso ha sido Enrique Dueñas. El filme está protagonizado por John Cusack, Chiwetel Ejiofor, Amanda Peet, Oliver Platt, Thandie Newton, Danny Glover y Woody Harrelson. Vamos, mejor reparto no puede tener, no se puede quejar el director, y muchas amigas mías se que irán por el mero placer de ver las carreritas de Mr. Cusack. El guión es obra del realizador germano y de su fiel compañero Harald Kloser, habitual compositor de sus bandas sonoras.  La trama nos tralada varios siglos atrás. Los mayas nos dejaron un calendario, con una fecha que predecía claramente el final y todo lo que ello conlleva. Desde entonces, los astrólogos la han descubierto, los numerólogos han encontrado las pautas que la predicen, los geólogos dicen que la tierra tiene los días contados; incluso los científicos de los gobiernos no pueden negar el cataclismo de proporciones épicas que espera a la tierra en 2012. ¿Se hará realidad la leyenda maya? ¿Se acabará el mundo?

REGULAR

2012_cartel

Lo primero que se me viene a la cabeza al tener que calificar esta película es que al producto final le sobra una tonelada de metraje (aunque rellenar más de dos horas y media a base de clichés también tiene mérito). Hacia el último tercio uno no sabe cuantas horas lleva sentado en la sala ni cuantas quedan aún. Esto es debido, principalmente, a que la historia parece ya vista y los acontecimientos se repiten en un bucle infinito. Las numerosas escenas de acción con coches y aviones, por ejemplo, se antojan clónicas. E incluso vemos los mismos obstáculos una y otra vez. Por no hablar del eterno desenlace…

2012_04

Pero vayamos con los puntos positivos: estamos ante un espectáculo asombroso. Aunque claro, nosotros no vivimos a finales del siglo XIX y sabemos como se realizan el 90% de los efectos que aparecen en pantalla. El espectador de hoy (o eso quiero creer) no va a “asombrarse” con nada, por mucho empeño visual que haya. La perfección a nivel técnico es algo que exigimos y ya carece poder para sorprendernos. Pero aun con todo, ver volar por los aires el planeta Tierra de la forma más dantesca siempre resulta divertido.

2012_05

Nuestros desventurados héroes son, todos ellos, tristes arquetipos. Todos. Aunque la mayor parte del “casting” ha sido escogido con una meticulosidad encomiable. Realmente, se nota un esfuerzo por parte de los intérpretes de dotar de cierta dimensión a sus personajes, y la mayor parte de las (típicas) líneas de diálogo se recitan con convicción.

2012_14

Es muy fácil encontrar similitudes entre este filme y otros anteriores de Roland Emmerich ya que, como todo el mundo sabe, siempre hace la misma película. Encontraremos multitud de elementos que parecen sacados directamente de “Independence Day” o “El día de mañana”. De hecho, da la sensación de que Emmerich con cada nuevo experimento trata de acercarse más a su primera película “Das Arche Noah Prinzip” que, como su título indica, era una versión futurista (ambientada en el lejano 1997) del mito del Arca de Noé.

2012_08

Pero “2012” es, en realidad, un remake encubierto de “Cuando los mundos chocan”, (aquella ciencia-ficción ultracristiana de 1951 dirigida por Rudolph Maté). Y esto es algo que no ha admitido ni uno de los implicados en la producción. El hecho es que, cambiando unos cuantos nombres y la naturaleza de la amenaza, sería difícil distinguir ambas películas.

2012_15

Por supuesto, se respira un positivismo en ocasiones ridículo. La mera idea de que con un poco de esfuerzo uno puede escapar de una placa tectónica o combatir contra una erupción volcánica (y ganar) puede resultar involuntariamente gracioso para muchos de nosotros. Eso sí, si se entra a la sala dispuesto a aceptar semejantes afirmaciones, no queda sino sentarse y disfrutar.

2012_13

También puede parecernos absurdo que haya tantos protagonistas y secundarios para que, casualidades de la vida, todos estén todos relacionados de una forma u otra. Y, Obviametne son yanquis en su inmensa mayoría.

2012_02

Por que otro tema importante es el del tópico americocentrismo que reina durante toda la aventura. El fin del mundo es, obviamente, el fin de los Estados Unidos y un par de monumentos míticos de otras zonas del globo. Vemos grandes cantidades de desatada destrucción pero concentrada en lugares muy concretos (ya que, a fin de cuentas, sólo la tierra de las oportunidades importa). Aunque claro, uno descubre por que diantre no se hace cine épico en este país: en el momento en que la palabra “España” sale de la boca de uno de los personajes la sala entera estalla en involuntarias carcajadas.

2012_03

¿Qué podemos esperar? Exactamente lo que ofrece el trailer. El Apocalipsis. Aunque, admitámoslo, a Emmerich le falta valor para llevar la premisa a sus consecuencias últimas. ¿Qué no encontraremos? Originalidad. Básicamente. Ni en la forma de contar las cosas ni en las cosas que se están contando. ¿Existe un mensaje de fondo? Pues sí. Pero trilladísimo y tremendamente infantil.

2012_09

Más de uno mezclará en su interior sentimientos contrapuestos como son la “vergüenza ajena” y la “lágrima épica”. Que nuestro juicio final se incline más a un lado o a otro depende sobre todo de los gustos personales. La película no es buena por que carece de personajes sólidos. Pero está bien realizada y es, verdaderamente, catastrófica. Ideal para amantes del género.

2012_06

Anuncios

13 Respuestas a “2012

  1. ¿Por qué en el cine americano ponen tantos presidentes negros, si luego en la realidad el primero lo han sentado en el despacho oval este mismo año?
    Me resulta muy gracioso.

    Sobre la película, me habría resultado interesante si no fuera porque, como dices, es todo demasiado arquetípico. Y me atrevo a aventurarlo sin haberla visto. Además, el hecho de que cojan cualquier argumento facilón y hagan una película a base de efectos especiales me parece… no sé qué me parece, pero no me termina de convencer.

    Es como si le quitan a Goopy Goldberg a Ghost, que se queda en “ná” y menos.

    Pd: Ejemplo sacado de la chistera en 2 minutos xD

  2. El mundo no se si se acabará, pero el cine sí como este hombre siga dirigiendo estas infumables y repetitivas películas.
    Saludos

  3. Es verdad. Otro negro en la presidencia. Igual que en Deep Impact (Morgan Freeman). Será que los guionistas recurren a ellos cuando el futuro se pone muy negro.

    Ahora más en serio. Sin haber visto la peli comparto todo lo mencionado por Zombi. Sólo con haber visto el trailer, saber quien la dirige, ya me huelo lo peor. Otra película pirotécnica hasta el hartazgo, que a duras penas puede emocionar.
    Y además, como en el Día de Mañana, se apoya en un disparate, en este caso geológico. En la anterior se insultó a la meteorología.

    Lo cual me hace pensar que ya tenemos carnaza durante una temporada para alimentar el buche de todos esos pseudocientíficos, “himbestigadores” y charlatanes varios que viven de soltar sandeces a mentes débiles, los cuales desgraciadamente no son pocos. Me estoy refiriendo a los Iker, Benítez, Sierra y demás ralea.

    Oye, el cartelito del monje budista mola.

  4. Paso de Roland Emmerich (otro que tiene suerte de haber nacido en esta época de vacío; en otra se moriría de hambre), así que voy a ser uno de los que se la pierdan para bien (mío, por supuesto).
    Saludos.

  5. Oyes, que a mi Deep Impact me parece bastante potable. Pero de un tipo que ha dirigido la infumabilísima “Independence Day” o la fachísima “El Patriota”, poco se puede esperar. Especialmente en cuanto al americocentrismo.

  6. Es curioso lo de los presidentes negros…a todos los ponen en catástrofes…será Obama una mala señal??
    La definición de esta película es…que pereeeeeeeeeeeeeeza me da verla

  7. A mi me entretuvo si se toma como el espectáculo piromusical habitual de Emmerich. Ahora que este tipo debe de odiar, y mucho, a la humanidad, porque mira que les ha hecho perrerias en sus películas.

  8. Bueno, ayer vi el largometraje. La sala estaba llena a reventar, todos con las palomitas rebosantes de mantequilla en una mano, en plan Homer Simpson, y bebida refrescante del gaznate en la otra. Eso si que me asustó verdaderamente y por contra eramos tres viendo “The Box” el otro día, así que mi estimado Mr Crowley puede que este hombre consiga destrozar eso que llamamos cine, porque la gente es lo que quiere, y eso da mcuho más que pensar que la propia película. A mi me mata. Porque es una forma en que directores como Spielberg rebajen su listón, porque saben que el público ya comulga con ruedas de molinos, así uno comprende la tontería de Indiana Jones 4. Y razón tampoco le sobra a mi estimado 39 escalones al decir que menuda suerte tiene Emmerich de haber nacido en una época carente de ideas, de hastío absoluto. Lo malo es que se cree Spielberg, y encima trata de hacer productos con supuesto mensaje. Vamos una calamidad absoluta.
    Coincido con mi estiamdo Kike en que si Emmerich falleciera hoy tendría una carrera profesional circular, donde empecé lo dejo. Lo digo por el final. Final que me parece inverosimila todas luces y delirante. A quién se le ocurre montar esa infraestructura en el punto más alto de mundo. A un lumbreras sólo. Me imagino a los pobres sherpas subiendo las planchas de acero de Bilbao. JAJAJAJJAJAJAJAJAJJAJAJA delirante cuando menos.
    Tienen toda la razón del mundo tanto mi estimado Wolfen como JMongil al decir que qué motivo hay para que últimamente sean los presidentes negros los que sufran las mayores calamidades. Y cierto es también que pobres geólogos, cómo deja su profesión. Aunque no se qué es peor JMongil, con esa temática me refiero, si “El núcleo” dirigida por Jon Amiel o “2012”, recuerde usted que para de girar y todo se vuelve una locura. Como película me quedo con el largometraje de Amiel, por lo menos no me pareció aburrida, y Aaron Eckhart,Hilary Swank y Delroy Lindo están estupendos.
    Y cierto es lo que dicen tanto Kike como Wolfen en que lo primero que se les debe exigir son unos efectos especiales en condiciones, y qué queréis que os diga, particularmente he tenido momentos en que parecía que veía una de dibujos animados. Quería ser el argumento tan cafre que los efectos no están a la altura de las exigencias.
    Razón tampoco le sobra a mi estimado Eulez, a mi me gustó mucho Deep Impact, sobre todo los dos primeros tercios, el final, bueno, ya que has pasado aceptas pulpo como animal de compañía. Me parece mucho más verosimil lo del sorteo de los números de la seguridad social, que esto de pagar nosécuantitos millones de euros por una plaza y te dejo en tierra encima, vamos para matarlos a todos.
    Entiendo mi estimado Ángel que le dé una inmeeeeeeensa pereza hacer por ir a verla. Pero un servidor al igual que Homo Insanus o Quatermass esto del cine de catástrofes nos pilla en plena línea de flotación, nosotros hemos crecido viendo películas pertenecientes a este género: “Aeropuertos, varios” “Meteoro” “Terremoto” “El día del fin del mundo”, “El coloso en llamas” etc Vamos que iba al cine de cabeza de pequeño si en el título existían las dos palabras mágicas: FIN-MUNDO. Así que cómo perderme este filón catastrofista. Eso me lleva a mi estimado Chacal: haciendo una metáfora sacada del largometraje, a Emmerich le cuesta despeguar su película, lo intenta hasta tres veces, y el tercio inicial lo podría haber resumido un poco más. Lo que pasa que le encanta recrearse, y eso cierra mi opinión circular del film volviendo a Kike, a esta película se le podría decir eso de no son los años son los kilos de metraje que le sobran.

  9. Pues yo quiero ir al cine esta noche a verla… Ya te contaré.

    Saludos.

  10. Oiga pero si hablamos de “El coloso en llamas” yo me pongo de pie!!!!
    eso es cine catastrofista de verdad…incluso alguna de aeropuerto..
    Pero como reivindiqué en su día en mi blog…porque no destruyen nunca ningún monumento español en estas pelis…la sagrada familia por ejemplo!!!
    nos tienen marginados estos yankies

  11. Pues a mí me ha encantado la película. Siento discrepar con la mayoría.
    Saludos.

  12. Yo me ajunto a una peli de catástrofes como el que mas, aunque el espectáculo ha sido notable, no he salido nada satisfecha, prefiero volver a ver su “Independece Day”, será el argumento de los alienígenas, o ver a Will Smith y a Geff Goldblum salvando el mundo, mientras el presidente de los EEUU se pasea volando por ahí tirando bombas, su absurdidad es mucho mas amena, que la de un escritor fracasado, sus dos hijos, la ex etc y el magnáte ruso (por cierto desastroso doblaje), juntos volando por ahí, yendo hacia China, mi suspensión de realidad tiene un límite!!

  13. Mi estimado Juanjo ansío conocer su respuesta y la de todos, es con lo que este blog cobra vida. Es bueno discrepar, me gusta que la gente discrepe conmigo, fíjese Ángel, todavía no me ha poerdonado lo de Agallas, que yo dije que era maravillosa y el que era un truño. Y por aquí andamos. Eso es lo bonito. Él me dió sus razones y yo le di las mías. Fíjese me he quedado muy sólo con “The box” soy el único que la defiende, beuno y mi mi estimado Crowley. Así que no se corte mi estimado Juanjo, no se corte, pase y diga lo que piensa. Y continúe leyendo porque le daré unas ideas a través de la contestación a Ángel de porque me parece un poco lamentable, y me sumo a la opinión de mi estimada Marguis de que cómo un kilómetro de metraje está vacío de contenido y bien podría ido a la papelera de reciclaje. Es como si careciera de emoción. Por cierto la versión original la voz del ordenador de la nave muy conseguida. Mi estimado Ángel es que hay una diferencia entre “El coloso en llamas” y este caso, a pesar de que están contruidas con el mismo patrón. Incluso, a un servidor le dio cierta penita ver a un actorazo como George Segal, con el que disfruté un montón cuando hizo de Harry Calder en “La montaña rusa”, clásico del cine de catástrofes que no sé si algunos de los que estáis leyendo esto habréis visto. Aquí queda desdibujado con esa llamada de teléfono a China (a lo thompson, sin ton ni son) para hablar con su hijo, que está incrustada en la trama. Porque no está desarrollada esa línea argumental y como espectador me importa un carajo esa llamada, para mi no significa nada y no aporta nada. Posee algo más de contenido la de Chiwetel Ejiofor a su padre diciéndole que el mundo se acaba y que se quiere despedir de él, que le pillen haciéndolo, porque eso debería ser un secreto. Y ahora que escribo esto contestándole acabo de caer en la cuenta que este film es como un gran compendio de largometrajes de cine de catástrofes. Así que creo que da para un post de los míos, pero necesito materiales y tiempo. Pero no me diga que no tengo razón. En fin amigos que sólo os puedo adelantar que Emmerich está preparando una secuela de este film y os dejo vía zombi con un vídeo que estaba en youtube hace mucho, mucho tiempo, y en el que aparece el gran Woody Harrelson.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s