Crítica “L’homme qui voulait vivre sa vie”

Tras la rueda de prensa concedida por el señor Joffe le tocó el turno a Francía, país del que procedía la siguiente película perteneciente a la sección oficial a concurso.

Vete, vive tu vida.
Paul Exben

Lo más duro fue ver que no tenía futuro.
Anne

L’homme qui voulait vivre sa vie” o también conocida como “The big picture” es la historia de un hombre de éxito, Paul Exben. Socio de un famoso bufete de abogados de París, posee una gran casa y una gran familia. Pero toda su vida se vendrá abajo cuando se entere que su bella y flamante esposa Sarah le es infiel con un fotógrafo local llamado Greg Kremer. Cuando Sarah le pide el divorcio, Paul acude a casa de Grez y le mata por accidente. A partir de ese momento, ya no habrá vuelta atrás y tendrá que abandonarlo todo, para ello adoptará la identidad del fallecido y comenzará de nuevo su vida en una zona aislada de Yugoslavia.

Stéphane Cabel y Laurent de Bartillat adaptan la novela “The big picture” de Douglas Kennedy con la ayuda del realizador del film, Eric Lartigau. Estamos ante una historia que la encuadraría más dentro del género cien negro o thriller, que a la acción y aventura. Tanto la novela como el film beben del particular mundo de Patricia Highsmith y su famoso Ripley.

Lo mejor sin duda es la breve apararición de la gran actriz  Catherine Deneuve, que ya su sola aparación llena la pantalla y se come a todo actor que tenga delante. Eso me lleva a pensar que el gran problema es que no ha acertado el director a la hora de elegir al actor que encarne a este difícil personaje, así Romain Duris compone un Paul Exben desangelado. Queda como un personaje patético, sin personalidad, cuando no creo que ese sea el punto de partida, porque el segundo tercio parece que versa sobre las segundas oportunidades. ¿Qué harías tu si pudieras resetear tu vida? Además, creo que lo podía haber contado en menos tiempo, con lo que encima se hace muy larga y pesada, porque para más señas el realizador decide recrearse con los paisajes y la fotografía, diluyendo lo verdaderamente importante que se esconde en toda la trama, que se trata de una historia de redención, pero para cuando uno se entera de ello, ya es tarde y está más que aburrido en la butaca.

Calificación: 2

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s