Archivo de la etiqueta: Chris Cooper

THE TOWN-CIUDAD DE LADRONES

Paso de seguir matando gente
Doug MacRay

Hay algunas cosas que tiene que resolver uno mismo.
Stephen MacRay

En los días soleados siempre pienso en la muerte.
Claire Keesey

Empecemos a follarnos a los testigos.
James Coughlin

Terminamos la semana con dos recomendaciones, la primera es esta película  que se sitúa en Boston donde se producen más de 300 robos cada año. Y un barrio de 1.600 kilómetros cuadrados llamado Charlestown ha dado más ladrones de vehículos blindados y bancos que ningún otro lugar de EE.UU. Uno de ellos es Doug MacRay, que lidera de un grupo de implacables ladrones de bancos que se enorgullecen de coger lo que quieren de forma limpia. La única familia que tiene son sus socios criminales, especialmente Jem, que posee un temperamento peligroso e irritable. Sin embargo, todo cambiará cuando durante su último trabajo, Jem haga un rehén por un breve espacio de tiempo: la directora de la entidad, Claire Keesey.

Así da comienzo esta historia de cine negro, del bueno, firmada por Ben Affleck (que se reserva el papel principal y las labores de dirección), Aaron Stockard y por el debutante, Peter Craig basado en la novela El príncipe de los ladrones, de Chuck Hogan. El guión está muy bien construido. Su marco referencial son películas como “Heat” de Michael Mann, “Le llaman Bodhi” de Kathryn Bigelow o “Bullit” de Peter Yates, tanto en la estructura como en la forma de rodar las escenas de acción o como en ciertos aspectos de diseño de vestuario que no os desvelaré. Así consiguen ambos que la cosa funcione, como diría Woody Allen. Por su parte Affleck dirige con mano firme, de una forma totalmente correcta, nada innovadora, y no desvía el foco de atención centrando constantemente al espectador en la acción y el suspense, y deja los aspectos más románticos en una segunda capa, donde deben estar, para que sirva sólo de motor narrativo.

Hay que reconocer que listo es un montón ha conseguido un reparto de lujo entre los que destacan los siempre magníficos Pete Postlethwaite, Chris Cooper o Titus Welliver. Ha puesto justo en frente para que le den buenas réplicas a los emergentes talentos de Jeremy Renner, que todavía recuerdo su gran labor en “En tierra hostil” o en “28 semanas después”, y Rebecca Hall, que nos deslumbro en “El retrato de Dorian Gray” y “El truco final”.

El principal problema de todo este buen proyecto es Ben Affleck. No sé quién se empeñó en que interpretara el personaje principal. Personalmente creo que es un error, de los pequeños, perdonable, pero error es. Lo mejor de todo es que es cine negro con acción rodada a la vieja usanza, como si estuviéramos viendo a Steve McQueen conducir por las calles de San Francisco. Hay que reconocer que como director posee un buen gusto y sabe donde mirar y qué hacer. Por todo ello, comienzo a pensar que el cerebro detrás de “El indomable Will Hunting” es Ben y no Matt.

Así que esta película puede ser una de las opciones para acudir al cine durante este largo fin de semana. Si te gusta el cine negro es recomendable su visionado.

Calificación: 6

Anuncios

REMEMBER ME-RECUÉRDAME

“REMEMBER ME” o “RECUÉRDAME” como queráis llamarla cuenta el trágico drama de una familia que empieza a descomponerse tras el suicidio de uno de sus hijos. A pesar de ello, el hijo restante no pierde la esperanza de llegar a enamorarse y es entonces cuando conoce a una joven que ha presenciado el suicidio de su propia madre. A pesar de todas las desgracias familiares, lucharán por que su historia de amor funcione. Como bien os imagináis, se trata de un drama romántico pasteloso, realizado a la mayor gloria de Robert Pattinson, que interpreta al hijo nihilista que busca el amor y que además, ejerce como productor.

Estamos ante lo que es un producto industrial, carente de personalidad, donde Allen Coulter, director del filme, no sabe darle su impronta. Sin duda alguna lo mejor de este previsible dramón son los personajes secundarios, el siempre efectivo Pierce Brosnan, que hace doblete en la cartelera, o Chris Cooper que son respectivamente los padres de las criaturas o la gran Lena Olin, que por cierto últimamente se prodiga poco, que da vida a Diane Hirsch.

Es una pena, pero esta cinta es la prueba fehaciente de que para Emilie de Ravin no hay vida tras la Claire de “Perdidos”. Es tan mala actriz como todos estamos viendo en la sexta temporada de la famosa saga catódica. La banda sonora posee fuertes aromas a Explosions in the Sky, sobre todo los temas relacionados con el personaje de Pattison. Con ello quieren darle una patina de rebelde sin causa al celebre actor crepuscular, y que para desesperación del respetable es un insulto tratar de hacer de este jovenzuelo una versión moderna de James Dean, que en este caso resulta ser tan edulcorado como descafeinado. Y no consigue que nos quitemos de la cabeza a Edward Cullen, que le ha marcado a fuego, y que posiblemente sea la tumba de su carrera, eso lo veremos con el tiempo.

El novel guionista, Will Fetters, por lo menos sabe generar una tensión sexual que va in crescendo, y que para suerte de sus fans, esta vez si verán resuelta a mitad de metraje. En un nuevo intento de alejarse de su poco ortodoxo vampiro de “Crepúsculo”.

Si os habéis fijado no hay ninguna frase destacada, porque para desgracia del espectador no la hay. Fetters no escribe nada destacable. Eso sí, sabe guardase un as en la manga, porque el desenlace del largometraje es tan inesperado como tramposo, tan esperable el destino del personaje como marciano el contenido del mismo.

Calificación: 3,5