MEDIDAS EXTRAORDINARIAS

Este viernes se estrena “MEDIDAS EXTRAORDINARIAS” que supone el nuevo trabajo de Harrison Ford. Esta vez le acompaña Brendan Fraser. Dirige el largometraje Tom Vaughan, al que recordaréis de esa “comedia” llamada “Algo pasa en Las Vegas”. Para ello Robert Nelson Jacobs se ha encargado de adaptar la novela escrita por Geeta Anand. Quién mejor que Victor Guybrush para cubrir este esperado regreso, tras ese monumental fiasco que supuso la cuarta entrega de “Indiana Jones”. No me enrollo y os dejo con su reseña.

“MEDIDAS EXTRAORDINARIAS” es la historia, basada en hechos reales, de cómo un padre de familia es capaz de hacer lo que sea por sus hijos. En este caso, ese amor y determinación se traduce participar activamente en la búsqueda de un medicamento eficaz para salvar las vidas de sus pequeños, aquejados de una extraña enfermedad. La familia Crowley, nuestra protagonista, tiene tres hijos, dos de los cuales padecen la enfermedad de Pompe, una rara dolencia que afecta a los músculos y que rebaja la esperanza de vida de quien la padece drásticamente, hasta el punto de que los chavales no llegarán a cumplir los diez años. Solo la determinación del cabeza de familia, interpretado por Brendan Fraser, combinado con los conocimientos de un doctor encarnado por Harrison Ford hará que los pequeños tengan alguna posibilidad de salir adelante.

Huele a dramón, ¿verdad? Bueno, pues no, en realidad no. Medidas extraordinarias es un telefilm para después de comer, pero es un telefilm blanco, puro, sin malicia, autocomplaciente, bienintencionado y que no aporta nada en ningún sentido; es poco más que una historia para pasar el rato sin tener que pensar demasiado justo antes de quedarte traspuesto en el sofá a las cuatro de la tarde. No es La decisión de Anne, ni Precious, ni mucho menos, sino algo mucho más light que sorprende precisamente por pasarse de suave cuando toca un tema tan dado al dramatismo como el de las enfermedades mortales. Aquí no hay tensión, no hay miedo, no parece que los niños estén realmente en peligro de muerte, y cuando todo les empieza a salir a pedir de boca y los obstáculos que se presentan son sobrepasados con facilidad pasmosa solo queda arrebujarse en tu asiento esperando que la vergüenza ajena que sientes se pase pronto.

Una amiga mía llama pan sin sal a aquellas personas sosas y con horchata en las venas a las que, al mismo tiempo, no puedes odiar o reprochar nada porque en el fondo no se lo merecen. Medidas extraordinarias es una película pan sin sal. Podría ser duro con ella pero no se lo merece porque no molesta si no la miras, no aporta nada pero tampoco es despreciable, es gris sin más, ni muy azucarada y sensiblona ni muy horrible, ¡no tiene nada!.

Cabe destacar que, junto a Brendan Fraser tenemos en el elenco a Harrison Ford, que también produce esta cinta de nube de algodón y que interpreta al excéntrico médico que tiene en su poder las respuestas que la familia Crowley necesita para salvar a sus chavales. Lo más destacable de su paso por esta película es que está aquí en calidad de secundario lo que hace pensar que, a pesar de que están anunciadas próximas películas de Indy, el principio del fin de la carrera de este icono viviente está cerca.

No todo van a ser cosas insulsas. Lo mejor de la película es la música. No tanto la banda sonora original, que es bastante aburrida, está muy vista y es digna de una película de dibujos animados de la Disney, sino las canciones que el personaje de Harrison Ford pone a todo volumen molestando al personal como parte de su excéntrica personalidad. Entre ellas están auténticos temazos como Hush de Deep Purple o The Weigh de The Band clásicos del rock que amenizan la sesión.

En resumen, “Medidas extraordinarias” pasa con más pena que gloria aunque no tiene ni chicha ni limoná; no puedo enterrarla porque no insulta a la inteligencia ni busca la lágrima fácil con artificios, pero tampoco puedo aprobarla porque es una cosa tan sosa y dócil que no vale lo que cuesta la entrada. Si los beneficios no van a parar a la fundación de la enfermedad de Pompe ya sí que no entiendo ni por qué les ha dado por hacer esta cosa.

Calificación: 4

Anuncios

Una respuesta a “MEDIDAS EXTRAORDINARIAS

  1. Qué pereza me da el Fraser éste; con “Dioses y monstruos” le sonó la flauta; en España estaría recluido en esas cosas que aquí llaman series de televisión…
    Saludos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s