AL LÍMITE

Sentimos que esta crítica os llegue una semana tarde pero no hemos podido hacer más sobre todo mi estimado Victor Guybrush que ha pasado malos momentos. Pero todo llega, así que aquí teneís la reseña de Victor sobre el regreso de Mel Gibson al campo de la interpretación…

En Al límite Mel Gibson interpreta a un duro policía de Boston que recibe la visita de su hija, a la que, a pesar de no tener mala relación, apenas se ve. Cinco minutos después llegar a casa y sin haber tenido tiempo de deshacer la maleta la chica es brutalmente asesinada ante los ojos de su padre. A partir de aquí Gibson se involucra en la investigación para descubrir muy pronto que conocía a su hija menos de lo que creía, aunque esto no será impedimento para que clame venganza.

Al límite es también cómo están las capacidades interpretativas del actor y ahora sobre todo director en esta cinta de Martin Campbell (director de taquillazos como Goldeneye o La máscara del zorro). El amigo Gibson se pasa con cara de soy-duro-pero-sufro todo el metraje y resuelve los conflictos internos del personaje frunciendo el entrecejo y siendo duro, que es como mejor (o como únicamente) sabe.

El caso es que en lugar de ser un festival de tiros, carnicerías y muertes hiperviolentas como Taken (2008), aquella en la que secuestraban a la hija de Liam Neeson para prostituirla y éste hacía todo lo posible para rescatarla, nos encontramos ante un thriller policiaco en el que se da más peso a la investigación y las pesquisas del detective que a los tiros. ¿Es que Gibson está ya vejete y se puede mover menos que en los viejos tiempos? Él, por su parte, dice que no.

A pesar de que se da más importancia a la historia que a la sucesión de muertes violentas resulta que Al límite es la historia de una venganza familiar de manual, un tomarse la justicia por su mano conocido por todos y unos malos malísimos de las altas esferas que no van a sorprender a nadie de lo despiadados que son. A pesar de que ya nos sabemos el guión, los personajes y casi cómo va a acabar la historia, Al límite no se hace especialmente pesada o repetitiva y además tiene un par de momentos bastante interesantes, sorprendentes y bestias que más de una película de acción actual envidiaría.

La trama policiaca tiene como punto de partida la investigación de la muerte de la hija de Gibson y pronto se vincula con el trabajo de la chica, una ingeniera nuclear empleada de una gran corporación. Es inevitable pensar, en un primer momento, que lo new age y Greenpeace van a estar presentes en lo que resta de film, que nos van a decir que el calentamiento global es una cosa muy fea y que nos vamos a ir a la mierda en 2012 por nuestra culpa, pero por suerte para todos la crítica de Al límite se centra (es un decir, más bien va de pasada) en el uso de la energía nuclear con fines militares y los abusos de poder.

De todas formas esta cinta pretende ser una crítica al sistema de valores occidental o un ataque feroz contra el gobierno estadounidense: no es cine comprometido. Al límite no está mal si te gusta Mel Gibson y las tramas que revelan oscuros intereses políticos pero tampoco hay que esperar a estas alturas nada original y novedoso, más aún teniendo en cuenta que estamos ante la adaptación de una serie de televisión. Gibson haría bien en volverse tras las cámaras y ponerse a trabajar en su peli de vikingos, si no es que necesita el dinero que se embolsará por esta cinta.

Mención especial para Bojana Novakovic, la hija de Gibson en el film, a quien ya vimos en Arrástrame al infierno como la nieta de la gitana y que está rodando actualmente Devil, una adaptación de una histora de M. Night Shayamalan sobre unos tipos atrapados en un ascensor a lo Elevated (Vicenzo Natali, 1997).

Anuncios

5 Respuestas a “AL LÍMITE

  1. Si es que el argumento lo dice todo… un tipo al que le asesinan a la familia y busca venganza ¡¡QUE ORIGINAL!!

  2. Pero cuando consuma su venganza hay una escena ÉPICA que estoy deseando contar a todo el mundo… pero claro, ¡no quiero destripar la película!

  3. Esto de las super mega-guay de las estrellas del otro lado del charco pues a veces me da como ganar de tener gases para poder expulsarlos haciendo mucho pero que mucho ruido. Sabeis ese acertijo que dice: “entre 2 piedras feroces sale un hombre dando voces” ¿que es? vamos valientes. Eso es lo que siento despues de pagar 8 aurelios por ver la del Gran Detective a la moderna, con puñetazos y todo. Ya se, ya se, Alfi me lo dijistes, pero tenia un compromiso de la persona que venia conmigo le gustan las pelis de acción y esta vez me toco tragar !!Por Diooossss!! como se le permite a un director de cine destripar un personaje como el D. watson y mi querido superdetective con su pipa y su lupa y lo convierte en un niñato gilipo…. en el mundo mundial…. en fin… pilarin. Asi que como no me gusta el Mel G., seguro que de esta me escapo

  4. Se veía venir. Gibson con una pistola, ya ves tú…

  5. Pingback: Saben de Cine 2 | No sé de cine

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s