Archivo de la etiqueta: Mujer

¿Por qué las mujeres las prefieren Bond?

Por la tarde acudí al Congreso Bond que se está celebrando dentro de la Mostra, tal y como os contaba. Si antesdeayer deconstruimos de la mano de Fernando Savater al personaje de Bond, ayer Nuria Amat ensayista, escritora y articulista de “El país” ha sido la encargada de analizar la figura de la mujer Bond. Su creación literaria tiene referencia a la mujer en distintos momentos de la historia de Barcelona.

¿Por qué las mujeres las prefieren Bond?  por Nuria Amat.

Para hacer el presente ensayo una de las primeras cosas que se da cuenta uno es que no hay muchos documentos sobre el tema. James Bond es aquel príncipe, el héroe con el que toda la mujer desearía casarse, o bien se ha convertido en un hombre objeto con el que tener un romance fugaz. Nuestro Díos se ha devenido humano, el apuesto galán y clásico vividor precisa de una mujer que sea espejo narcisista de este héroe, que pueda decirse soy Bond el hombre que ama las mujeres. La mujer Bond está llena de contradicciones. Parece sacada una heroína salida de la pluma de Sofócles. Puede ser extrema, siempre hermosa, intensa y galante, como la mujer actual. Como hijas virtuales de la tragedia griega, la mujer Bond actualmente posee más profundidad psicológica, que las primeras. Lejos de resignarse a la sumisión esgrimirá su fuerza sea hombre o mujer. El personaje femenino de Ian Flemig es una mujer llena de inteligencia e ingenio, es icono de la mujer del futuro, y que cuando mata o engaña es siempre a causa de Bond.

En “Casino Royale”, Vesper Lynd logra enamorar definitivamente a Bond, por maligna que sea, será una mujer enamorada, con ovario y agallas. La mayoría poseen nombre llenos de simbología, como Elektra King, encarnado por Sophie Marceau en “El mundo nunca es suficiente”. La que defiende su derecho a ser tenida en cuenta. Así, Medea, es el amor contra el poder, inclusive llega a declamar parte de Eurípides en uno de los diálogos del film.

Atenea, afrodita, James es famoso por hazañas y éxitos, le seducen y ejercen de perversas divinas. Va decreciendo del mito de héroe del imaginario femenino. Van suplantando su lugar poco a poco, película a película. Hasta el punto que ha sido James el protagonista de la siguiente campaña

JAMES BOND APOYA EL DÍA INTERNACIONAL DE LA MUJER 2011 ¿SOMOS IGUALES?

Hay asociaciones a lo largo de todo el mundo que hablan sobre la figura de James Bond. Sus novelas se traducen y la criatura domina el mundo. Los hombres le admiran, las mujeres le retan. Como toda figura simbólica tiene sus detractores: feministas e intelectuales. Hombres que son todo lo opuesto a nuestro héroe. Os recuerdo que es amoral. Según Connery “espero que no exista un tipo como él”.

Bond, ahora, es más desafiante que nunca, porque su imagen representa un modelo a imitar por el sexo masculino. Lo que resulta más llamativo es que hay hombres que le imitan. Es un hombre poco fiar y alérgico a las relaciones estables. Es un compañero para un rato. Y la mujer piensa hoy en día que se vale por sí misma, porque se sienten más inteligentes.

La mujer profesional quiere ser Bond. Angelina Jolie, que ha interpretado heroínas de la misma estela, le preguntaron si quería ser chica Bond, a lo que les contestó que ella  quería ser Bond. No se conformará por ser la acompañante, tener un personaje secundario, es una postfeminista, Una Bond sin falo. Interpreta papeles duros y violentos.

Aquellas chicas Bond han ido adquiriendo una doble personalidad con los años, y las mujeres de hoy en día quieren parecerse a Bond. El primer movimiento feminista en la década de los 60 atacaron la figura de la chica Bond por ser mujeres floreros, el héroe Bond despertará el cambio social y genera cambios en la mujer Bond. Así Honeychile ‘Honey’ Ryder es una suerte de Eva para la mujer del futuro. Lo sospechaba el autor y los creadores cinematográficos. Cualidades de la heroína Bond, el canon de belleza y la inteligencia se ha ido transformado, desde Honey hasta  Jinx Johnson, que es la versión femenina de Bond. De mirada dura, vigilante de la playa, pero sin los atributos de  Pamela Anderson. Inclusive Halle Berry está a punto de hacerle sombra a Bond. Están buscando actores que puedan estar a la altura de las mujeres Bond. Así se habla de Jude Law o Bardem. Sean Connery es el más admirado, y seguro que anhela aparecer como Bond leyendo un libro.

Ellos se ven reflejados en el hombre ideal. Su inmortalidad cinematográfica corre peligro y su marca se ha convertido en un estereotipo en la vida real, ya que un varón cualquiera quiere parecerse a él. Un hombre metrosexual, usan cremas, visten como figurines. Estamos en una sociedad donde el hombre es prisionero de la imagen. Respecto a  la mujer, Ian Fleming se sentiría incomodo porque el invento hay ido en su contra, que se ha ido metamorfoseando en una figura cada vez más emancipada, desde la secretaria Moneypenny a M. Las mujeres Bond eran el principal gancho o reclamo de la franquicia. Las primeras mujeres eran victimas del villano hasta las últimas que están totalmente integradas en la trama principal como una Diosa, que intenta salvar al héroe y encima es capaz de replicarle. Es un tipo de chica a la que no le gusta que nadie le ate.

Algún hombre las prefieres pasivas y para otros les ofrece divertimento que sean inteligentes y que Bond sea un machista derrotado por una mujer más inteligente es el principal triunfo de los intelectuales y feministas que denostan la figura de este particular héroe.

007 contra Dr NoUrsula Andress es una mujer florero que le enseña la isla y poco más. La primera mujer con la que se enfrenta, usa la suerte en el casino para atacarle. Miss Dench por el contrario, es símbolo de la libertad sexual, que se anticipa a Bond en el deseo y en el mando.

El agente 007, cada vez que se encuentra con un personaje femenino quiere acostarse con ellas. Ellas buscan ser su igual, y muchas veces le superan. Ellas educan sus cuerpos con las cabezas bien amuebladas, una mujer androide, capaz de ser el propio Bond.

En mí opinión las mujeres Bond son plenas figuras de mujeres postfeministas. La doctora Donna Haraway ,que ha escrito el Manifiesto Cyborg, sostiene la idea de que  las maquinas puedan librar a la mujer, y considero que es una idea que debemos tener en cuenta, me refiero a esta la conclusión de la científica.

Los jóvenes de esta era se apropian de imagen tecnológica del modelo Bond. Si estas mujeres al igual que Bond nunca envejecen, pasa lo mismo con los hombres y mujeres reales. Incuso todos los famosos podrían hacer de Bond. En la década de los 60 era su ornamento, para su disfrute, y en la actualidad han pasado a ser socias o cabecillas. La cantante Madonna que interpretó a Verity sostiene: “Los hombres no me interesan”. Grace Jones, que interpretó en “Panorama para matar”a May Day adquiere tanta importancia que oculta a Roger Moore. Barbara Bach, que interpretó a la Major Anya Amasova en “El espía que me amó”, es todo lo opuesto a la chica Bond. Defiende los intereses de su país, aunque caerá en los brazos de Bond al final, y posee frases celebres.

Las mujeres Bond ahora aparecen vestidas como un hombre, y algunos no quieren considerarlas. El prototipo femenino está más comprometido con la revolución social. Más interesada en la acción que en la pasividad domestica, que cuida su físico y su cerebro. Son románticas a perversas, todo cabe en la era tecnológica. Si es un tópico eterno ahora sucede a la inversa, mira que macho soy, la imagen del hombre en los medios publicitarios han pasado a enseñar su cuerpo y es un hombre subido a un podio es un modelo, la mujer fuerte y el hombre ha decidido ser el objeto. Las mujeres serán recordadas como diosas o heroínas tecnológicas.

La mujer Bond ha pasado de ser atrezzo e icono sexual a la Bond independiente, guapa, sensual y profesionalmente independiente. Moneypenny es sumisa y las antiguas chicas Bond derivan en lo que es hoy M.

Anuncios