SPLICE, EXPERIMENTO MORTAL

No puedes tenerlo todo. Tienes que aprender a madurar.
Elsa Kast

Deberías mirar mejor tu historia familiar.
Clive Nicoli

SINOPSIS:
Clive y Elsa son una pareja de brillantes científicos especializados en la combinación de ADN que se dedican a diseñar híbridos de especies animales para un laboratorio farmacéutico. Tras el éxito de su último experimento, deciden en secreto ir un paso más allá y usar ADN humano en la creación de un nuevo híbrido que les ayude a revolucionar la medicina moderna. Pero la especie resultante es mucho más que un nuevo escalón en el árbol evolutivo: Dren es una sorprendente y extrañamente hermosa criatura de viva inteligencia y poderosas habilidades físicas que no sólo excede sus sueños más ambiciosos, sino que amenaza convertirse en su peor pesadilla.

ARGUMENTO:
Vincenzo Natali revisita un buen puñado de obras, desde el mito de Edipo hasta Frankenstein en los temas y la mítica Species, aquella serie B en la que Natasha Henstridge paseaba su escultural anatomía (tan perfecta que te creías que venía de otro mundo o que había sido modificada genéticamente) con cara de mala leche. No es nada que no se haya visto antes y no es que estemos ante la obra definitiva sobre las cuestiones morales que plantea la ingeniería genética pero la perspectiva con la que se trata el tema, desde dentro, mostrándonos cómo el experimento empieza de 0 y cómo va evolucionando poco a poco, es muy interesante. Sin embargo no termina por explotar del todo las posibilidades de la premisa ni de los temas por los que pasa casi de puntillas, lo cual le resta muchos enteros.

Natali, Antoinette Terry Bryant y Doug Taylor firman un guión que en un principio te echa para atrás porque te dices, ¡madre mía! otra de xenoformos. Para los menos adictos a la saga Alien, otra de bichos. Pero, Natali al igual que mi adorado David Cronenberg, en “La mosca”, da una vuelta de tuerca al crear una atmósfera dominada por una paleta de colores fríos para criticar la moderna industria farmacéutica y la ingeniería genética. En un intento de ir más lejos, Natali y sus colegas no realizan un guión plano y por ese motivo se adentra en el territorio ya explorado por Shane Carruth en “Primer”, y la criatura, Dren, surgirá fruto de la casualidad experimental, no porque lo estén buscando, porque lo que buscan realmente, ya veréis si lo encuentran o no, se trata de una proteína que se supone que curará todos los males de la sociedad moderna, y erradicará las patologías de la faz de la tierra. Pero volvamos un paso atrás, el verdadero objeto de crítica es tanto la fría y calculadora industria farmacéutica como las relaciones parentales. Es aquí donde el argumento vuelve a ganar puntos. ¿hay que estar verdaderamente preparados para tener hijos? ¿Somos nosotros como padres los que generamos el carácter del hijo? Si tu hijo se rebela contra ti, ¿es porque hay un motivo de peso? Eso mezclado a la influencia de ¿Dónde te escondes, hermano? de Frank Henenlotter hace que merezca la pena ser visionada esta película ya que se aleja de los tópicos del género. Considero que esto es algo más que un mero un híbrido de varios argumentos ya conocidos por todos,  como bien decía Victor, desde clásicos griegos (Edipo) pasando por los de la Universal como Frankenstein, para llegar a cintas más modernas como “Species”. Pero, en manos de un guionista y director tan curioso como es Natali, hay más capas y enjundia de la que parece, y con esto termino, toda esta miscelánea la lleva al paroxismo al introducir un elemento como el incesto, así el argumento vuelve a girar y a sorprender, y creo que estamos ante una película de serie B, pero con factura de A, al igual que hiciera Cronenberg con el insecto más famoso del celuloide. Y es de todo menos aburrida, aunque si previsible en alguno de sus giros.

SECUENCIA:
La única que se puede erigir mejor secuencia es la del amor entre especies, y no diré nada más por si están por aquí los del PETA.

.

Me hubiera quedado con el momento de triangulo amoroso en el granero, pero me voy a quedar con la secuencia final que es todo un homenaje al cine de su compatriota, David Cronenberg, con el que se enroca por trama y estética, y que bien podría haber firmado. No, la hubiera dado más nivel, no nos engañemos, Dren habría tenido conflictos de identidad, con sus hermanos, etc. Que ese es su santo y seña, pero en fin, es un buen homenaje a “La mosca”. Con esos dos personajes, obviamente omitiré quien y como, pero que en cierto modo me recordaron, salvando las distancias, al final de “El imperio contraataca” pero en versión desasosegante.

PLANO:
Casi tengo que cambiarme los pantalones después de ver el rostro del híbrido cuando lo sumergen en un recipiente de agua: entre las facciones cuasi humanas, las ondas del líquido y el movimiento que genera y, en general, el ambiente que se crea, la tensión era tremenda.

Me encantó el plano de Dren sobre el tejado, todo un momento Leonardo Di Caprio en “Titanic”, nuevamente salvando las distancias, porque obviamente es un momento muy duro del film y para nada romántico. Pero amigos, así es el subsconsciente de Alfie. Está ligeramente trastornado, y que como bien dice mi estimado 39 escalones, precisa de vacaciones.

PERSONAJE:
Tanto el monstruo (me sabe mal llamarlo así) como Elsa, la científica interpretada por Sarah Polley, se salen de los cánones que se aplican a sus personajes: por un lado el experimento es lo contrario al monstruo prototípico: tiene sentimientos, tiene personalidad, es un personaje más y no solo un bicho que corre detrás de los protagonistas; por otro lado, Elsa (nombre que comparte, por cierto, tanto con la chica real de Brody como con la novia de Frankenstein) no es el típico personaje femenino comparsa del protagonista masculino, sino que tiene una personalidad muy fuerte y definida que se echa de menos muchas veces, sobre todo en mujeres, y que hay que reivindicar más a menudo.

Elsa, es posiblemente lo mejor de la película, y es una pena que no esté acabado de perfilar, está muy bien delimitado pero no están claros todos sus claroscuros. Este es un personaje que es un regalo para una actriz. Posee lo mejor de todos los científicos locos, desde Seth Brundle, pasando por Victor Frankenstein, y para ir más allá le cambian el género al científico loco, eso les da mucho juego a los guionistas y os prometo que lo explotan muy bien en el tercio final del largometraje. Eso y el cambio de roles de la pareja considero que son los grandes aciertos del libreto.

LO MEJOR:
Es un pasatiempo entretenido, con un par de momentos para el recuerdo (como el combate a muerte entre dos híbridos menos desarrollados que la protagonista de la cita) y con un poco de suerte la vuelta de Natali al ruedo.

Es una película que está bien, pasas el rato y sobre todo las nuevas generaciones que no hayan visto mucho cine saldrán de la sala con los ojos a cuadros. Posee cosillas rescatables, y son las que uno hace que tenga fe en este realizador, y que son por las que Guillermo del Toro ha puesto sus dineros en este proyecto. Porque no nos engañemos, nadie pone dinero si no espera recuperarlo. Luego el guión no puede ser tan malo, y la película en general tampoco. También es muy golfo el homenaje soterrado a las películas de parejas, hablo de la escena de las botellas que llevan como nombres Bonnie and Clyde, Sid y Nancy, ambas magníficas.

LO PEOR:
Desaprovechar unos temas que dan para muchísimo, desde el incesto hasta las cuestiones morales sobre la ingeniería genética pasando por las cuestiones del “se nace o se hace”.

.

Que a diferencia del gran Cronenberg, con “Splice” apreciamos que Natali es incapaz de firmar una película comercial y adentrarse temas más complejos, y que fueron algunos explorados en el remake de “La mosca”, y otros que los ha enunciado muy bien Victor Guybrush, por eso no os lo voy a repetir.

CALIFICACIÓN

 6.5

.

 7

Anuncios

3 Respuestas a “SPLICE, EXPERIMENTO MORTAL

  1. Gran film, más enfocado al dilema moral que al terror. Coincido en nota con Alfie, aunque no me parece que deje de ser profunda la reflexión, sólo que la deja más del lado del espectador.

    1 saludo!

  2. Mi estimado Redrum no entiendo o no acabo de ver por qué todo el mundo le pone de truño marinero para arriba y la película es muy digna, y lo mejor Mrs Polley (once again) y esa mujer de apellido inpronunciable.

  3. elhijodelabohemia

    Alfie, he venido a ofrecer formalmente mis apologías.

    El Hijo de La Bohemia ahora está en la tele (Ciudad Bohemia, ya que tengo una compañera en la conducción del show) y pues he descuidado mi blog y más aún los blogs de mis amigos. Ahora estoy saliendo de vacas, así que me estoy poniendo al día, ya que esto para mi no es un trabajo sino un hobby.

    Espero retomemos el contacto,
    Ricardo (El Hijo de La Bohemia)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s