Archivo de la etiqueta: Benjamin Helstad

Crítica “King of Devil’s Island”

En el sexto día y último día de la sección oficial a concurso hemos podido ver el film noruego dirigido por Marius Holst titulado “King of Devil’s Island”, que podríamos traducir como “El rey de la Isla del Diablo”.

Asegúrate de que aprenden las reglas.
Bestyreren

La disciplina sin compasión es una crueldad.
Bestyreren

Una cosa más. Yo lo veo todo. Yo lo oigo todo.
Broten

Noruega, 1915. A principios del siglo XX en al isla de Bastoy, en el fiordo de Oslo, un grupo de jóvenes viven bajo el despótico mando de un superintendente y sus guardias. En lugar de recibir una educación, los jóvenes, cuyas edades están comprendidas entre los 11 y los 18 años, son explotados como mano de obra barata. El joven Erling llega a la isla tras haber matado a un policía militar a golpes en defensa propia. Está de paso porque su destino final es una prisión para adultos donde será seguramente condenado a muerte. Por eso la fuga es su único objetivo.

El guión escrito por Dennis Magnusson y Eric Schmid está basado a su vez en la historia de Mette M. Bølstad y Lars Saabye Christensen. Enésimo film basado en hecho reales que vemos en la muestra, y que no deja de ser una historia de fugas carcelarias, de crítica social sobre la reinserción de los jóvenes, la típica historia de retos juveniles porque tendrán que sobrevivir bajo la tiranía del rector del reformatorio, y como al igual que pasaba en el film protagonizado por Robert Redford, “La última fortaleza” se establecerá una batalla entre dos líderes dentro de la institución, el formal y el informal; que acabará en una batalla intelectual y campal, leteralmente. Obviamente el espectador empatiza desde el minuto uno con el joven Erling que como miembro mayor del grupo está destinado a luchar y defender a los más pequeños, a los más débiles, que son torturados y vejados constantemente sin posibilidad alguna de defensa. Este crudo relato esta narrado con un tempo lento, acorde al gélido frío de fiordo. Llega a tener momentos muy emotivos, muy en plan “Taps, más allá del honor”, pero en otro contexto.

Otro de los grandes aciertos de Holst son en primer lugar, el aire literario que le da al texto cinematográfico, me explico. El film arranca como una elegía a “Moby Dick” con esa voz en off que nos va contando el relato que escribe Erling. En segundo lugar el formidable reparto, en el que brilla una vez más, Stellan Skarsgård, en un personaje repugnante pero que sólo un actor de su talla sabe componer. Seguido de cerca por todo el elenco juvenil que está a la misma altura, y en el que quiero destacar a Benjamin Helstad, al joven Magnus Langlete y por supuesto a Trond Nilssen, que son los verdaderos motores del film. En tercer lugar, me pareció maravilloso el increíble trabajo del director de fotografía, John Andreas Andersen, que saca un alto rendimiento del hermoso paraje natural, creando planos que se te quedan grabados en la retina, si le sumas la gran banda sonora firmada por Johan Söderqvist. Para finalizar sólo un apunte más, este film ha sido todo un taquillazo en su país de origen.

Calificación: 7