Archivo mensual: diciembre 2009

MÁS CASTAÑAS NAVIDEÑAS

Ya sabeís que en estas fechas la cartelera se llena de castañas, así que no podiamos finalizar el año sin hablar de esas castañitas pilongas que intentan hacerse un hueco ante el descomunal huracan llamado “AVATAR”. Además se que os encanta la sesión doble y por ese motivo he enviado a mis dos máss aguerridos compañeros de fatigas a ver dos películas. Con ambos he pasado muy buenos momentos este año que se acaba, y es a ellos a quien quiero dedicar este último post. Ellos son Enrique Dueñas de “Poder Friki” y por otro tenemos a Cantal Ceña que la muy valiente se atrevió con la nueva comedia romántica del actor norteamericano Matthew McConaughey.

“LOS FANTASMAS DE MIS EXNOVIAS“, una comedia romántica del guapísimo Matthew McConaughey, perfecta para un público femenino poco exigente, dispuesto a pasar un buen rato pensando en que la historia que está viendo en la gran pantalla le va a suceder en la vida real. Sí, para eso se hacen este tipo de películas y yo soy una de las que van a verlas incondicionalmente, sobre todo si el protagonista es uno de los actores más guapos del panorama actual. Pero ¿con qué me encontré? Con un film de mínimo interés, completamente previsible y aburrido.

Aunque parece imposible, está basado (igual que el Cuento de Navidad de Disney) en el relato de Dickens en el que tres espíritus se le aparecen de noche al protagonista para mostrarle su pasado, su presente y cómo será su futuro en caso de que no cambie su actitud hacia los demás y hacia sí mismo.

El director de esta joya es Mark Waters. Mucho han cambiado las cosas desde que dirigiera “Ponte en mi lugar” y “Ojalá sea cierto”, que no es que sean grandes trabajos pero por lo menos tienen el aprobado. Y eso que el chico tiene buen ojo, porque ha sido uno de los productores de “500 días juntos”. Una pena que haya terminado así, esperaré impaciente su próximo trabajo para poder decir: me equivoqué con este director.

Por otra parte, el argumento, bastante absurdo, es el siguiente: Connor Mead (Matthew McConaughey) es un fotógrafo de moda, joven, guapo y con mucho éxito entre las mujeres, a las que trata como si fueran de usar y tirar porque no cree en el amor. Pero todo cambiará cuando acuda a la mansión de su difunto tío para asistir a la boda de Paul, su único hermano. Allí se encontrará con Jenny Perotti (Jennifer Garner) la chica con la que ha compartido su infancia y de la primera y única de la que se enamoró hace ya muchos años. La noche previa a la boda, Connor recibe una visita inesperada, la de su difunto tío Wayne (Michael Douglas), millonario, vividor y el “maestro” de Connor en el arte de la seducción. Éste le anuncia que esa misma noche le visitarán tres espíritus: el de sus ligues pasados, el de los presentes y el de los futuros. Y así ocurre. Con cada visita Connor se empieza a plantear si la vida que lleva es la que realmente quiere llevar y se da cuenta de que no le puede dar la espalda al amor.

En fin, qué comentar de esta historia, pues que no tiene mucho sentido mezclar un cuento de Dickens con una comedia romántica. Podría llegar a tener sentido en el caso de que se hiciera bien, pero este no lo es. LOS FANTASMAS DE MIS EXNOVIAS no es un ejemplo del buen hacer. La película no entretiene, no sorprende, no emociona y no te sientes identificado con ningún personaje. Es que le falta de todo…y con todos mis respetos hacia Jennifer Garner, que hasta me ha dado pena verla en este proyecto después de haberla visto en “Juno” o en la premiada serie “Alias”. Sin duda es la mejor de los actores. Y es que  algunos de los componentes del reparto han sido directamente sacados del olvido (y no me extraña que estuvieran en él…), como el que hace de hermano de Connor, Breckin Meyer, que el último papel que le recuerdo fue el de adolescente porrero en “Fuera de onda”. O la que se va a convertir en su mujer en el film, Lacey Chabert, que es la actriz que hacía de hermana pequeña en la pastelosa serie “Cinco en familia”. Una pena, porque ni Michael Douglas salva la papeleta y para colmo, Mathew McConaughey no sale tan guapo como nos tiene acostumbrados. El único personaje que merece la pena (y solamente aparece en tres escenas) es el padre de la novia, el sargento Volkom, interpretado por Robert Forster. Para resumir, que como no creo que tarde mucho en aparecer el DVD, no tengáis prisa y dejadla para una tarde de domingo en la que vuestros planes brillen por su ausencia.

Mientras que Enrique Dueñas y un sevidor fuimos a ver esa precuela de la que ya os hemos comentado algo hablo de…

“SOLOMON KANE” es el primer héroe de “espada y brujería” de la historia de la literatura. Anterior a otras creaciones más famosas de Robert E. Howard, como Kull de Atlantis y Conan de Cimmeria.  Si obviamos los experimentos de Lord Dunsanny y William Morris, se puede afirmar que fantasía heroica nace con el relato de 1929 “Red Shadows”, en el cual un misterioso justiciero puritano viaja hasta África en busca de venganza por la muerte de una niña. Recientemente, Solomon Kane se ha convertido también una producción independiente británica dirigida por Michael J. Bassets (“Deathwatch”) y protagonizada por James Purefoy (Marco Antonio en “Roma”). Su estreno en España está previsto para el 1 de Enero mientras que en Estados Unidos todavía carece de distribución. En la multitud de críticas genéricas que encontraréis por ahí, se mencionarán “Van Helsing” y “El señor de los anillos” como referencias directas de Bassets. Obviamente, quién dice esto no tiene ni puñetera idea.

En los últimos años han aparecido centenares de imitadores de Solomon Kane… de forma que no resulta difícil ver espadachines siniestros cuyo rostro está oculto bajo un sombrero de ala ancha. El anime “Vampiro Hunter D” es quizás el plagio más descarado. Pero merece la pena destacar “Van Helsing” por ser el nombre más mencionado por todos los pseudocríticos de internet. “Abraham Van Helsing” es un profesor ficticio creado por Bram Stoker para su novela Drácula en 1897. Se trata de un hombre cultivado y conocedor de relatos antiguos, que utiliza su cerebro y voluntad como armas supremas. Stephen Sommers en 2004 dirige una epopeya descerebrada cuyo protagonista lleva el mismo apellido. Pero que, en realidad, no tiene nada que ver con él, pues plagia descaradamente la personalidad y aspecto del personaje de Howard.

Por otro lado, la Tierra media de Tolkien (trasladada con acierto por Peter Jackson al cine) es, en la forma, una tierra fascinante repleta de elementos fantásticos tan maravillosos como extraordinarios y, en el fondo, un universo determinista y basado en la voluntad divina. En los mundos oscuros del creador de Conan todo lo sobrenatural es repugnante y maligno, mientras se enfatiza la fortaleza de las decisiones humanas. En realidad las mayores influencias de esta película que tenemos entre manos son “Batman begins” y el cine estilo “sword & sorcery” de los años 80. La aproximación al hombre murciélago de Christopher Notan está presente durante todo el metraje, tanto en la idea de otorgar un “origen” a un personaje clásico como el tratamiento del drama. Por otro lado, hay numerosos momentos que nos recuerdan a “Excalibur”, “Los inmortales”, “Cromwell, rey de los bárbaros” o “El dragón del lago de fuego”.

También se ha criticado el tono general del filme por ser excesivamente “oscuro” y carecer de sentido del humor. Pero hay docenas de grandes historias de aventuras que se toman a sí mismas muy en serio y no son peores por ello. Además, sí que encontraremos pequeñas pildoritas cómicas que alivian un poco la tensión acumulada. Es fácil afirmar por tanto que muchos de los detractores de esta película se dejan llevar por unos prejuicios sencillamente absurdos. Aunque tampoco conviene engañarse. El producto final tiene defectos propios. Y algunos muy gordos. Para empezar, el argumento padece de un tratamiento demasiado cristiano. No llega al nivel de Narnia (puesto que no intenta adoctrinar a la audiencia mediante símbolos y medias verdades), pero sí que abusa de leyendas bíblicas, mensajes eclesiásticos o actitudes marcadamente “puritanas”. Es decir, que si el protagonista del filme no fuera ficticio, habría disfrutado de lo lindo con la proyección.

Todos los elementos fantásticos están personificados por servidores del Diablo, que caminan por la tierra en busca de almas que devorar. Sin embargo, los enemigos del Solomon Kane literario no provienen del infierno sino de eras anteriores: entidades extraterrestres, espectros que regresan en busca de venganza, magia pagana, criaturas mitológicas… ¿dónde está Lucifer aquí? En la mente de un fanático que no comprende los misterios del cosmos, nada más. Por ejemplo, Howard jamás incluyó una bruja en ninguna de sus historias por que sabía de sobra (y hablamos de los años 20) que eso podría parecer alguna clase de justificación al asesinato de miles de mujeres inocentes en el pasado. Bassets (que, curiosamente, se declara ateo) no tiene tanta sensibilidad y nos regala algún momento de delirio ultra-religioso que podría dirigir Osama Bin Laden. ¡¡Tiembla, Harry Potter!!

El otro fallo que merece la pena destacar es la lentitud de la que adolece la segunda mitad del metraje, así como una carencia clarísima de escenas de acción memorables. Esta es la  principal lacra del título y aquella que, probablemente, destacará la mayor parte del público. De hecho, resultan tan evidentes los altibajos de ritmo que sorprende que no se haya intentado solucionar en la sala de montaje. Las peleas de espadas están bien coreografiadas (aunque mayor claridad en los encuadres no vendría mal) y, en ocasiones, gozan de grandes dosis de tensión y violencia gráfica. Pero resultan cortas y escasas. Está claro que para tratarse de una historia de aventuras, faltan enfrentamientos únicos, soluciones visuales nuevas y rivales dignos de nuestro justiciero. Por no decir que la batalla final es MUY decepcionante, tanto en su desarrollo como en su rápida conclusión. Por otro lado la historia, aunque tópica en más de un aspecto, no está mal construida y tampoco hallaremos momentos de gloriosa vergüenza ajena a los que Hollywood nos tiene acostumbrados. Claro que, recordemos, esto no es Hollywood.

“Solomon Kane” parece mucho más cara de lo que es en realidad. Aquí tenemos todo un acierto. Cuarenta millones es claramente “serie b” en la mayor parte de los países, pero aquí se ha exprimido hasta el último céntimo para dar aspecto de superproducción al conjunto. Absolutamente nada hace pensar que estemos ante una producción para televisión o directa a dvd. La fotografía es preciosa. Muchos planos son sorprendentemente evocadores, las localizaciones están bien escogidas y los escenarios han sido construidos con gusto… desde las humildes casas de los campesinos ingleses hasta los monstruosos palacios plagados de brujería. Los efectos especiales son espectaculares y las imágenes generadas por ordenador resultan más que convincentes. La banda sonora, aunque carezca completamente de originalidad, cumple con su cometido. Se trata de otro trabajo de la fábrica de música en cadena “mediaventures”, en esta ocasión efectuado por Klaus Badelt.

Y destacar también la entrega de James Purefoy, que viste su capa negra con una elegancia inigualable. El actor británico dota a cada línea de diálogo de una veracidad encomiable, y sabe bien como dirigir la mirada. También ayudan, como no, su físico fibroso, y su rostro, atractivo a la vez que amenazante. Otra interpretación interesante es la del legendario Max Von Sydow que podremos ver en un par de ocasiones de gran carga dramática. Los primeros cuarenta minutos son brillantes. Desde el impactante prólogo hasta la introducción de los villanos (comandados por una especie de Darth Vader de la Edad Moderna). A partir de ahí sobran buenas ideas pero falta pulsión narrativa.Una odisea de fantasía oscura sobre la redención, en la cual el mayor guerrero de su era debe atravesar un desolado paraje poblado por demonios. La clase de historia que muchos disfrutaremos y que muchos otros no soportarán. Quizás la mayor parte de las críticas sean negativas. Y lo más probable es que estemos ante un fracaso de taquilla. Pero, por lo que a mi respecta, Kane merece quemar vivos a todos esos despreciables vampiros enamoradizos que pueblan nuestras salas… y a sus repulsivas hordas de seguidores, claro.

No nightwind shook the forest deep
Where the shadows of Doom were spread,
And Solomon Kane awoke from sleep
And looked upon the dead.

SOLOMON KANE-ENTREVISTAS

El día 31 de diciembre llegará a nuestras pantallas otra de las películas más esperadas de la temporada, hablo de “Solomon Kane”. Michael J Bassett ha sido el elegido para tomar el personaje creado por el novelista Robert E. Howard, creador del personaje de Conan, para darle vida. Para los no iniciados, como un servidor, comentaos que Solomon Kane es un guerrero puritano del Siglo XVII cuya única meta en la vida es terminar con la maldad en todas sus formas. Sus aventuras le llevan desde los oscuros submundos de las principales capitales europeas, hasta las frondosas y peligrosas junglas africanas.

El actor elegido para interpretarlo ha sido, nada más y nada menos que, James Purefoy famoso por haber sido Marco Antonio en la serie de “Roma” o haber aparecido en películas como “Resident Evil” o “Vanity Fair”. En estas nuevas aventuras de magia y espadas le acompañan Jason Babson, que os sonará de su participación en “Hellboy” o en “El ilusionista” y Rachel Hurd-Wood, que brilló con luz propia en el film de Tom Tykwer “El perfume: Historia de un asesino”.
El 10 de diciembre su director y principal estrella se dejaron caer por Madrid para presentar a este nuevo héroe a los medios, para ello Kike de “Poder Friki” y un servidor nos trasladamos hasta el céntrico Hotel EM para realizar las dos entrevistas que ahora podréis ver….

ENTREVISTA JAMES PUREFOY

ENTREVISTA MICHAEL J. BASSETT

“FAMA” Y SU REMAKE

En la década de los ochenta el género musical brilló con luz propia. Películas como “Fiebre del Sábado Noche”, “Grease”, donde el actor John Travolta lucía y movía el palmito encandilando a todas las adolescentes y no tan jovenes del país.  Bob Fosse realizó su obra maestra “All that jazz”, que se conoce en neustro país como “Empieza el espectáculo”. Pero llegó un británico a la industria de Hollywood para revolucionar el género con un largometraje titulado “Fama”.

“FAMA”-DECLARACIONES ALAN PARKER

Para ello se sirvió del guión escrito por Christopher Gore y su propuesta era muy ingeniosa y no podía ser más simple. Los protagonistas serían estudiantes que quieren alcanzar el estrellato, llegar hasta allí es un calvario, y ellos nos mostrarían cómo es. Así con un reparto coral, donde las esperanzas se van truncando, veremos como sólo unos pocos alcanzarán ese lugar y podrán saborear la “Fama”. Para ello le imprimió una estética sucia, nada vista hasta el momento. Los perosnajes requerían de tener un cierto desarrollo de su perfiol psicológico, lo que significaba que la cantidad de números musicales estaban restrigidos y le llevaba a incrementar el metraje. Además, las coreografías tocaban todos los géneros desde el típico claqué hasta el breakdance tan de moda en el momento del estreno, sobre todo en los suburbios de la Gran Manzana.

El largometraje de Alan Parker se alzó con cuatro estatuillas en la ceremonia de la entrega de los Oscars de 1980:

  • A la mejor canción original – “Out Here On My Own”, Michael Gore y Lesley Gore
  • Al mejor sonido – Michael J. Kohut, Aaron Rochin, Jay M. Harding, Christopher Newman
  • Al mejor guión original – Christopher Gore
  • Al mejor montaje – Gerry Hambling

Pero sin duda alguna el mejor momento del film a mi gusto es este…el número del “Hot lunch jam” donde los acordes jazz invaden el comedor de una manera progresiva y se mezclan con la poderosa voz de Irene Cara, todo rodado con una fotografía un tanto sucia. Así nos mostrará cómo viven estos estudiantes de arte dramático. Para mi, insisto, es uno de los momentos poderosos, lleno de energía y sobre todo muy pegadizo.

“FAMA”-HOT LUNCH JAM

Aunque para mi el peor es el que da nombre a la película, el número de “Fama”. Original formalmente es, pero lo siento a uno le estomaga esta canción de Giorgio Moroder. No puedo con ella.

“FAMA”-FAME

Dos años más tarde continuaron con el filón en la televisión, y de la película nació la serie homónima pero que a pesar de tener dos temporadas la segunda aburrió al todo el mundo. Y eso que su horario de emisión era de máxima audiencia los domingos al mediodía. Algunos actores pasaron de celuloide al las 625 líneas, como por ejemplo la coreógrafa debbie Allen que daba vida a Lydia, el desaparecido Gene Anthony Ray que interpretaba al rebelde Leroy, Lee Curreri era el italoamericano Bruno, que quería llegar a ser compositor e iba de un sitio para otro con sus sintetizadores  o Albert Hague que ponía el contrapunto como el profesor Sorofsky

CABECERA SERIE TV “FAMA”

Y todo esto a qué viene a que esta semana nuestro reportero más dicharachero y marchoso, Victor GuyBrush, a ido a ver el remake de “FAMA” que posee la misma historia la cámara sigue a un dotado grupo de bailarines, cantantes, actores y artistas de diferentes disciplinas, a lo largo de cuatro años en la Escuela Superior de Artes Escénicas de Nueva York, donde se les da a los estudiantes la oportunidad de vivir sus sueños y de perseguir la fama. Pero esa clase de fama que viene del talento, la dedicación y el trabajo duro. En una atmósfera de increíble competitividad, plagada de inseguridades, los sueños de los estudiantes serán sometidos a duras pruebas. Mientras intentan alcanzar sus metas con duro trabajo tendrán que afrontar tumultuosas amistades y apasionados romances. Con el apoyo de sus amigos y compañeros artistas, descubrirán quién de entre todos ellos, tiene el talento necesario para alcanzar la fama.

Siento que me estoy repitiendo, que esto ya lo he dicho antes, que probablemente los lectores ya lo habrán comentado a sus amigos en alguna ocasión y que todos lo hemos oído mil veces, pero es lo que hay: ¿para qué hacer un remake si la película original estaba bien y el refrito no aporta nada nuevo? Desde el punto de vista artístico, creativo o del simple entretenimiento, lo que le importa al espectador, para nada. Fama versión 2009 es más de lo mismo pero peor y supongo que no había muchas dudas de que esto podía ocurrir.

Yo las tenía. En realidad la cinta no está tan mal; no es Luna Nueva a pesar de que se puedan sentir las hormonas revolucionadas en el aire y de los amores de los que no se muestra más que un roce de labios. Lo mejor de la nueva Fama es que es entretenida (si no odias los musicales) y gustará a los fans de Operación Triunfo y del programa Fama. Sin embargo, cualquiera que tenga como referente la serie de los ochenta o la primera película se preguntará ¿para qué hacer un remake si la película original estaba bien y el refrito no aporta nada nuevo? La mayoría de los que no tengan ese referente saldrán con sensación de que podían haber estado haciendo algo de provecho la hora y media que dura.

El reparto, como en la película original, está compuesto por un elenco de jóvenes nada conocidos al menos por estos lares que poco habían hecho, aparte de alguna serie el que más, antes de participar en este largometraje. En general no lo hacen mal, como aquellos de la versión de 1980, pero tampoco parece que haya ninguna Isabelle Fuhrman (La huérfana) en el grupo. Además los personajes poco lucimiento (fuera de cantar y bailar) permiten a sus intérpretes. No hay ningún Leroy como en la original, alguien carismático que destaque por encima del resto, lo que le resta muchos enteros a una historia que se basa en personajes. Si estos fallan ¿qué nos queda?

El director, Kevin Tancharoen, salido de la MTV y de la dirección de series y coreografías, junto a la guionista Allison Burnett, ha respetado el original al menos en la forma y ha intentado adaptarlo a los nuevos tiempos. El resultado final es una copia técnicamente respetuosa, que conserva muchos elementos de la original, entre ellos un buen ritmo, pero que resulta banal.

Si la fuerza de la primera Fama estaba en el drama, en la superación de los problemas a los que se enfrentaban los protagonistas, la nueva Fama presenta unos conflictos que dan risa en comparación. Los protagonistas del remake son desdichados porque sus padres no les comprenden o porque su novia se va con otro, mientras que los personajes de la primera versión tenían que enfrentarse a abusos sexuales o a salir del armario recién empezada la década de los 80. Los problemas más profundos, que podrían dar color a los personajes, están tratados por encima y no consiguen que nos importe lo más mínimo si la hermana de Malik murió tiroteada o bajó a por tabaco y no volvió nunca.

Los números musicales dan un poco de vergüenza y la banda sonora se mueve entre el hip hop y el pop con influencias negras de Alicia Keys y compañía, dándole ese tufillo a MTV que no va a ser del agrado de muchos. Para rematar la cantidad de azúcar que endulza la nueva versión a algún iluminado se le ocurrió que topicazos tipo “respétate a ti mismo y llegarás lejos, si quieres puedes, es muy fácil si lo intentas” podrían aportar algo a la cinta. Lo único que consiguen es sonrojar a los espectadores de más de 10 años. Esta lamentable moralina ataca, sobre todo, durante los últimos minutos del metraje; si a alguien le había parecido que la película “no estaba mal” el final tirará por tierra las buenas palabras que se pueden tener de ella.

En un momento dado, el personaje de Walter Perez le comenta al profesor de música que no le gustan las piezas clásicas porque eso está pasado y a él lo que le mola es la innovación y tal, y que seguramente a Bach le machacaron sus profesores por el mismo motivo. El profesor le dice que tal vez tiene razón, así que, por si acaso su música se sigue tocando 350 años más tarde, como la de Bach, le pide disculpas por adelantado. ¿Se darían cuenta los responsables la película de que estaban retratando la lápida que en mucho menos de 350 años caerá sobre ellos y su creación? Por si las moscas, les pido disculpas por adelantado.

DONDE VIVEN LOS MONSTRUOS-ENTREVISTAS

Como habeís imaginado bien, si la semana pasada os recomendabamos que acudieraís al cine a ver “Mal día para pescar”, esta semana os recomendamos el nuevo trabajo del inclasificable director norteamericano Spike Jonze, si no me creeis aquí teneís un botón de muestra hablo de su trabajo para los Chemical Brothers. Jonze realizó el vídeo musical del tema “Electrobank”, es simplemente maravilloso. Hiperrealismo, tomas imposibles son su sello, al igual que el de su filmografía.

The Chemical Brothers – Elektrobank

o este otro vídeo para la cantante islandesa Bjork

It’s, Oh, So Quiet – music video – Bjork

Así que os recomendamos el largometraje “DONDE VIVEN LOS MONSTRUOS”, ya os he contado que está basado en el relato de Maurice Sendak titulado “Where the wild things are”. Un largometraje de imagenes cuidadas, respetuoso con el cuento en el que se basa, repleto de grandes actuaciones. Para prensentarla acudieron hasta Madrid Vincent Landau, productor de la película y Max Records, protagonista indiscutible del film. Videodromo tuvo la ocasión de entrevistar a ambos en el Hotel Santo Mauro. Así que esta semana id a ver este relato de imágenes tan líricas como los versos de Sendak.

DONDE VIVEN LOS MONSTRUOS
ENTREVISTA CON MAX RECORDS Y VINCENT LANDAY

DONDE VIVEN LOS MONSTRUOS

La nueva película de Spike Jonze se titula “Where the wild things are” que aquí se llamará “DONDE VIVEN LOS MONSTRUOS” y se batirá en duelo con Avatar este viernes. En este caso ha adaptado un relato corto infantil escrito e ilustrado por Maurice Sendak, muy famoso en Estados Unidos, pero un tanto desconocido por estos lares. Hasta el punto que los espectadores norteamericanos acudían en masa al cine reverencialmente. Tuve la suerte de verla con unos amigos estadounidenses y ellos nos contaban que sus padres les habían contado unas cuantas veces este cuento durante su infancia. La historia se centra en Max, un niño rebelde que una noche haciendo de las suyas es castigado por su madre. Le manda a la cama sin cenar. Esto no hace más que empeorar las cosas, se enfurece y se fuga de casa. Al llegar al embarcadero se monta en una barca haciéndose a la mar. Navegará durante días y noches hasta que llegue “Dónde residen las cosas salvajes”.

Antes de regresar a España el largometraje continuaba proyectándose en el cine. Así que se ha mantenido más de dos meses en cartel después de su estreno. Independientemente de los dimes y diretes que han rodeado a su producción, que podríamos calificar de tormentosa. Lo innegable es que la expectación en Europa y concretamente en España es máxima. No me extraña. Todos los espectadores norteamericanos tenían una enorme curiosidad sobre cómo se podía rellenar dos horas de metraje porque conocían su escueta extensión del relato.

 A los europeos nos despertaba curiosidad como un director tan personal e iconoclasta había elegido este material de este calado para su nuevo proyecto. A la salida no hubo decepción, aunque para los europeos nos resultó un tanto frío el visionado. Un servidor concretamente sintió la necesidad de salir corriendo como Max a una librería para comprarse el cuento. Una vez leído, te haces consciente de la gran labor y el enorme respeto que le despierta tanto a Jonze como al equipo del film este cuento.

Aprecias el talento de Jonze, ya que le sirve como punto de partida narrativo, para bucear en los personajes y crear otros nuevos, así como dotarles de una personalidad de la que carecen en el cuento. Obviamente, esto sólo lo puede hacer alguien que posea un universo personal, que sepa asimilar la idea y construir de cero algo nuevo y respetuoso.  No os exagero cuando os digo que el ochenta por ciento del metraje es material original del director norteamericano inspirado el cuento y en las ilustraciones de Sendak.

La pregunta que os estará rondando la cabeza es: ¿Cómo una adaptación de estas características puede considerarse fiel? La respuesta es simple, se puede y se debe considerar, porque mantiene tanto el espíritu como  la iconografía creada por el autor, aunque evidentemente se pierda la musicalidad de la prosa tanto al adaptarlo al cine como al traducirlo a cualquier idioma. Así consigue que todo el equipo integrante trabaje en esta dirección, y así podemos ver como es enorme la labor de la dirección artística que bucea en el universo de Sendak y lo amplían y lo hacen tridimensional, así las estructuras arquitectónicas es material novedoso.

Pero también la del director de fotografía que usa una paleta de colores semejante a las ilustraciones. Y obviamente quiero finalmente destacar la labor de todo el reparto que integra el largometraje, desde Catherine Keener pasando por Forest Whitaker, Helena Boham Carter al niño Max Records. Están todos en su papel, y se adentran en sus personajes con mucha ilusión y cariño, ya que ninguno está fuera de lugar.

Y ahora os dejo con una traducción que he elaborado del cuento de Sendak, y os recomiendo su lectura para iniciaros en este particular universo.

Where the wild things are. Maurice Sendak.

Esa noche Max llevaba su disfraz de lobo y había causado daños como si fuera uno de ellos, y más si cabe. Su madre le llamó “Cosa salvaje” y Max contestó: “te comeré”. Así que fue enviado a la cama sin cenar. Esa misma noche, un bosque creció en la habitación de Max, y creció, y creció hasta que del techo colgaban parras y las paredes se convirtieron en otro mundo, y un océano surgió con una barca privada para Max, Navegó día y noche, y pasaron las semanas, incluso un año hasta que alcanzó donde están las cosas salvajes. Y cuando llegó  al lugar donde están las cosas salvajes, ellos bramaron sus más terribles rugidos e hicieron rechinar sus terribles dientes, giraban sus horribles ojos y mostraban sus terribles garras. Mientras Max se dijo: no tendré miedo, y los domesticó con su truco mágico de mirar fijo a sus ojos amarillos sin pestañear una sola vez, y  ellos se atemorizaron y le llamaron la cosa más salvaje de todas y le hicieron el rey de todas las cosas salvajes.

“Y ahora” gritó Max, “que comience la juerga salvaje”

“Ahora parar” dijo Max y mandó a la cama a todas las cosas salvajes sin cenar. Y el rey de todas las cosas salvajes se sintió solo y quiso estar donde alguien le amara por encima de todo. Entonces a través de todo aquel lejano mundo olió cosas buenas para comer así que dejó de ser el rey de donde están las cosas salvajes.

Pero las cosas salvajes gritaban: “¡OH! Por favor, no nos abandones-te comeremos-te queremos mucho” Y Max dijo: “No” Las cosas salvajes rugieron sus más terribles rugidos e hicieron rechinar sus terribles dientes, y giraban sus horribles ojos y mostraban sus terribles garras, pero Max se subió a su barca privada y dijo adiós con la mano, y navegó de regreso durante un año, y pasaban las semanas y los días hasta esa noche en su misma habitación donde encontró su cena que le estaba esperando, y todavía estaba caliente.

AVATAR

Epistola de Alfie a los Videodromistas. Estimados hermanos, vuestra larga espera va a finalizar. El próximo viernes llegará a vuestras pantallas amigas…AVATAR

Pero si compráis la entrada dará comienzo vuestro particular calvario. Puede que sea una experiencia mística que todo cinéfilo debe pasar. No lo sé. Pero estaba tratando de escribir una reseña sobre el film y mira tu por donde que de repente me sentí totalmente poseído por el espíritu del “Rey del Mundo” y me dijo: “Alfie, mira en tu interior. Alfie, recuerda el decálogo para sobrevivir en Pandora”.

Así que me puse a recordar…Hay un momento al principio del film cuando llega Jake Sully, interpretado por Sam Worthington, a Pandora que se oye al Coronel Miles Quaritch decir: “este es el decálogo para sobrevivir en Pandora, señores”

Y el sufrido espectador no lo llega a escuchar en ningún momento del resto de metraje, y mira que en dos horas y tres cuartos hay tiempo. Eso sí, las copias y homenajes a otras películas las hay por doquier. Pensad en una y seguro que aparece. Porque el “Rey del Mundo” es todo poderoso y todo lo puede, hasta jactarse de que ha escrito el guión en quince días y que se ha tirado más de cuatro jugando con la tecnología.

Eso se nota en la primera media hora de metraje. Así que mis estimados parroquianos, tras haberme inspirado en el inmenso espíritu de Cameron, aprendeos la santa ley, porque lo ha dicho él.  Estos son sus diez mandamientos, este es el DECÁLOGO AVATAR:

  1. Verás “Avatar” en 3D
  2. Dormirás el día anterior tus diez horas correspondientes.
  3. Te abstendrás de haber tomado cualquier sustancia psicotrópica o que provoque neurotoxicidad.
  4. No verás “Avatar” con una copia bajada de “la mula” en el ordenata o en “la tele”.
  5. No cometerás actos impuros si te aburres viendo “Avatar”.
  6. Acudirás al cine habiendo satisfecho todas tus necesidades básicas (de cualquier índole)
  7. No comprarás palomitas y Coca-Cola, porque dan sed y beberás y luego tendrás que ir al escusado a aliviarte con lo que posiblemente te pierdas la mejor secuencia de Avatar.
  8. No dirás falso testimonio ni mentirás sobre Avatar.
  9. Reprimirás tus  ganas de volver a ver “Abyss”, “Aliens”, “Robocop”, “Apocalypse Now”, “Apocalypto”, “El Último Mohicano”, “Un hombre llamado caballo” o “Dune”, entre otras, antes de Avatar.
  10. Amarás y venerarás a Cameron sobre todas las cosas.

MAL DÍA PARA PESCAR-PRESENTACIÓN

Amigos y lectores de Videodromo, llega hoy viernes una película fundamental, esencial, que no debéis dejar de pasar. Ha pasado por grandes festivales cosechando premios y grandes críticas. Es una pasada. No sé si le gustará a mi estimado Ángel que es muy especial para el cine negro, pero creo que esta vez te encantará. A quién creo que saldrán del cine maravillados son 39 escalones, SuperSantiEgo, JMongil, Mr. Sancho, Dr. Quatermass, Insanus, Miss Darko, Mr. Redrum y Mr. Crowley. Como me pude acordar de todos vosotros ayer. El largometraje de autor se llama  

 No perderos esta gran y maravillosa película, os dará de todo. Es más se me ocurre que podemos hacer una cadena de recomendación, es decir, yo en este post se la he recomendado a  los que yo creo que le encantará. Si a la salida os gusta, se la recomendáis a otros lectores vuestros. De verdad, es una joyita. Ayer en La Casa de América fue la prensentación a los medios. Así que una vez más dejaré que sean ellos los que os hablen de esta curiosa cinta. Tranquilos, no hay spoilers.

MAL DÍA PARA PESCAR
RUEDA DE PRENSA

MAL DÍA PARA PESCAR
ENTREVISTA ÁLVARO BRECHNER

MAL DÍA PARA PESCAR
ENTREVISTA GARY PIQUER