Archivo mensual: mayo 2010

ALTO Y CLARO

Un servidor, todos los días que puede o le dejan, ve el programa “Alto y claro” de Telemadrid, más conocido entre los madrileños como “tele-Espe”. El programa lo dirige y modera toda una periodista de raza llamada Encarnación Valenzuela Conthe, los televidentes la conocen como Curry o Curri Valenzuela.

Mi musa periodística, de las de verdad, no por la tercera vía, de las de raza, se forjó en la agencia EFE como de corresponsal, primero en Nueva York y Washington entre 1967 y 1973, y posteriormente en Londres durante tres años más. Durante la Transición fue redactora jefe de Cambio 16, y entre 1982 y 1986 lo fue de la Agencia EFE, en ambos casos en la sección de Nacional. Entre 1986 y 1992 fue redactora política de la revista Tiempo. No puedo evitar ver esta tertulia por varios motivos, en primer lugar porque es muy plural, todos los que asisten piensan más o menos lo mismo dentro de la tendencia. En segundo, todos los días nos ofrece una gran variedad de temas sobre los que debate. Y para finalizar, a mí me sirve para saber que piensan los gurus de “Tele-Espe” y flagelarme la neurona de media hora a tres cuartos de hora. Si os habéis fijado esta genial periodista, de la que estoy enamorado espiritualmente lleva ya más de 43 años de ejercicio profesional. Es una señora que siempre sabe estar, expresar sus opiniones o pedir cualquier cosa. A mi musa periodística no hay nada que se le resista y sus formas son siempre impecables, para los que no se lo crean aquí os dejo un par de botones de muestra, vía salvemos Telemadrid, pero si queréis saber más sobre que se cuece en la cadena madrileña acudid a la página web de los trabajadores llamada como el canal de YouTube, salvemos Telemadrid.

CURRI TIRA LOS PAPELES

CURRI TIRA EL ORDENADOR

Anuncios

STREET DANCE 3D

El Street Dance me dio mi nueva familia, mi grupo.
Carly

¡Ojalá! Pudiera mover el culo y hacer eso.
Dj

 

Amigos de la blogosfera, hoy os quiero hablar de “STREET DANCE 3D”, que se estrena en nuestro país mañana viernes y es el primer musical concebido y rodado con tecnología 3D. Además, supone el debut cinematográfico de los triunfitos british, es decir que han sido catapultados a la fama por el programa “Britain’s Got Talent”, Flawless, Diversity y George Sampson.

 

La película se centra en la bailarina callejera Carly, que con su carismático novio Jay, poseen un grupo de baile callejero. El grupo acaba de conseguir clasificarse para las finales del Campeonato de Street Dance. Pero todo cambia cuando Jay les deja plantados, rompiéndole el corazón a Carly y poniendo en peligro los sueños del grupo. A partir de ese momento Carly luchará por demostrar a su grupo que tiene madera de líder y que  puede llevarlos a la victoria con la ayuda de Helena, una profesora de ballet impresionada por la habilidad y el entusiasmo de Carly y su grupo.

Sabéis que me gusta mucho el género musical en cualquiera de sus variantes y vertientes. Así que analicemos poco a poco este producto. Dirigen este producto Max Giwa y Dania Pasquini sobre un guión elaborado por Jane English. Los tres proceden del mundo catódico y han decidido hacer un producto sumamente blanco. No se meten en ningún charco argumental, no tocan ningún tema conflictivo. Se centran en el mundo del baile y el conflicto que puede suponer el baile clásico de tutes versus baile más innovador y rompedor de esquemas tradicionales. ¿Existirá una posibilidad de que ambas disciplinas se puedan fusionar? Amigos el que quiera peces que se moje el culete y que asista y vea este largometraje.

Las coreografías creadas y desarrolladas por Will Tuckett son tan buenas como impactantes, sobre todo el número final donde pone toda la carne en el asador. Posee mucho ritmo y están plagadas de acrobacias. Lo malo es que argumentalmente es un tanto plana, al no quererse meter en charcos es lo que pasa, que queda una historia un tanto previsible. Pero la música y la expectación por ver los diversos números hace que sea llevadero el visionado. Aquí hay que romper una lanza por el coreógrafo porque ha diseñado los números musicales en función de la tecnología 3D, lo que otorga una plusvalía, pero a la contra tenemos un elenco encabezado por Nichola Burley y Ukweli Roach, que da vida a Carly y Jay respectivamente, que precisamente no destacan por sus increíbles dotes para la actuación. Eso sí. destacan por sus increibles cuerpazos, esto es carne y lo demás son cuentecillos de hadas. Lo mejor es sin duda, la gran dama que es Charlotte Rampling, que da vida a una coreógrafa de ballet clásico que viene a ser una suerte de Lydia Grant, para los de la ESO, este es un mítico personaje que decía aquella frase que pasó a la posteridad: “la fama cuesta” mientras golpeaba con su bastón el suelo.

 

En fin, que amigos que es toda una curiosidad, que se la recomiendo a aquellos que les guste el baile callejero y la música hip-hop. Si lo tuyo es el programa de televisión “Fama, a bailar! disfrutarás como un conejo comiendo zanahorias y tomando el té con Alicia. Personalmente, y hablo seriamente, prefiero esto a bodrios del calado de “High School Musical”, por lo menos no me vende nada y me mete bazofia ideológica. Esto podría haber sido peor, el largometraje funciona y no se le puede pedir más.

 Calificación: 5

BEN KINGSLEY Y JAKE GYLLENHALL-ENTREVISTAS

Sir Ben Kingsley es uno de los actores más distinguidos del mundo, famoso por sus trabajos en películas de la talla de “La lista de Schindler”, “En busca de Bobby Fischer” o “Gandhi” por la que se alzó con el Oscar® al Mejor Actor. Últimamente se nos está especializando en villanos de lujo como en “Spieces” o “Los fisgones”. Ahora acaba de estrenar su último trabajo, se trata de la adaptación del videojuego “EL PRÍNCIPE DE PERSIA” por ese motivo publicamos estas entrevistas que nos ha facilitado la distribuidora del filme.

¿Cómo va su primer film ‘taquillero’?
Ben Kingsley:
[Ríe] Es un gran film, ¿cierto? Pero dando esto por sentado, entre “acción” y “corte” uno se encuentra en una zona donde el género, el presupuesto y el tamaño de los sets no hacen diferencia. Lo que importa es lo que ocurre entre nosotros, los actores, y la historia está llena de personajes interesantes que creo que van a suscitar el interés del público.
¿Aceptó usted sin reservas salir a la carga, a caballo y en el desierto, así como aprender a luchar con la espada?
B. K.: ¡Por supuesto! Sonaba maravilloso. Creo que la idea de que yo soy “un actor serio” es un poco una carga; espero ser más un “entretenido” que un “actor serio”. La envergadura del film me resultaba muy atractiva, al igual que el género de aventuras y el grandioso equipo. [El director] Mike Newell me ofreció el papel de Nizam mucho antes de que yo leyera el guión, pero una vez que lo hice, me pareció muy bellamente trabajado. Por supuesto, está sustentado en la narrativa, pero conociendo a Mike y su trabajo, era claro que iba a equilibrar la acción con el personaje, con examinar algunos motivos complejos y la psicología, y así resultó ser. Por ejemplo, me parece interesante que los protagonistas del film no se dividan simplemente en buenos y villanos. Hoy hice una escena en la que de pronto nos damos cuenta de que este personaje que hasta ahora era totalmente encantador y educado posee la capacidad de ejercer una violencia completamente casual. En un instante puede desenvainar la espada, degollar a alguien, guardar la espada y continuar conversando.
Por lo que he visto hasta ahora, su personaje parece particularmente difícil de desentrañar…
B. K.:¡Eso me complace! Diría que mi trabajo es el de ser lo más inescrutable posible, hasta que la gente comience a captar la esencia de lo que está haciendo, ya bien avanzado el film. Nizam tiene una relación especial con Dastan, el personaje de Jake –es quien lo rescató de las calles cuando era niño– y tanto Dastan como sus hermanos no tienen más opción que confiar en él. Usted ha personificado en el cine a muchos personajes de la vida real, en films como Gandhi o Schindler’s List. Prepararse para esos papeles debe de haber implicado mucha investigación.
¿Cómo se prepara para interpretar a un príncipe completamente ficcional del siglo VI en Persia?
B. K.:
Uno piensa en sus emociones, en lo que va ocurriendo en su alma. Nizam está regido por la envidia y el pesar: fue su hermano y no él quien llegó a ser rey. Siempre está pensando: “¡Tendría que haber sido yo!”; y esas emociones nos resultan familiares, ya sea en la antigua Persia, en la política contemporánea o en una pieza de Shakespeare.
Usted hace que suene muy shakespeariano…
B. K.: [Ríe] ¡Cualquier cosa que yo haga termina siendo shakespeariana! Me parece que finalmente llevo todo hacia allí. ¿Hasta qué punto estos asombrosos sets y trajes lo ayudan a entrar en su personaje? B. K.: Oh, ayudan enormemente. Los trajes están confeccionados con telas extraordinarias y uno se siente distinto al vestirlos. Y dondequiera que se mire en el set, se ven superficies maravillosamente detalladas en las que deben de haber trabajado cientos de artesanos. La energía proviene desde donde se pose la vista. Nada es aproximado sino que está todo finamente acabado en los detalles. Y cada día en el set es sorprendente. Simplemente lo veo a Jake [Gyllenhaal] pasar junto a mí a caballo, rápido y temerario, blandiendo su espada y gritando ferozmente. Por cierto, hay grandeza en el film.
¿Qué diferencia hace el tener a Jerry Bruckheimer como productor? Habiendo trabajado con él por primera vez, ¿ha logrado percibir en particular la razón de su éxito?
B. K.: Es su entusiasmo. No se puede fabricar el entusiasmo, y si no se lo tiene en el corazón, nunca se tendrá la energía. Yo lo vi a Jerry caminar por nuestro set en Marruecos con una cámara fantástica, fotografiando cosas, y en su rostro había un enorme goce. No era “¡Esto es mío!” sino “¡Esto es bello!” Hablando de Marruecos, ustedes estuvieron filmando allí durante un par de meses y aparentemente sobrevivieron a inundaciones repentinas y a temperaturas de hasta 51ºC
¿Eso enriqueció la experiencia o alguna vez desearon haber realizado la película en Pinewood?
B. K.:¡Gracias a Dios ni lo pensamos! Creo que para nosotros, como grupo de actores, viajar juntos y enfrentar el desierto es invalorable. Además, trabajar con artesanos locales y tener a esa gente tan bella como extras le agregó textura al film. Este es mi sexta película allí y amo a Marruecos. No es para nada agotador y, en cuanto a los extras, ¡los reconozco de otros filmes anteriores!

La réplica se las da uno de los jóvenes actores más destacados de su generación, Jake Gyllenhaal. “Donnie Darko” le dio a conocer, mientras que con “Brokeback Mountain” y “Zodiac” le llevaron a lo más alto del estrellato. Ahora, el todopoderoso Jerry Bruckheimer, el hombre detrás de éxitos como “Piratas del Caribe” o “La búsqueda”, le ha entregado un papel que seguro que Interpretará en más de una ocasión.
¿Es justo decir que este film es algo diferente para ti? ¿Fue por eso que decidiste hacerlo?
Jake Gyllenhaal: Realmente fue el hecho de que amo ver este tipo de películas, así que es difícil negarse a la oportunidad de estar en la pantalla, actuando en un film así. Hay muchísimos aspectos concernientes a la actuación, pero si uno es una persona muy física, como yo lo soy, es grandioso estar saltando por todas partes, por sobre edificios, montar a caballo, jugar con espadas e intervenir en batallas. Realmente es muy divertido. Y además, si uno va a hacer una película grandiosa, entonces hacerla con personas que saben cómo hacerla, y para eso no hay nadie mejor que Jerry Bruckheimer.
Después de mirar algunas escenas, pareciera que Dastan tiene un poco de Indiana Jones ¿Era esa tu intención?
J. G.: Sí, definitivamente, junto con algo de Daniel el Travieso y todo el resto. Me gusta que Dastan sea travieso, un poco cascarrabias, que casi siempre crea que tiene razón y que sea bastante sarcástico, irónico y por sobre todo muy descarado.
Tú has interpretado a varios personajes basados en personas reales, pero ¿por dónde empezar con un príncipe persa ficticio del siglo VI?
J. G.:
Podría hablarte de montones de investigaciones pretenciosas, pero de verdad empecé con el acento y también con la proyección de la voz. Para que una película así tenga éxito se necesita que todo sea a gran escala, grandiosa y teatral. Trabajé con una instructora de voz, quien trajo textos antiguos. En Los Ángeles, yo me paraba en un extremo de la piscina y ella en el otro, mientras me gritaba: “¡Por encima de la pared, hombre, por encima de la pared!” Era como hacer teatro. Eso me dio más fuego interior, me hizo sentir como un guerrero. También hubo mucho trabajo físico.
¿Cuál implicó a cuál?
J. G.: Fueron seis meses de entrenamiento y, para mí, lo importante es que eso fue muy funcional. Todo lo que hice fue para poder llevarlo al set, no por la estética. Usaba un chaleco antibalas para entrenar y salía a correr con un peso de 20 libras, a fin de simular la armadura, que es muy pesada. Cuando corría llevaba algo en la mano para acostumbrarme a correr con una espada. También practiqué mucho boxeo para asegurarme de estar simétrico de ambos lados, ya que Dastan suele pelear con dos espadas a la vez y todo debe ser simétrico.
¿Nunca pensaste en un doble de escenas peligrosas para que hiciera lo más difícil?
J. G.: [Ríe] No, siempre quiero hacer yo lo más que pueda. Y en las secuencias de lucha soy bastante perfeccionista. Quiero que cada movimiento sea perfecto y me niego a aceptar algo menos que eso. Tú hiciste algunos films grandiosos, pero parece que “El príncipe de Persia” está a una escala diferente… J. G.: Simplemente pensé: “¡Vaya…!” Aún durante los ensayos, cuando vi imágenes de lo que el diseñador de producción estaba planeando, me impactó; y más al avanzar, desde los asombrosos trajes hasta los gigantescos sets y las locaciones en Marruecos. No es sólo la envergadura del film ni su alcance, sino también el detalle en los trajes y en los sets. Puedes doblar una esquina en un set y probablemente sea un lugar que nunca será filmado, pero incluso allí están los detalles: tallas increíbles o bellas tejas. Eso significa que si Mike [Newell] decide que quiere filmar a la vuelta de esa esquina o si yo llego a correr por allí, ya está preparado, pensado. “El príncipe de Persia” comparte su productor con “Piratas del Caribe”.
¿Crees que esta película tendrá un atractivo tan grande?
J. G.: Creo que Piratas del Caribe fue más que una simple adaptación del juego temático del parque, y este film será más que la adaptación del video juego “Prince of Persia”, si bien obviamente este fue el punto de partida. Definitivamente, esto va a ser muy divertido y es una gran historia, pero también tiene personajes interesantes y un sentido de lo épico. Nunca dijimos que esta película es solo para niños o para fanáticos de los video juegos; siempre la concebimos como algo con un atractivo muy amplio. Aunque ahora estoy pensando que todos estamos concentrados en hacer este film lo más sólido y fuerte posible.

PILAR TÁVORA-ENTREVISTA

 

Hoy mientras la blogosfera se inunda de post dedicados al capítulo “THE END” de “Perdidos”, una vez más Videodromo se va por la tangente para traeros una entrevista que le hice a la directora de cine y documentales Pilar Távora con motivo del estreno de su película de ficción MADRE AMADISIMA”, de la que ya os hemos hablado en anteriores ocasiones y de la que habéis tenido la oportunidad de ver la rueda de prensa inclusive. Me alegro por todos los andaluces que todavía tienen la oportunidad de verla en cines ya qué por aquellos lares se mantiene en cartel, a diferencia de Madrid o Barcelona donde ha desaparecido de sus respectivas carteleras. Una pena, pero espero que esta cinta resista y haga una buena caja.

 PILAR TÁVORA-ENTREVISTA

GRAN MARATÓN LA SAGA CREPÚSCULO

Para mi es un placer enorme anunciaos un gran evento que tendrá lugar en distintas ciudades españolas y que como no andéis listo no podréis asistir amiguitos. En la casa de los horrores proyectaremos próximamente: GRAN MARATÓN LA SAGA CREPÚSCULO. Para asisitir a tan magno evento, a partir del lunes 24 de mayo tendrá lugar la preventa de entradas para asistir al maratón que podrán ver todos los fans de “Crepúsculo” el 30 de Junio, coincidiendo con el estreno mundial de la tercera parte, que como todos bien sabéis se llama “Eclipse”. Este gran evento supondrá una oportunidad única para disfrutar de La Saga Crepúsculo en pantalla grande en compañía de todos tus amigos. Distintos circuitos de exhibición en toda España proyectarán ese día Crepúsculo, seguida de La Saga Crepúsculo: Luna Nueva, para culminar con el esperadísimo estreno del nuevo episodio, La Saga Crepúsculo: Eclipse. Ya sabéis que el lema de la casa es “pagaréis por entrar y rezaréis por salir” ¡BUAHAHAHAHA! Así que preparar vuestras Mastercard, Visa, Maestro o mejor aún, las tarjetas de crédito de vuestros padres para el próximo lunes día 24 de mayo que se pondrán a la venta las entradas para esta exclusiva maratón que incluye las tres películas en servicaixa y entradas.com. En fechas posteriores y en función del aforo disponible, se activará la preventa de entradas para el estreno de Eclipse, que tendrá lugar ese mismo día a partir de la última sesión. Así que no digáis que el doctor Mengüele no vela por vuestros sueños más tórridos, una vez más os deseo de todo corazón terribles pesadillas durante los próximos 3 meses y no me lloréis porque os advertí con tiempo.

BAARÌA

Dedicado a mis compañeros sufridores del C. S. Almendrales del turno de tarde, especialmente a Maria Luisa.

Socialismo, ¿qué quiere decir?
Padre de Marina

¡Vamos! ¡Come! Maldito enano.
Falangista

Me hubiera gustado verle como diputado.
Cicco

 

Giuseppe Tornatore nacido en Bagheria (Palermo), director y guionista de la oscarizada “Cinema paradiso”, regresa a nuestras pantallas con una historia colosal sobre historia sobre tres generaciones de una familia Siciliana que residen en “BAARÌA”, una comunidad en la provincia de Palermo. Recorreremos con ellos la parte más convulsa del siglo pasado desde 1910 hasta 1980. Así, durante el período fascista, Cicco es un humilde pastor que, sin embargo, encuentra tiempo para alimentar su pasión: los libros, los poemas épicos, las grandes y populares novelas románticas. En los días en los que la gente sufría hambre de la segunda guerra mundial, su hijo Peppino es testigo de innumerables casos de injusticia y descubre una pasión por la política. Después de la guerra, ocurre su fatídico encuentro con la mujer de su vida. Una relación a la que todos se oponen porque Peppino se ha convertido en comunista. Pero los dos jóvenes enamorados lograrán cumplir su sueño que verá su nieto Pietro.

Una vez más creará un relato que evoca los amores, los sueños y las decepciones que puede tener una persona a lo largo de la vida. Estamos a un largometraje con tintes autobiográficos, porque ¿qué es Baarìa? En palabras del propio Tornatore…

Una de las innumerables etimologías posibles es que el Bagheria pueda también derivar de Bab el gherid, que aparentemente significa el paso del viento en árabe. Pero, desde tiempos inmemoriales, siempre lo hemos llamado Baarìa. Baarìa, en la provincia de Palermo, es la ciudad donde nací y crecí, y donde viví hasta los veintiocho años de edad. Demasiado viejo de acuerdo con Don Fabrizio Salina, el Príncipe en “El gatopardo” de Lampedusa, quien alegaba que los hombres jóvenes debían dejar Sicilia antes de los diecisiete años de edad para evitar que su persona absorbiera los defectos típicos de los sicilianos. Así que tuve tiempo para absorberlos todos. En primer lugar, definitivamente, la idea de que sea cual sea el lugar donde naciste ese es el centro del mundo; de hecho, y en realidad, es el mundo mismo. Y por último, pero no menos serio, la fuga efímera al limbo de tus recuerdos tan pronto como te das cuenta de que el mundo realmente siempre ha estado en otros lugares y ha seguido girando sin ti. Bueno, tal vez para volver a la inocencia que perdí el día que me bajé del barco proveniente de Sicilia o, peor aún, para ser coherente con los defectos que tengo por ser baariòto, y que, por más de veinte años (ya han surgido algunas huellas en mis obras con un fondo siciliano), he estado pensando en hacer una película acerca de la temporada única e intemporal de mi vida en la que el universo comenzaba en Via Gioacchino Guttuso 114, seguía por la Piazza Madrice a lo largo del callejón de Corso Umberto I° y terminaba en la rotonda di Palagonia. Si los contamos todos, son sólo unos cientos de metros. Pero si caminas por esas calles arriba y abajo durante años, podrías aprender lo que el mundo en su totalidad nunca podrá enseñarte.

Ha hecho una obra colosal que visual y estéticamente se enroca con la obra de los hermanos Taviani “Good morning, Babilonia”. Estamos ante una obra tan títánica como Érase una vez en América”. Fijaos la elaboración ha precisado de 9 meses de preparación, 12 meses para construir los escenarios, 25 semanas de filmación, han tenido 4 interrupciones en la filmación (problemas con las condiciones climáticas, requisitos para la organización), ha rodado en 122 localizaciones, ha barajado un guión que consta de 174 escenas, 210 personajes, 63 actores profesionales, 147 actores no profesionales, 35.000 extras. Ha realizado 2 ediciones una en dialecto Siciliano y otra en Italiano. Desde la producción ha precisado de 2.800 trajes, 300.000 metros de película, 350 técnicos de construcción,  200 miembros del equipo,  1.200 metros cúbicos de madera,  1.500 animales, 250 vehículos, carruajes, carros, coches clásicos, etc. Por su parte Ennio Morricone ha compuesto 27 temas musicales originales y ha interpretado 30 piezas musicales del repertorio con 1.431 músicos en 25 sesiones de grabación para la realización de la banda sonora original. Las voces de The Carters proceden del cd “Canzuni alla carrittera”, bajo el sello Fonti Musicali (FMG 230) cantado por “Cantori di Bagheria” Las piezas “Alla banda dei Carabinieri”, “BAARÍA” y “Oltre” están interpretadas por la banda de los Carabinieri Corps conducida por Ennio Morricone. Tornatore por su parte ha realizado 2.603 tomas de la película y ha precisado realizar 3.222 cortes de edición para montar todo el material que tiene 1.107 efectos digitales. El rodaje ha tenido lugar en Túnez, el primer escenario fue construido fuera de Túnez, en una fábrica abandonada; el segundo de ellos, en Hammamet porque como reconoce Maurizio Sabatini, el director de arte, “En primer lugar porque se puede trabajar fantásticamente bien allí, y también porque los más bellos lugares de allí tienen muchas semejanzas con Bagheria, tal como era en el siglo XX.” 

Toda esta introducción tan larga viene a cuento porque Giuseppe Tornatore rueda y elabora una obra que entronca con el cine megalómano de D.W. Griffith, por eso os decía que este filme se entronca con la obra de los Taviani Good morning, Babilonia”, que a su vez bebía del clásico “Intolerancia”. Su pasión por el séptimo arte no sólo se muestra en lo formal, ya que las referencias cinematográficas son innumerables, sino en el contendido del largometraje, ya que Pietro colecciona trozos de celuloide. Desde el punto de vista técnico, quiero destacar las magníficas transiciones como la de los dientes en el periodo fascista o las elipsis que dan ritmo a la narración que dura 3 horas puras y duras. Donde se recrea con este idealista que trata de hacer un mundo mejor, pero que la realidad le irá aplastando, la corrupción, el dinero tratará de engullirle, pero Peppino se mantendrá firme ante las injusticias. La vigencia del contenido del guión es incuestionable, donde la corrupción se da tanto a gran como a pequeña escala, todo lo que ansían es el poder. Encima no somos conscientes de que el poder se lo damos nosotros y esto se convierte en insulto contra esos héroes anónimos que han luchado porque nosotros tengamos esos derechos.

De eso y de más va este filme, que vuela a caballo de la ternura y la crítica social, trata de ser un espejo de su realidad política y social. Que a pesar de que han pasado los años, seguimos funcionando con los mismos resortes. Que no somos conscientes del paso del viento, de la historia, porque no somos capaces de aprender de ella, cometemos los mismos errores una y otra vez, no somos capaces de luchar contra el sistema y los pocos que lo hacen se convierten en héroes incomprendidos, que suelen sentir una soledad y tristeza profunda. Así pues en este largometraje el realizador italiano mezcla el amor, política y parte de la historía política del siglo XX, un cocktail tan sugerente como interesante. Baarìa parece que es un lugar lejano y ajeno a nuestra realidad, pero es todo lo contrario, es cercano y real como la vida misma. Por todo ello os recomendamos esta semana esta película.

Calificación: 8,5

CONTENIDOS EXTRA: Con cierto retraso ha salido el último número de CINEUÁ dedicado a las revoluciones tecnológicas en el cine. Pulsa sobre la imagen para dirigirte al nuevo número…

 

Dicen que las penas con música son menos penas, así que para todos los que tengáis compañeros más o menos corruptos os dejo con un tema de Depeche Mode “Suffer well” (Sufrir bien)… ya sabéis “It’s hard to tell…” (Contarlo es difícil…) Hasta la semana que viene…

“SUFFER WELL”-DEPECHE MODE

LA CASA DE LOS HORRORES: “VIAJE MÁGICO A ÁFRICA” Y “DESDE PARÍS CON AMOR”

Me quiero presentar soy el doctor Josef Rudolf Méngüele, más conocido como Dr. Méngüele o Dr. M. Acabo de adquirir esta particular “Casa de los horrores” y quiero comenzar con mis experimentos psicológicos, desde este mismo instante y a lo grande, como las óperas de Wagner. He nacido para atormentaros, para que tengáis pesadillas durante el resto de vuestras vidas. Así que me pongo manos a la obra y hoy tengo un programa doble que nadie olvidará jamás, y con el que conseguiré destrozar las neuronas de niños y grandes. Os prometo que tras visionar esta particular sesión doble acabaréis en el psiquiatra pidiendo Prozac a gritos para superar la depresión. Así que sed valientes y pasad, pasad y gastaos los eurillos ¡Pardillos! Ya sabéis el lema de la casa “pagaréis por entrar y rezaréis por salir”  ¡Buahahahaha!

 

En primer lugar “VIAJE MÁGICO A ÁFRICA” escrita y dirigida por Jordi Llompart. El largometraje nos cuenta la historia de Jana, que tras su encuentro con un niño bosquimano hospitalizado, iniciará un viaje fantástico en busca del niño por África, su tierra. Acompañada de su caballo alado, Jana conocerá a Mel, su nuevo mejor amigo, y juntos vivirán auténticas aventuras con animales, plantas y criaturas fantásticas. Con la ayuda de su Hada mágica Jana cruzará los límites de la imaginación, aprenderá a vencer los obstáculos que se presentan en su camino hacia el mundo de la imaginación y los seres fantásticos de la sabana africana.

Nada mejor que este largometraje para atormentar y aburrir hasta la extenuación a los más pequeños de la casa. Posee de todo, doblajes penosos, historia que va a la deriva con trasfondos profundos y abstractos, porque intenta ser un cuento sobre la magia y la imaginación, entroncando con el mundo de Ende, pero en un intento de rizar el rizo lo mezcla con el mundo de los sueños y la capacidad de viajar con la mente, dando lugar a una historia insufrible para que los más pequeño de la casa salgan con un dolor de cabeza impresionante, y por ende el adulto que los acompaña. Eso sí adornado con miles de colores, efectos especiales de calidad que en algunos momentos roza lo lisérgico. Los más adultos se sentirán tentados de reunirse con Morfeo pero será imposible por la turra que les darán los peques en un intento en vano por salir huyendo de la sala.

Llompart deja desamparada a la debutante Veronica Blume, que hace lo que puede, al igual que el pobre Adrià Collado. Sus personajes están desdibujados y carentes de personalidad, además poseen diálogos carentes de cualquier verosimilitud. Mención aparte es el caso de la actriz y cantante Leonor Watling, me muero de ganas por saber el motivo por el que se metió en este jardín de proporciones colosales. Me hago eco de una de sus frases en el filme…

No hay caminos que conduzcan al pasado
Hada

Eso, eso, una vez vista no hay vuelta atrás y las consecuencias de su visionado ya son irreversibles, sobre todo porque no devuelvo el dinero. Esta película será un sonoro fracaso a pesar de estar hecha en 3D, con lo que queda patente que no es oro todo lo que reluce, y que esta tecnología no atraerá a los espectadores a la sala per se.

Bueno, como sé que sois unos masoquistas aquí os llega este segundo plato de aromas franceses procedentes de la factoría de Luc Besson, que se encarga de producir y escribir la historia “original” de “DESDE PARÍS CON AMOR”. No deja de ser una buddie movie más, de las que hay cientos o miles en la Filmoteca. Nos narra la historia de un joven empleado de la embajada estadounidense en París que se entera de que alguien planea un gran atentado en la capital francesa. Junto al agente del FBI Charlie Wax, deberá descubrir de quién se trata y detenerlo antes de que sea demasiado tarde y haya víctimas inocentes.

Dirige con absoluta desgana Pierre Morel, al que todos recordaréis de esa obra maestra llamada “Transporter”. Guioniza el batiburrillo inicial y pone en boca de los actores frases lamentables dignas de pasar al museo de los horrores del cine, el gran Adi Hasak. Juzgad vosotros mismos…

Wax dentro, Wax fuera, vámonos compi.
Wax

Tengo aspecto de que me vayan los juegos de mesa.
Wax

Es totalmente recomendable este infumable filme de acción para todos aquellos fans  del actor norteamericano John Travolta, del que verán y disfrutarán un enorme recital de los momentos más histriónicos acompañado por un insulso Jonathan Rhys Meyers, que está perdiendo todo el candor de su juventud. Lo peor es que Travolta se intenta parodiar a sí mismo y eso es un ejercicio insufrible. Eso sí toda esta mezcla de despropósitos argumentales se aderezan a la sazón con escenas de acción vertiginosa a lo grande y persecuciones de alto voltaje, rodado con tomas imposibles y que obviamente todas estas cualidades son firma de la casa Besson. Da igual todo con que estallen bombas por aquí, vuelen coches por allá, salgan balas por todos los lados. En fin, pasad y destrozáos las retinas.

Bueno amiguitos, espero haberos frito las pocas neuronas que os quedaban ¡Buahahahaha! No os preocupéis, os veo con ganas de ver otra sesión doble como la que os acabo de programar, así que esperad unas semanas para una nueva dosis. Hasta la próxima que ahora me voy a “la tienda de los horrores” de 39 escalones a ver qué puedo adquirir, creo que hay posesiones y exorcismos baratos de tres al cuarto, me tienta mucho. Vuestro, atentamente…

Dr. M.