Crítica “Furia ciega”

Al final todos acaban rindiendo cuentas.
El contable.

Fran cariño, le voy a contar a todo el mundo lo que haces con mi consolador rosa.
Piper

Los mato mientras follaba ¿le ha pasado eso a usted?
Rubia

Gracias a tu linaje habrá un nuevo cambio social.
Jonah King

Los aromas de la mítica serie B ochentera llega a las pantallas españolas de la mano del actor Nicolas Cage que da vida en su nuevo trabajo a John Milton, un delincuente prófugo, que abandonó a su única hija cuando era una adolescente. Ahora removerá el cielo y la tierra para rescatar a su pequeña nieta del intento de una secta  sanguinaria de sacrificarla durante la próxima luna llena. Con solo tres días para encontrarlos, consigue la ayuda de Piper, una atractiva camarera con un coche veloz y un fantástico gancho de derecha, para encontrar al peligroso Mesías diabólico Jonah King y a sus seguidores que rinden culto al diablo. A medida que avanzan en sus pesquisas, Milton y Piper van dejando un sendero de muerte desde Colorado hasta Louisiana, eludiendo a despiadados asesinos, indignados agentes de policía y un misterioso y mortal personaje conocido sólo como El Contable. Impulsado por una furia casi sobrehumana, Milton se enfrenta a King y su ejército de acólitos en su última oportunidad de redención.

Patrick Lussier y Todd Farmer, el tandem responsable de “San Valentín sangriento” regresan con un producto que trasladará a más de uno a los films firmados por Roger Corman en los 70 o de la productora Carolco en los 80, eso sí, con más medios. Así el tono de arranque del film es el adecuado, y es un territorio ya explorado con mejor fortuna por Quentin Tarantino en “Death Proof”. Me refiero al cine golfo de coches mejorados, chica, acción a raudales, escenas donde los protagonistas eran los dobles y los diálogos tan demoledores como lapidarios. Así que el primer gran pilar es contar con un elenco de actores que sustente este proyecto, así las apariciones son cada vez más retros, desde un soberbio William Fichtner, que da vida al contable, pasando por Billy Burke, que se mete en el pellejo del sanguinario líder de la  secta, sin olvidar al memorable Tom Atkins, que está genial como sheriff, David Morse que tiene un pequeño papel como amigo de Milton, inclusive el propio Todd Farmer se reserva un papel muy divertido.

El principal problema de esta producción es que Lussier no es consecuente con el producto que está realizando, no sabe mantener el tono que debe tener este tipo de cinta, aunque fotográficamente lo mantiene, ahí rompo una lanza por Brian Pearson, lo destroza con una serie consecutiva de meteduras de pata. La primera, la acción, es buena pero ficticia, abusa de los CGI en lugar de tirar de los dobles que son la piedra angular de este tipo de producciones. Encima se le va la cabeza y le sale la vena de autor creando planos imposibles y transiciones poéticas que no vienen al caso. Luego se pone referencial y le da por hacer continuos homenajes a “Terminador” que no van a ningún lado.

Para rematar todo alarga el final de una manera totalmente inadecuada, que parece cogido por escasos hilos, porque hace perder al personaje de “el contable” toda su consistencia y poder, llegando a quedar ridículo, a pesar de la gran labor de su actor por levantarlo. A lo que hay que sumar que la evolución del personaje de Milton es nula. Así llegamos al último gran problema de esta producción, el actor norteamericano Nicolas Cage, cuando los productores se darán cuenta que es malo como la carne de vampiro, que no deja de ser una sucesión de caritas y poses a lo Elvis.  Donde su mejor momento es, sin albergar la menor duda, la secuencia del polvo mortal con puro incluido. Es total y muy ad hoc al tono del film.

Como conclusión, iba con ánimos y salí escaldado. Es soportable el visionado si haces mil y un audiocomentarios con tus colegas. Es para lo que ha quedado este largometraje que podemos catalogar como trash en lugar de serie B. Lo que debería haber sido un producto irreverente, nada convencional, simpático y divertido, queda todo diluido en el tercio final, porque a medida que avanza el largometraje su espíritu inicial se va perdiendo.

Calificación: 3

Anuncios

3 Respuestas a “Crítica “Furia ciega”

  1. Yo le habría puesto por lo menos un punto más por el pelazo que me gasta el amigo Cage.

  2. Seguramente caerá, y ya me imaginaba a qué atenerme, solo lo has confirmado. Arrastraré a mi hermano (probablemente en contra de su voluntad) a verla y al final seguro que me dice que no ha estado mal… el siempre acaba diciendo lo mismo de todas… Saludos

  3. Que es peluca mi estimado Victor Guybrush, que es peluca. Como alguine dijo una vez, podiamos hacer un concurso de qué peluca le queda mejor.
    ¡Ay! Qué penita me da mi estimada Marguis, se va a ofrecer en sacrificio usted, se va a immolar las retinas por su hermano. Eso si que es amor fraternal y lo demás son cuentos. Ya me contará su experiencia, ansío saber que opina.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s