CRÍTICA “EL MUNDO SEGÚN BARNEY”

Por Barney, que tus actos sean tan grandes como tus pensamientos.
Cedric

Pobre Barney, siempre vas con el corazón en la mano.
Clara ‘Chambers’ Charnofsky

Fue mi primera pistola y quiero que tu la tengas.
Izzy Panofsky

El guión escrito por Michael Konyves está basado en la novela cómica “La versión de Barney” de Mordecai Richler, que se centra en Barney, dueño de la productora “Totally Unnecesary”, que podriamos traducir como “Producciones totalmente innecesarias’”. A lo largo del relato recorreremos cuatro décadas y dos continentes. Nos contarán tanto los buenos como los malos momentos de su vida. Todo arranca cuando un detective publica un libro revelador que saca a relucir los capítulos más comprometedores del pasado de Barney: los muchos y en numerosas ocasiones turbios acuerdos empresariales que le llevaron al éxito; los tres matrimonios que han llegado a su fin, y – aquí viene el mayor problema – la misteriosa desaparición de Boggie, el mejor amigo de Barney, un posible asesinato del que Barney sigue siendo el principal sospechoso. Dado que su memoria empieza a fallar, y tiene la mala costumbre de emborracharse hasta perder el sentido en los momentos clave, Barney nos lleva con paso inseguro por el camino de los recuerdos, no sólo para explicar su vida a los demás, sino para explicársela a sí mismo.

El film posee una primera hora magistral, que engancha, que está cargada de cinismo e ironía hacia el mundo del séptimo arte. Mordecai Richler era famoso por haber sido un columnista controvertido que consiguió molestar a más de uno con sus fuertes opiniones políticas, religiosas y sociales. Eso se deja ver en la primera parte del film, donde es perfecta la transformación del personaje creado por el gran actor norteamericano Paul Giamatti. Crea un conmovedor Barney, un verdadero ser desafortunado. El principal problema es que tanto el guionista como el director Richard J. Lewis pierden el rumbo de su criatura, le otorgan un aire de cuentecillo moralizante alejándose por completo del mundo de Richler, con lo que tiran por la borda todo lo que habían construido. Hasta el punto que llega a darte igual el destino del personaje principal, y eso como un misil a la línea de flotación del film. La labilidad de la memoria es algo que obligatoriamente deberían haber explorado con esta trama y no sé por qué motivo lo dejan aparcado para crear una trama sensiblera donde el amor es el núcleo duro.

Hay que reconocer que el trabajo de Giamatti es grande, como bien nos tiene acostumbrados. Es una pena que sus “Cold Souls” permanezca sin atisbos de estreno en nuestro país. Su trabajo es tan bueno como el realizado por Scott Speedman, Saul Rubinek, Minnie Driver, Dustin Hoffman o Bruce Greenwood. Realizadores de la talla de Atom Egoyan, David Cronenberg, Denys Arcand o de Ted Kotcheff hacen breves apariciones porque eran amigos del autor de la novela objeto de la adaptación.  Kotcheff, con quien trabajó en varios proyectos, entre los que destacaremos la adaptación de “Duddy Kravitz y Joshua: Then and Now”, es el revisor del tren donde Barney se declara a Miriam. Richard J. Lewis es un patólogo,  Cronenberg y Egoyan son los directores del culebrón “O’Malley of the North”. Y Arcand es el maître del restaurante favorito de Barney. Todos estos guiños son en realidad un homenaje póstumo a Mordecai Richler. Esas breves apariciones hicieron que me emocionara como un niño chico. Pero a esas alturas mi desinterés por sus aventuras era considerable. Algo que lo fomentó es que no te llegas a creer su tercer matrimonio con Miriam Grant.  Es más, el departamento de maquillaje no la envejecen bien, con lo que hacen que la historia pierda verosimilitud.

En fin, que aprobamos con reservas este film, que os prometo que no pasará a la historia del séptimo arte. Me ha defraudado un montón. Es una verdadera pena, porque podría haber sido algo muy grande, posee grandes interpretaciones, cameos de lujo, pero la noñería se apodera de la trama como si se tratara de un film firmado por Spielberg.

Calificación: 5

Anuncios

Una respuesta a “CRÍTICA “EL MUNDO SEGÚN BARNEY”

  1. Your cranium must be prtnceoitg some very valuable brains.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s