CORAZÓN REBELDE

Mis estimados lectores y amigos de la Videoarena, esta semana podréis disfrutar de una doble ración de uno de los actores de raza del otro lado del océano, no es otro que Jeff Bridges. Procedente de familia de actores, de físico más agraciado a diferencia de su hermano Beau, es actualmente uno de los talismanes de la industria hollywoodiense. Es uno de los pocos actores que quedan del antiguo y extinto Star System de los grandes estudios. Empezaremos hoy por “CORAZÓN REBELDE” basada en la novela escrita por Thomas Cobb.  Scott Cooper se ha encargado de dirigir y realizar el guión. Mi estimado Victor Guybrush ha sido el encargado de acudir al pase y esta es su reseña.

El largometraje nos muestra la madurez de Bad Blake, un cantante de country en horas bajísimas a sus casi sesenta tacos que subsiste a base de dar conciertos en bares y tascas a lo largo y ancho de Estados Unidos mientras bebe más de la cuenta y se preocupa más bien poco por todo lo que le rodea. Algo empezará a cambiar cuando conozca a una joven periodista, aunque el punto de ruptura con su vida bohemia no sea apreciable al principio. La historia no es original, ni espectacular, ni especialmente profunda ni nada, pero merece la pena disfrutar de ella y sobre todo de su protagonista y de la banda sonora.

 

Jeff Bridges está colosal en su papel, que le ha valido su quinta nominación a los oscars. Su personaje, Bad Blake, no es ningún cantante country en particular pero en realidad es todos los cantantes de country en a la vez, de uno u otro modo. Hay quien le ha querido comparar con Cash, claro, con Dylan e incluso con Elvis, pero Blake es, más bien, una fusión de personalidades y sí, también tópicos, a las que Bridges aporta unos matices propios muy atractivos, acertados y enriquecedores, sorteando el terreno pantanoso que es tener que adaptar un personaje real a la historia y que hacen de Blake un personaje único, a caballo entre lo entrañable y lo patético. El reconocimiento de la Academia podría llegarle a Bridges en esta ocasión, pero compitiendo contra George Clooney y Morgan Freeman quién sabe qué pasará.

Él es el pilar central de la película y el resto de personajes no son más que comparsas, satélites que giran alrededor del astro mayor y que pasan por allí sin destacar demasiado. Colin Farrell, que nunca ha sido santo de mi devoción, está correcto como el personaje que deberíamos odiar pero que en el fondo también es humano. También aparece fugazmente Robert Duvall, que a su vez es productor de la película. Maggie Gyllenhaal es tal vez lo que más rechina del elenco, y no tanto su actuación como su relación con el protagonista, un poco precipitada y a ratos un poco creíble.

 

Y aunque Bad Blake sea el protagonista indiscutible de la función no es menos cierto que tiene que compartir la gloria con la banda sonora de la película. Compuesta y grabada ex profeso para la cinta la música de Corazón Rebelde envuelve la historia de cabo a rabo, destacando cuando debe y retirándose a un segundo plano cuando es necesario. Los responsables son T-Bone Burnett, compositor de las bandas sonoras de, entre otras, O Brother o Ladykillers y el fallecido Stephen Bruton y su canción The Weary Kind, pieza central de Corazón Rebelde es firme candidata al Oscar.

Una más que recomendable película para pasar un buen rato este fin de semana. Entretenida y agradable, ¿qué más se puede pedir? Que la hubiesen nominado a mejor película, porque está al nivel de Up in the air incluso superándola, sin perderse en mensajes moralizantes (aunque a Alfie la de Clooney le gustase mucho).

Calificación: 7

Anuncios

3 Respuestas a “CORAZÓN REBELDE

  1. Por alusiones me permito ser el primer comentarista. Mi estimado Victor Guybrush, a mi los aspectos moralizantes de Up in the air considero que es uno de los fallos, pero se lo perdono, es más creo que la película tiene el final qeu debe de tener, creo que la realidad es más dura que la ficción, esos personajes que van despidiendo gente sin piedad. Es como te despiden hoy en día. Y que para poder desarrollar esa actividad laboral, desde luego debes vivir en las nubes, y no tener los pies en la tierra y vivir en una realidad paralela. Eso o carecer de escrúpulos. Pero en fin, eso es otra historia, y espero verla en breve, porque esto huele a “Tender mercies”, esto mi estimado 39 escalones y los cinéfilos más ávidos por edad entenderán de lo que hablo, por la que (coincidencias del destino) Robert Duvall se alzó con la estatuilla dorada.

  2. Vaya, promete. Candidata para estar en mis Rock Movies.

  3. countrymusicstation

    Estoy muy de acuerdo con lo escrito por Victor Guybrush. Con poco, se puede hacer una buena pelicula, o mejor, una magnifica interpretación. Y si encima hay música country…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s