Archivo de la etiqueta: 2012

2012

2012_logo

Este fin de semana se estrena en todo el mundo el nuevo trabajo de Roland Emmerich llamado «2012». Estamos ante todo un gran y apocalíptico evento, ¿quién piensa perdérselo para bien o para mal? Un servidor ha puesto la cuenta atrás. Hasta Zombi ha salido de su refugio para ver que da de sí el fin del mundo tal y como lo entendemos. Por ese motivo he elegido este largometraje para la sección «La firma invitada», que en este caso ha sido Enrique Dueñas. El filme está protagonizado por John Cusack, Chiwetel Ejiofor, Amanda Peet, Oliver Platt, Thandie Newton, Danny Glover y Woody Harrelson. Vamos, mejor reparto no puede tener, no se puede quejar el director, y muchas amigas mías se que irán por el mero placer de ver las carreritas de Mr. Cusack. El guión es obra del realizador germano y de su fiel compañero Harald Kloser, habitual compositor de sus bandas sonoras.  La trama nos tralada varios siglos atrás. Los mayas nos dejaron un calendario, con una fecha que predecía claramente el final y todo lo que ello conlleva. Desde entonces, los astrólogos la han descubierto, los numerólogos han encontrado las pautas que la predicen, los geólogos dicen que la tierra tiene los días contados; incluso los científicos de los gobiernos no pueden negar el cataclismo de proporciones épicas que espera a la tierra en 2012. ¿Se hará realidad la leyenda maya? ¿Se acabará el mundo?

REGULAR

2012_cartel

Lo primero que se me viene a la cabeza al tener que calificar esta película es que al producto final le sobra una tonelada de metraje (aunque rellenar más de dos horas y media a base de clichés también tiene mérito). Hacia el último tercio uno no sabe cuantas horas lleva sentado en la sala ni cuantas quedan aún. Esto es debido, principalmente, a que la historia parece ya vista y los acontecimientos se repiten en un bucle infinito. Las numerosas escenas de acción con coches y aviones, por ejemplo, se antojan clónicas. E incluso vemos los mismos obstáculos una y otra vez. Por no hablar del eterno desenlace…

2012_04

Pero vayamos con los puntos positivos: estamos ante un espectáculo asombroso. Aunque claro, nosotros no vivimos a finales del siglo XIX y sabemos como se realizan el 90% de los efectos que aparecen en pantalla. El espectador de hoy (o eso quiero creer) no va a “asombrarse” con nada, por mucho empeño visual que haya. La perfección a nivel técnico es algo que exigimos y ya carece poder para sorprendernos. Pero aun con todo, ver volar por los aires el planeta Tierra de la forma más dantesca siempre resulta divertido.

2012_05

Nuestros desventurados héroes son, todos ellos, tristes arquetipos. Todos. Aunque la mayor parte del “casting” ha sido escogido con una meticulosidad encomiable. Realmente, se nota un esfuerzo por parte de los intérpretes de dotar de cierta dimensión a sus personajes, y la mayor parte de las (típicas) líneas de diálogo se recitan con convicción.

2012_14

Es muy fácil encontrar similitudes entre este filme y otros anteriores de Roland Emmerich ya que, como todo el mundo sabe, siempre hace la misma película. Encontraremos multitud de elementos que parecen sacados directamente de “Independence Day” o “El día de mañana”. De hecho, da la sensación de que Emmerich con cada nuevo experimento trata de acercarse más a su primera película “Das Arche Noah Prinzip” que, como su título indica, era una versión futurista (ambientada en el lejano 1997) del mito del Arca de Noé.

2012_08

Pero “2012” es, en realidad, un remake encubierto de “Cuando los mundos chocan”, (aquella ciencia-ficción ultracristiana de 1951 dirigida por Rudolph Maté). Y esto es algo que no ha admitido ni uno de los implicados en la producción. El hecho es que, cambiando unos cuantos nombres y la naturaleza de la amenaza, sería difícil distinguir ambas películas.

2012_15

Por supuesto, se respira un positivismo en ocasiones ridículo. La mera idea de que con un poco de esfuerzo uno puede escapar de una placa tectónica o combatir contra una erupción volcánica (y ganar) puede resultar involuntariamente gracioso para muchos de nosotros. Eso sí, si se entra a la sala dispuesto a aceptar semejantes afirmaciones, no queda sino sentarse y disfrutar.

2012_13

También puede parecernos absurdo que haya tantos protagonistas y secundarios para que, casualidades de la vida, todos estén todos relacionados de una forma u otra. Y, Obviametne son yanquis en su inmensa mayoría.

2012_02

Por que otro tema importante es el del tópico americocentrismo que reina durante toda la aventura. El fin del mundo es, obviamente, el fin de los Estados Unidos y un par de monumentos míticos de otras zonas del globo. Vemos grandes cantidades de desatada destrucción pero concentrada en lugares muy concretos (ya que, a fin de cuentas, sólo la tierra de las oportunidades importa). Aunque claro, uno descubre por que diantre no se hace cine épico en este país: en el momento en que la palabra “España” sale de la boca de uno de los personajes la sala entera estalla en involuntarias carcajadas.

2012_03

¿Qué podemos esperar? Exactamente lo que ofrece el trailer. El Apocalipsis. Aunque, admitámoslo, a Emmerich le falta valor para llevar la premisa a sus consecuencias últimas. ¿Qué no encontraremos? Originalidad. Básicamente. Ni en la forma de contar las cosas ni en las cosas que se están contando. ¿Existe un mensaje de fondo? Pues sí. Pero trilladísimo y tremendamente infantil.

2012_09

Más de uno mezclará en su interior sentimientos contrapuestos como son la “vergüenza ajena” y la “lágrima épica”. Que nuestro juicio final se incline más a un lado o a otro depende sobre todo de los gustos personales. La película no es buena por que carece de personajes sólidos. Pero está bien realizada y es, verdaderamente, catastrófica. Ideal para amantes del género.

2012_06

Anuncio publicitario