TWELVE

De las muertes de Martin Luther King y John Fitzgerald Kennedy hemos creado un símbolo de libertad.
White Mike

No soy una zorra. Pero tengo muchos novios, porque cada chico es interesante por una cosa diferente.
Sara

La mitad de tus amigas van al psiquiatra y la otra mitad deberían ir.
La madre de Jessica

Joel Schumacher, director de películas de culto ochenteras como “Jóvenes ocultos” o “St. Elmo, punto de encuentro”, y que sorprendió a propios y extraños con la maravillosa “Un toque de infidelidad”, que desde aquí os recomiendo un visionado urgente en caso de que no la hayaís visto, regresa este viernes con “TWELVE”. Otra rareza en una filmografía marcada por la comercialidad más absoluta. Para los espectadores que nos sean norteamericanos os parecerá muy curiosa porque se adentra en uno de los momentos más desconocidos, el Spring Break. Viene a ser como nuestra Semana Santa pero muy desmadrada, son las vacaciones de primavera en el ámbito universitario y que obviamente carece del menor cariz religioso. Es un momento donde los alumnos de la universidad se desmelenan al máximo. La historia nos lleva al Upper East Side de Manhattan donde vive la élite de los estudiantes. Poseen tiempo libre y dinero para quemar. Allí trafica White Mike, el camello de los privilegiados, que acaba de perder a su madre y lucha con su inhabilidad para expresar su amor por Molly. En ese momento tan delicado de su vida, su primo es brutalmente asesinado y su mejor amigo es arrestado por el crimen.

Este es el argumento del guión escrito por Jordan Melamed basado en la novela homónima de Nick McDonell, que viene a ser el Brett Easton Ellis de la generación de jóvenes marcados por el 11S. Schumacher con su cámara realiza un retrato social de la nueva Norteamérica, se adentra y disecciona a una generación de jóvenes, marcados por el hedonismo, el dinero, el poder, el deporte, los estudios, la falta de comunicación y “los excesos controlados”. En este demoledor relato podréis ver la gran hipocresía que puebla la vida de esos jóvenes, marcada por superficiales relaciones interpersonales, de la que ya os he hablado en la sección “Made in USA”.

Estamos ante un guión un tanto atípico porque posee una fuerte herencia literaria ya que hay un narrador omnisciente, interpretado por su actor fetiche Kiefer Sutherland. Este nos conecta con los sentimientos y deseos más profundos de los personajes, y  gracias a su grave e hipnótica voz nos guiará por los diversos submundos de esa gran metrópoli que es Nueva York. Por este motivo os recomiendo una vez más su visionado en versión original subtitulada al castellano. Es poderosa la voz de Kiefer, los valientes tendréis premio.

Como es  habitual en el cine de este realizador hace un uso instrumentalizado de las canciones que pueblan la banda sonora, integrándola como una parte de la narración, al igual que pasara en el adaptación de Marek Kanievska del clásico de Ellis, “Golpe al sueño americano”. Esta es una obra muy interesante, alejada de parámetros de comercialidad, conceptualmente muy literaria, y que a mi personalmente me ha encantado, me ha parecido tan realista como fascinante. Así que este es el primero de los dos largometrajes que os recomiendo esta semana.

Calificación: 7

Y como hace Kike os dejo con un Bonus Track, para provocaros un ataque de nostalgia.


Anuncios

2 Respuestas a “TWELVE

  1. Estoy un poco harto de las películas, las series y los libros en los que el personal es “guapo, joven y rico” con problemas de gente “guapa, joven y rica”. ¿Para cuándo personajes de verdad, de carne y hueso para los que ser “guapo, joven y rico” no suponga nada más que el mero accidente que todo eso es? Alguien debería escribir algo sobre el cine de ciencia ficción que no parece de ciencia ficción.

  2. Siento decirle que está muy equivocado mi estimado 39 escalones. Esta película es más costumbrista de lo que usted se pueda imaginar. Se lo digo desde mi experiencia de 6 meses en la UConn. Es más le diría que tanto el guionista como el director han estado un poco rescatados. La realidad siempre supera la ficción. He visto y he hecho cosas que usted fliparía. Eso lo dejamos para las memoirs de Alfie. Sólo añadiré una cosa mas, nosotros nos sentíamos como patios feos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s