DONDE VIVEN LOS MONSTRUOS

La nueva película de Spike Jonze se titula “Where the wild things are” que aquí se llamará “DONDE VIVEN LOS MONSTRUOS” y se batirá en duelo con Avatar este viernes. En este caso ha adaptado un relato corto infantil escrito e ilustrado por Maurice Sendak, muy famoso en Estados Unidos, pero un tanto desconocido por estos lares. Hasta el punto que los espectadores norteamericanos acudían en masa al cine reverencialmente. Tuve la suerte de verla con unos amigos estadounidenses y ellos nos contaban que sus padres les habían contado unas cuantas veces este cuento durante su infancia. La historia se centra en Max, un niño rebelde que una noche haciendo de las suyas es castigado por su madre. Le manda a la cama sin cenar. Esto no hace más que empeorar las cosas, se enfurece y se fuga de casa. Al llegar al embarcadero se monta en una barca haciéndose a la mar. Navegará durante días y noches hasta que llegue “Dónde residen las cosas salvajes”.

Antes de regresar a España el largometraje continuaba proyectándose en el cine. Así que se ha mantenido más de dos meses en cartel después de su estreno. Independientemente de los dimes y diretes que han rodeado a su producción, que podríamos calificar de tormentosa. Lo innegable es que la expectación en Europa y concretamente en España es máxima. No me extraña. Todos los espectadores norteamericanos tenían una enorme curiosidad sobre cómo se podía rellenar dos horas de metraje porque conocían su escueta extensión del relato.

 A los europeos nos despertaba curiosidad como un director tan personal e iconoclasta había elegido este material de este calado para su nuevo proyecto. A la salida no hubo decepción, aunque para los europeos nos resultó un tanto frío el visionado. Un servidor concretamente sintió la necesidad de salir corriendo como Max a una librería para comprarse el cuento. Una vez leído, te haces consciente de la gran labor y el enorme respeto que le despierta tanto a Jonze como al equipo del film este cuento.

Aprecias el talento de Jonze, ya que le sirve como punto de partida narrativo, para bucear en los personajes y crear otros nuevos, así como dotarles de una personalidad de la que carecen en el cuento. Obviamente, esto sólo lo puede hacer alguien que posea un universo personal, que sepa asimilar la idea y construir de cero algo nuevo y respetuoso.  No os exagero cuando os digo que el ochenta por ciento del metraje es material original del director norteamericano inspirado el cuento y en las ilustraciones de Sendak.

La pregunta que os estará rondando la cabeza es: ¿Cómo una adaptación de estas características puede considerarse fiel? La respuesta es simple, se puede y se debe considerar, porque mantiene tanto el espíritu como  la iconografía creada por el autor, aunque evidentemente se pierda la musicalidad de la prosa tanto al adaptarlo al cine como al traducirlo a cualquier idioma. Así consigue que todo el equipo integrante trabaje en esta dirección, y así podemos ver como es enorme la labor de la dirección artística que bucea en el universo de Sendak y lo amplían y lo hacen tridimensional, así las estructuras arquitectónicas es material novedoso.

Pero también la del director de fotografía que usa una paleta de colores semejante a las ilustraciones. Y obviamente quiero finalmente destacar la labor de todo el reparto que integra el largometraje, desde Catherine Keener pasando por Forest Whitaker, Helena Boham Carter al niño Max Records. Están todos en su papel, y se adentran en sus personajes con mucha ilusión y cariño, ya que ninguno está fuera de lugar.

Y ahora os dejo con una traducción que he elaborado del cuento de Sendak, y os recomiendo su lectura para iniciaros en este particular universo.

Where the wild things are. Maurice Sendak.

Esa noche Max llevaba su disfraz de lobo y había causado daños como si fuera uno de ellos, y más si cabe. Su madre le llamó “Cosa salvaje” y Max contestó: “te comeré”. Así que fue enviado a la cama sin cenar. Esa misma noche, un bosque creció en la habitación de Max, y creció, y creció hasta que del techo colgaban parras y las paredes se convirtieron en otro mundo, y un océano surgió con una barca privada para Max, Navegó día y noche, y pasaron las semanas, incluso un año hasta que alcanzó donde están las cosas salvajes. Y cuando llegó  al lugar donde están las cosas salvajes, ellos bramaron sus más terribles rugidos e hicieron rechinar sus terribles dientes, giraban sus horribles ojos y mostraban sus terribles garras. Mientras Max se dijo: no tendré miedo, y los domesticó con su truco mágico de mirar fijo a sus ojos amarillos sin pestañear una sola vez, y  ellos se atemorizaron y le llamaron la cosa más salvaje de todas y le hicieron el rey de todas las cosas salvajes.

“Y ahora” gritó Max, “que comience la juerga salvaje”

“Ahora parar” dijo Max y mandó a la cama a todas las cosas salvajes sin cenar. Y el rey de todas las cosas salvajes se sintió solo y quiso estar donde alguien le amara por encima de todo. Entonces a través de todo aquel lejano mundo olió cosas buenas para comer así que dejó de ser el rey de donde están las cosas salvajes.

Pero las cosas salvajes gritaban: “¡OH! Por favor, no nos abandones-te comeremos-te queremos mucho” Y Max dijo: “No” Las cosas salvajes rugieron sus más terribles rugidos e hicieron rechinar sus terribles dientes, y giraban sus horribles ojos y mostraban sus terribles garras, pero Max se subió a su barca privada y dijo adiós con la mano, y navegó de regreso durante un año, y pasaban las semanas y los días hasta esa noche en su misma habitación donde encontró su cena que le estaba esperando, y todavía estaba caliente.

Anuncios

20 Respuestas a “DONDE VIVEN LOS MONSTRUOS

  1. Me regalaron el maravilloso libro de Sendak cuando era muy bajita (sí, una vez lo fui), pero lo perdí, así que cada vez que iba a la biblioteca, durante años, pasaba las páginas del mutilado ejemplar que allí custodiaban con ganas de meterlo en mi bolso y acabar así con su agonía de rayajos y huellas de phoskitos.

    En fin, todo este rollo para decir que me muero de ganas de ver la peli.

  2. Esta si que no me la pierdo, que adoraba ese cuento de niño y ardo en deseos la maravilla con la que Jonze nos hará ser niños de nuevo.
    Saludos

  3. Vaya, pues parece que hay gente no-anglosajona que sí conocía los cuentos…

  4. ¡Qué ganas de verla! El libro es realmente una pequeña obra de arte 🙂 espero que la película le haga honor…soy muy exigente!

    http://www.partigi.com

  5. Pues tengo ganas de ver la peli, pero me he asombrado de ver que se basa en un cuento de cuatro parrafos!. Eso si me estan entrando ganas de comprar el cuento para explicarselo a mi chaval.

    Saludos!

  6. Yo también tengo muchas ganas de verla, casi por lo mismo que comenta el Dr.Quatermass, cómo transformar en una película un libro tan escueto. Otra cosa que me produce interés es como se habrá aplicado la imaginería de Jonze en la creación de este particular mundo.

    Saludos.

  7. ¿Helena Boham Carter en el reparto?

    Déjame que adivine. Hace de…. ¿monstrua?
    Conociéndola ¿de qué sinó?

    Insisto: ¿qué porras desayunarán en la mansión Burton?

  8. Siempre conseguís sorprenderme. Así que conocíais el cuento de Sendak. Mi estimado Eulez veo que usted también. En mi caso, entré en contacto con su mundo este pasado mes de octubre. Mi estimada Nata vaya a verla sin dudarlo, ya verá lo curiosa que es.
    Mi estimado Mr. Crowley ya verá le hará sentirse un niño de nuevo, y es una maravilla la recreación.
    Mis estimados Dr. Quatermass y Tomás pues imaginen de cuatro párrafos sale un guión de 90 minutos, coherente y fiel al cuento. Ya verán, ya verán, creo que sólo Jonze es capaz de hacer esto.
    JAJAJAJAJAJA Mi estimado Jmongil yo creo que desayunan campurrianas, jajajajajajjajaja. Es que tiene mucha razón.
    Mi estimada Elvira, en primer ligar darle la bienvenida al videodromo. En segundo, hay más de dos tercios de material original, pero que todo él va en el mismo sentido que el cuento, por eso digo que la adaptación de Jonze es fiel. Puede que adolezca de cierta falta de ritmo en algún momento, pero el lirismo de las imágenes merece la pena pagar por un visionado. No como Avatar.

  9. el viernes veo avatar, el sabado veo esta, las 2 me atraen de igual manera, aunque de manera distinta…

    un abrazo alfie!

  10. Me toca de nuevo hacer de cenizo. No pienso ver “Avatar”, por supuesto (porque, fíjate tú lo raro que soy, prefiero ir al cine), pero esta me da una pereza bárbara. Yo es que soy poco de muñequitos en la pantalla, me sacas de Yoda y Alien y como que me da un jamacuco… A no ser que me la recomiendes entusiásticamente, en cuyo caso me lo pensaré.
    Saludos.

  11. Porqué todos los cuentos hablan de monstruos, hombres del saco y cosas terrorificas. Lo recuerdo con autentico espanto, la oscuridad me daba un cague que no veas. Asinn que ire a verla, pero por que me he hecho mayor jajajajaj. FELIZ NAVIDAD A TODOS LOS QUE AMAN EL CINE

  12. Yo he leido este cuento cerca de siete millones de veces. Un mito de mi infancia. Y estoy deseando ver la peli… NECESITO ver la peli.

    Mucho más interesante que Avatar, donde va a parar.

  13. Mi estimado Dick me parece bien que deje para el final “Donde viven los monstruos” porque así quedará con mejor sabor de boca.
    A usted mi estimado 39 escalones le recomiendo que vaya a ver “mal día para pescar”. No me atrevo a recomendársela a usted. Sé ya cuales son sus gustos y sí esta no le gustará.
    Mi estimada cinéfila no todos los los cuentos tienen un monstruo.
    Para usted mi estimado Kike es imprescindible el visionado, ya me dirá lo que opina del lirismo de las imágenes de Jonze. Una pasada. Y el niño está estupendo.

  14. Otra de esas que me interesa de verdad ver. A mí me zarandeó Cómo ser John Malkovich de una manera tremenda y desde entonces, le sigo el rastro a Jonze. Hasta me bajé algunos0 Jackass en parte por él.

  15. Fui ayer a verla con los enanos y me ha encantado. El pequeño, clavado a su asiento, gritaba “un mooonztruo”, “el paí de lo mooonztruo”, “¿one viven os mooonzstruos?”, una y otra vez, y el mayor no paraba de morderse los puños de la camiseta. Al principio pensé que podría ser de miedo, pero la sonrisa de su cara al preguntarle deshechó esa idea de un plumazo. Definitivamente, la estaban disfrutando, lo que me permitió disfrutar a mí también de la peli (ya se sabe que los enanos, si se aburren, empiezan a levantarse, moverse, pelearse, protestar, tumbarse en las escaleras, meterse debajo de los asientos, se les cae el agua, se ponen el cucurucho de palomitas en la cabeza, tienen sueño…), aunque es cierto que al final se les hizo un poco larga.
    Ya habíamos leído el libro en alguna ocasión pero, a la vuelta y al volver a leerlo los tres juntos, vivimos un momento muy especial. Ahora tienen, incluso, sus monstruos favoritos…
    En definitiva, que me gustó el libro, me ha gustado la peli (lagrimicas incluidas) y, por supuesto, la tarde que pasamos ayer.
    Besos.

  16. Ya la he visto… es muy buena peli pero nada fiel al espíritu del cuento original. El cuento es una fiesta constante, carece de moraleja e inspira la imaginación de los niños. La película es muy oscura y deprimente. No hay una sola escena en la que no se perciba INQUIETUD o SUFRIMIENTO.

  17. Finalmente la he visto. Me ha gustado que no se limite a ser la típica película de muñequitos con azúcar y tal; pero me ha aburrido bastante.
    Saludos.

  18. Mi estimado 39 escalones mire que le recomendé por activa, pasiva y refleja “un mal día para pescar” y va usted y se me mete a ver la de Jonze. Díossssss. Por quéééééééééééé? 😉
    Mi estimada Watflech me alegra ver que ha pasado un momento familiar y muy entrañable. Me alegro que no se aburrieran los niños. Eso me lleva a que me parezca curioso que a mi estimado Kike le haya parecido barroca, oscura y triste. Mientras que sus hijos disfrutaron y hasta tienen un monztruo favorito.
    Mi estimado Insanus baje el nivel, esto no es El ladrond e orquideas o Cómo ser John Malcovich. Está bien, pero el nivel es otro.

  19. Pues nosotros fuimos a verla ayer, y he de decir que me pasó como a 39 escalones. Creo que está bien hecha, no discuto el mérito que tiene sacar semejante historia de un cuento de cuatro párrafos, y me agradó estéticamente. Pero me pareció demasiado para niños, con poca chicha y al final un poco larga.

  20. Mi estimada Campanilla sabe que es un honor verla pulular por la Videoarena, me encanta que me visite, porque usted es tan dulce como su nick. En contestación a su comentario entiendo que se le hiciciera larga, de verdad, pero no me diga que los monstruos no son un amor.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s