Crítica “Tracker”

Tracker” de Ian Sharp abrió la cuarta jornada de la sección oficial a concurso de la XXXII Mostra de Valencia.

No puedes conocer a tu enemigo hasta que no has conocido a su díos.
Kereama

No se puede empezar una historia sin acabar otra.
Kereama

Tras la guerra de los Boers en Sudáfrica a principios del siglo XX, los que sobrevivieron intentaron buscar su lugar en el mundo, ya que se tuvieron que doblegar a su Majestad la Reina de Inglaterra. Así es como Arjan llega a Nueva Zelanda, huyendo de su tumultuoso pasado. Tras un asesinato en la colonia, un maorí es falsamente acusado de haberlo cometido, por ese motivo sale huyendo a las montañas. El Mayor Pritchard Carlysle que a combatido con Arjan sabe de sus habilidades como rastreador, así que le contrata para que de caza al maorí prófugo. Cuando lo consiga nacerá una historia de amistad y respeto, pero antes deberán hacer frente a un grupo de soldados británicos comandados por Carlysle que quieren ahorcarle.

Nicolas van Pallandt escribe un guión que posee fuerte aromas a telefilm de aventuras, que no posee nada original en sus planteamientos ni en la forma de contarlos. Esta llena de tópicos, los dos enemigos que pasarán de discutir airadamente hasta que uno psicoanaliza al otro y le pasan a ser muy buenos amigos, convirtiéndose la trama en una buddie movie al uso, en la que irán saldado sus cuentas con el pasado a medida que vayan llegando a su destino.

Encima Ian Sharp desaprovecha un buen casting, ya que no sabe dirigir a los  actores Ray Winstone, del que guardo siempre en mi memoria su gran papel en “Sexy Beast”o de Temuera Morrison, que le recordaréis por su participación en el episodio II y III de Star Wars y los más cinéfilos por su papel en “Guerreros de antaño” de Lee Tamahori. Los dos llegan a estar ridículos en diversas escenas. Además, el respetable siempre va por delante del guión, con lo que encima no puedes esperar sorpresas, con lo que el aburrimiento te va invadiendo poco a poco, a pesar de que sea de aventuras.  La fotografía de Harvey Harrison es buena porque posee unos parajes impresionantes, y eso siempre ayuda al director de fotografía.  Pero una vez más lo que lastra la narración es el uso pueril de la bada sonora escrita por David Burns, que va guiando al espectador como si se tratara de un lazarillo. Creo que acabaréis viéndola cualquier día en Antena 3, por ser el típico producto familiar, o en T5, la cadena amiga que le encantan los films de aventuras. Tiempo al tiempo.

Calificación: 3

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s