Crítica “The Bang Bang Club”

Tras disfrutar de una agradable comida con el amigo Julio de “Notas de cine” regresé a la Mostra para ver la siguiente película dentro de la sección oficial a concurso, se trata de “The Bang Bang Club”.

¿No puedes aparentar al menos que te acojona un poco?
Greg Marinovich

Los chicos de Mandela quieren que nos unamos a la huelga, pero que pasará con uestros puestos de trabajo.
Inlanka.

No sé si podemos publicarlas, a la gente se le atragantarán los cereales.
Director del Sun

Se trata de un film basado en hechos reales, y es una coproducción entre Canadá y Sudáfrica. Escrita y dirigida por Steven Silver, nos lleva al interior del mundo de los fotoreporteros, concretamente nos cuenta la historia de amistad y profesional de Kevin Carter, Ken Ooterbroek, Greg Marinovich y Joao Silva, que integraron durante la década de los 90 este famoso grupo. Ellos cubrieron los violentos incidentes que acompañaron al movimiento de liberación de Nelson Mandela en Sudáfrica, me refiero al movimiento Apartheid.

Títulos como o se os vendrán a la cabeza tras el visionado. El mundo de los reporteros de guerra, ha dado muy buenas películas. En el caso de los fotoreporteros es más complicado porque para captar el instante debes estar listo en el momento justo y en el sitio adecuado para obtener la foto. Además, se plantea una duda moral ¿hay que intervenir en los acontecimientos tomando parte o sólo retratarlos con palabras o imágenes? Cuando el guión llega a este punto es cuando este largometraje gana en enjundia, y vemos como este grupo se va disolviendo poco a poco porque cada uno asume la realidad y trata de superarla a su manera: uno se da a la bebida, otro a las drogas, otro prefiere aislarse.

El problema real de este film es su atropellado comienzo, que no te llegas a creer como se crea este peculiar grupo de profesionales. Eso es en parte fallo de Silver porque da por hecho que al poner “basado en hechos reales” ya puede acelerar el proceso, con lo que los personajes en cuestión quedan como unos arribistas, cuando no es esa la cuestión, porque a todos ellos les inundan las dudas morales. Como podéis apreciar no hay nada nuevo bajo el sol, porque esto ya se ha tratado en otros casos como “Bajo el fuego”, “El año que vivimos peligrosamente” o Un mundo aparte”. La diferencia con el film de Chris Menges es que Silver al principio parece proInlanka y denosta la figura de los seguidores de Mandela, para dar un giro de 180 grados de repente, con lo que vuelve a perder parte de la coherencia interna del relato. Lo mejor es que no toma partido y que cada uno saque sus conclusiones sobre la figura de Kevin Carter y la famosa foto del buitre, que podéis ver a continuación.

En cuanto al reparto sorprende Ryan Phillippe, que da vida a Marinovich, sobre todo porque abandona definitivamente el registro de quinceañeras al que nos tenía acostumbrados. El resto también están estupendos y es elogiable su labor, desde Taylor Kitsch, que interpreta a Carter, Frank Rautenbach a Oosterbroek y Neels Van Jaarsveld a Da Silva. Elogiar al director de fotografía Miroslaw Baszak que emula la calidad de las fotografías realizando auténticos homenajes. En resumidas cuentas, es una interesante película, que no se hace larga, pero que arranca fallidamente.

Calificación: 6

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s