MARÍA Y YO

“MARÍA Y YO” es la historia de una niña poco habitual. Esta chica de catorce años vive con su madre, May, en Canarias, a 3000 km de Barcelona, donde vive su padre, el historietista Miguel Gallardo. A veces, se van los dos juntos, padre e hija, de vacaciones a pasar una semana en un resort del sur de Gran Canaria, un escenario que no suele acoger entre sus huéspedes a un padre solo con una hija que padece autismo. Este documental es la historia de uno de esos viajes, y sobre todo, un relato original y lleno de humor , ironía y sinceridad sobre cómo convivir con una discapacidad. En realidad, la historia se dio a conocer al mundo hace un tiempo, cuando Miguel Gallardo, el padre de María, publicó un cómic homónimo en el que retrataba cómo era la vida de su hija, y la suya propia por extensión.

Este documental es un paso más allá en la difusión de la historia. Durante la hora y media que dura el documental el espectador se sumerge en el particular mundo de María y los que la rodean. Narrado a través del filtro de su padre conocemos el día a día de esta chica y su convivencia con el autismo, cómo se vive con una discapacidad y la relación de su círculo más cercano con ella. Lo más impactante del documental es, tal vez, la capacidad que ambos autores, tanto el padre y escritor del cómic como el director del documental, tienen para sortear el dramatismo facilón, las lágrimas y la sensiblería en general que suele salpicar estas historias de discapacidades y superación.

Esto no es tanto un mérito de ellos a la hora de crear sus obras, sino de la forma de ser de Manuel Gallardo, de cómo se toma la situación de su familia y cómo lo plasma en el cómic, y cómo esto se traslada posteriormente a la pantalla. Y son las personalidades de Gallardo, y sobre todo la de María, las que hacen que la historia sea imprescindible y digna de verse, una historia divertida y emotiva muy disfrutable por cualquier tipo de público. La adaptación del cómic al celuloide es fiel y efectiva, algo que no puede decir casi ninguna conversión del 9º al 7º arte. A ratos recuerda un poco a Amelie, con ese narrador omnisciente que relata lo que le gusta y no le gusta a la protagonista mientras suenan pianos de fondo, pero también, como no podía ser de otro modo, nos remite a otros documentales sobre historietistas como American Splendor o Crumb, aunque la influencia más reconocida por el director está The Devil and David Johntson.

Formalmente destaca la integración en la pantalla de recursos propios del cómic, un recurso imprescindible dada la naturaleza de la historia, que le da un toque singular y muy acertado al documental. Todos estos elementos crean una historia que merece la pena ver y sobre todo disfrutar. María y yo se sale de lo habitual, es una apuesta arriesgada que nada tiene que ver con el resto de películas que ofrece la cartelera en verano, pero es probablemente una de las cintas más interesantes, entretenidas, divertidas, bonitas, emotivas, y también didácticas y reflexivas que se puede echar uno a la cara, y dejar pasar la oportunidad de verla no es una opción. Recomendadísima.

Calificación: 9

La podreís ver sólo en 14 cines de toda España:

Bilbao: Multicines 7
Vitoria: Cines Guridi
Valladolid: Cine Broadway
Lleida: Cine Principal
Girona: Cine Rambla
Barcelona: Cines Verdi, Cinemes Méliès, Alexandra y Cinemes Girona
Mallorca: Multicines Porto Pi
Madrid: Cines Verdi y Pequeño Cine Estudio
Albacete: Cine Candilejas
Las Palmas: Multicines Monopol

Anuncios

4 Respuestas a “MARÍA Y YO

  1. Hace un tiempo pensé en hacerme con el cómic por lo bien que había oído hablar de él. Creo que esto es la excusa perfecta para pillarlo cuanto antes (y luego ver la película, que no creo que dure mucho en cartelera).

  2. Pues sí mi estimada Kunzahe yo iría rápido a verla porque no sé si los dueños del cine creerán en ella como para mantenerla programada en sus cines el tiempo necesario. Ya sabe mucho quieren hacer caja rápida.

  3. Te recomiendo encarecidamente que leas el comic @Kunzahe.

    Hace unos días tuve la ocasión de leerlo y es magnífica la simpleza con la que se trata el autismo. Estructurado como un cuaderno de verano, en el que en vez de pegar fotografías Gallardo las dibuja con el lápiz, aprovechando la ocasión para explicar conceptos un tanto crípticos para los no-psicológos.

    Perfecto para una tardecita de playa/pisicina.

  4. Muchas gracias mi estimado Juan Mac por la recomendación, nos haremos con él.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s