BEN KINGSLEY Y JAKE GYLLENHALL-ENTREVISTAS

Sir Ben Kingsley es uno de los actores más distinguidos del mundo, famoso por sus trabajos en películas de la talla de “La lista de Schindler”, “En busca de Bobby Fischer” o “Gandhi” por la que se alzó con el Oscar® al Mejor Actor. Últimamente se nos está especializando en villanos de lujo como en “Spieces” o “Los fisgones”. Ahora acaba de estrenar su último trabajo, se trata de la adaptación del videojuego “EL PRÍNCIPE DE PERSIA” por ese motivo publicamos estas entrevistas que nos ha facilitado la distribuidora del filme.

¿Cómo va su primer film ‘taquillero’?
Ben Kingsley:
[Ríe] Es un gran film, ¿cierto? Pero dando esto por sentado, entre “acción” y “corte” uno se encuentra en una zona donde el género, el presupuesto y el tamaño de los sets no hacen diferencia. Lo que importa es lo que ocurre entre nosotros, los actores, y la historia está llena de personajes interesantes que creo que van a suscitar el interés del público.
¿Aceptó usted sin reservas salir a la carga, a caballo y en el desierto, así como aprender a luchar con la espada?
B. K.: ¡Por supuesto! Sonaba maravilloso. Creo que la idea de que yo soy “un actor serio” es un poco una carga; espero ser más un “entretenido” que un “actor serio”. La envergadura del film me resultaba muy atractiva, al igual que el género de aventuras y el grandioso equipo. [El director] Mike Newell me ofreció el papel de Nizam mucho antes de que yo leyera el guión, pero una vez que lo hice, me pareció muy bellamente trabajado. Por supuesto, está sustentado en la narrativa, pero conociendo a Mike y su trabajo, era claro que iba a equilibrar la acción con el personaje, con examinar algunos motivos complejos y la psicología, y así resultó ser. Por ejemplo, me parece interesante que los protagonistas del film no se dividan simplemente en buenos y villanos. Hoy hice una escena en la que de pronto nos damos cuenta de que este personaje que hasta ahora era totalmente encantador y educado posee la capacidad de ejercer una violencia completamente casual. En un instante puede desenvainar la espada, degollar a alguien, guardar la espada y continuar conversando.
Por lo que he visto hasta ahora, su personaje parece particularmente difícil de desentrañar…
B. K.:¡Eso me complace! Diría que mi trabajo es el de ser lo más inescrutable posible, hasta que la gente comience a captar la esencia de lo que está haciendo, ya bien avanzado el film. Nizam tiene una relación especial con Dastan, el personaje de Jake –es quien lo rescató de las calles cuando era niño– y tanto Dastan como sus hermanos no tienen más opción que confiar en él. Usted ha personificado en el cine a muchos personajes de la vida real, en films como Gandhi o Schindler’s List. Prepararse para esos papeles debe de haber implicado mucha investigación.
¿Cómo se prepara para interpretar a un príncipe completamente ficcional del siglo VI en Persia?
B. K.:
Uno piensa en sus emociones, en lo que va ocurriendo en su alma. Nizam está regido por la envidia y el pesar: fue su hermano y no él quien llegó a ser rey. Siempre está pensando: “¡Tendría que haber sido yo!”; y esas emociones nos resultan familiares, ya sea en la antigua Persia, en la política contemporánea o en una pieza de Shakespeare.
Usted hace que suene muy shakespeariano…
B. K.: [Ríe] ¡Cualquier cosa que yo haga termina siendo shakespeariana! Me parece que finalmente llevo todo hacia allí. ¿Hasta qué punto estos asombrosos sets y trajes lo ayudan a entrar en su personaje? B. K.: Oh, ayudan enormemente. Los trajes están confeccionados con telas extraordinarias y uno se siente distinto al vestirlos. Y dondequiera que se mire en el set, se ven superficies maravillosamente detalladas en las que deben de haber trabajado cientos de artesanos. La energía proviene desde donde se pose la vista. Nada es aproximado sino que está todo finamente acabado en los detalles. Y cada día en el set es sorprendente. Simplemente lo veo a Jake [Gyllenhaal] pasar junto a mí a caballo, rápido y temerario, blandiendo su espada y gritando ferozmente. Por cierto, hay grandeza en el film.
¿Qué diferencia hace el tener a Jerry Bruckheimer como productor? Habiendo trabajado con él por primera vez, ¿ha logrado percibir en particular la razón de su éxito?
B. K.: Es su entusiasmo. No se puede fabricar el entusiasmo, y si no se lo tiene en el corazón, nunca se tendrá la energía. Yo lo vi a Jerry caminar por nuestro set en Marruecos con una cámara fantástica, fotografiando cosas, y en su rostro había un enorme goce. No era “¡Esto es mío!” sino “¡Esto es bello!” Hablando de Marruecos, ustedes estuvieron filmando allí durante un par de meses y aparentemente sobrevivieron a inundaciones repentinas y a temperaturas de hasta 51ºC
¿Eso enriqueció la experiencia o alguna vez desearon haber realizado la película en Pinewood?
B. K.:¡Gracias a Dios ni lo pensamos! Creo que para nosotros, como grupo de actores, viajar juntos y enfrentar el desierto es invalorable. Además, trabajar con artesanos locales y tener a esa gente tan bella como extras le agregó textura al film. Este es mi sexta película allí y amo a Marruecos. No es para nada agotador y, en cuanto a los extras, ¡los reconozco de otros filmes anteriores!

La réplica se las da uno de los jóvenes actores más destacados de su generación, Jake Gyllenhaal. “Donnie Darko” le dio a conocer, mientras que con “Brokeback Mountain” y “Zodiac” le llevaron a lo más alto del estrellato. Ahora, el todopoderoso Jerry Bruckheimer, el hombre detrás de éxitos como “Piratas del Caribe” o “La búsqueda”, le ha entregado un papel que seguro que Interpretará en más de una ocasión.
¿Es justo decir que este film es algo diferente para ti? ¿Fue por eso que decidiste hacerlo?
Jake Gyllenhaal: Realmente fue el hecho de que amo ver este tipo de películas, así que es difícil negarse a la oportunidad de estar en la pantalla, actuando en un film así. Hay muchísimos aspectos concernientes a la actuación, pero si uno es una persona muy física, como yo lo soy, es grandioso estar saltando por todas partes, por sobre edificios, montar a caballo, jugar con espadas e intervenir en batallas. Realmente es muy divertido. Y además, si uno va a hacer una película grandiosa, entonces hacerla con personas que saben cómo hacerla, y para eso no hay nadie mejor que Jerry Bruckheimer.
Después de mirar algunas escenas, pareciera que Dastan tiene un poco de Indiana Jones ¿Era esa tu intención?
J. G.: Sí, definitivamente, junto con algo de Daniel el Travieso y todo el resto. Me gusta que Dastan sea travieso, un poco cascarrabias, que casi siempre crea que tiene razón y que sea bastante sarcástico, irónico y por sobre todo muy descarado.
Tú has interpretado a varios personajes basados en personas reales, pero ¿por dónde empezar con un príncipe persa ficticio del siglo VI?
J. G.:
Podría hablarte de montones de investigaciones pretenciosas, pero de verdad empecé con el acento y también con la proyección de la voz. Para que una película así tenga éxito se necesita que todo sea a gran escala, grandiosa y teatral. Trabajé con una instructora de voz, quien trajo textos antiguos. En Los Ángeles, yo me paraba en un extremo de la piscina y ella en el otro, mientras me gritaba: “¡Por encima de la pared, hombre, por encima de la pared!” Era como hacer teatro. Eso me dio más fuego interior, me hizo sentir como un guerrero. También hubo mucho trabajo físico.
¿Cuál implicó a cuál?
J. G.: Fueron seis meses de entrenamiento y, para mí, lo importante es que eso fue muy funcional. Todo lo que hice fue para poder llevarlo al set, no por la estética. Usaba un chaleco antibalas para entrenar y salía a correr con un peso de 20 libras, a fin de simular la armadura, que es muy pesada. Cuando corría llevaba algo en la mano para acostumbrarme a correr con una espada. También practiqué mucho boxeo para asegurarme de estar simétrico de ambos lados, ya que Dastan suele pelear con dos espadas a la vez y todo debe ser simétrico.
¿Nunca pensaste en un doble de escenas peligrosas para que hiciera lo más difícil?
J. G.: [Ríe] No, siempre quiero hacer yo lo más que pueda. Y en las secuencias de lucha soy bastante perfeccionista. Quiero que cada movimiento sea perfecto y me niego a aceptar algo menos que eso. Tú hiciste algunos films grandiosos, pero parece que “El príncipe de Persia” está a una escala diferente… J. G.: Simplemente pensé: “¡Vaya…!” Aún durante los ensayos, cuando vi imágenes de lo que el diseñador de producción estaba planeando, me impactó; y más al avanzar, desde los asombrosos trajes hasta los gigantescos sets y las locaciones en Marruecos. No es sólo la envergadura del film ni su alcance, sino también el detalle en los trajes y en los sets. Puedes doblar una esquina en un set y probablemente sea un lugar que nunca será filmado, pero incluso allí están los detalles: tallas increíbles o bellas tejas. Eso significa que si Mike [Newell] decide que quiere filmar a la vuelta de esa esquina o si yo llego a correr por allí, ya está preparado, pensado. “El príncipe de Persia” comparte su productor con “Piratas del Caribe”.
¿Crees que esta película tendrá un atractivo tan grande?
J. G.: Creo que Piratas del Caribe fue más que una simple adaptación del juego temático del parque, y este film será más que la adaptación del video juego “Prince of Persia”, si bien obviamente este fue el punto de partida. Definitivamente, esto va a ser muy divertido y es una gran historia, pero también tiene personajes interesantes y un sentido de lo épico. Nunca dijimos que esta película es solo para niños o para fanáticos de los video juegos; siempre la concebimos como algo con un atractivo muy amplio. Aunque ahora estoy pensando que todos estamos concentrados en hacer este film lo más sólido y fuerte posible.

Anuncios

5 Respuestas a “BEN KINGSLEY Y JAKE GYLLENHALL-ENTREVISTAS

  1. a mi la película me ha encantado! quiero que hagan más!

  2. Aborrezco el cine-videojuego. Meritorio traer aquí las entrevistas, pero, personalmente, y eso que ésta me pareció más entretenida que la media, espero que estas maniobras de distracción que poco o nada tienen que ver con el cine mueran de éxito de una vez por todas y más pronto que tarde.

  3. Por mi, como que con esta tuve de sobra y bastante mi estimado Cotu, me uno a mi estimado 39 escalones, acabé hecho polvo, sudado y cansadísimo de tanta pirueta y mortal.

  4. pero la historia engancha hombre, está muy entretenida!

  5. OBviamente nunka han JUgado La saga Kompleta del Game “Pprince of Persia”…Se podrán dar kuenta ke todas akellas pelis basadas en Games, kambian totalmente su argumento y dandole tokes ke no se acercan en nada a las Historias originales.
    Para mi y ke eso kede klaro: kreo ke no ha habido una mejor adaptacion de un Game hacia una Pelikula: Street Figther?::.dio asco… Resident Evil?..Doom3?…y hay muchas mas….
    Al menos para los ke tuvimos el placer de Jugar la trilogia kompleta y sus Otras dos partes: sabemos ke el ARGUMENTO ES EL MISMO KE EL DEL GAME…han habido pekeños kambios en los guiones de la pelikula; pero es komprensible por razones Obvias.::::::asi ke yo le doy un 9..!!!

    LA PELI ES UNA VERGA:::::espero ke no desepcione la Segunda…kuando muestren al Temido Verdugo de Prince Of Persia Warrior Within –EL DAHAKA:::::::::::::::::::::::::::::::::

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s