Archivo de la etiqueta: ralph fiennes

FURIA DE TITANES

Esta Semana Santa se ha estrenado una nueva versión de ese gran clásico llamado “FURIA DE TITANES”. Por ese motivo Videodromo ha decidido invitar esta semana al cine a Enrique Dueñas, sobre todo por su amor a la obra de ese genio de los efectos especiales que es Ray Harryhausen, que por cierto era el productor de la cinta dirigida por Desmond Davis, y también por su gran conocimiento del peplum, (para los de la ESO, cine de sandalias).

 Debo admitir que, aunque soy fan a muerte de la obra del gran Ray Harryhausen, nunca consideré “Furia de titanes” uno de sus trabajos más conseguidos. Por tanto, la idea de un remake no me disgustaba del todo, siempre que se respetase el sentimiento de aventura y el sabor mitológico del conjunto. Efectivamente, el susodicho sentimiento de aventura y el necesario sabor mitológico están ahí. Pero a los que no sean seguidores acérrimos del cine de fantasía heroica (como yo mismo), poco les aportará esta nueva versión de las aventuras de Perseo.

Se podría decir que este experimento significa hoy más o menos lo mismo que la épica de Desmond Davis hace treinta años. Ya veremos si la nostalgia (y las reposiciones de las tv autonómicas) la eleva al Olimpo cinematográfico como ha ocurrido con su antecesora. La “tecnología” ayuda a impresionar al público contemporáneo pero hace falta mucho más para aguantar el paso de los eones.

El argumento sigue fielmente los eventos que tienen lugar en el filme original y el tono general es también muy similar, conservándose cierto “sabor clásico” la mayor parte del metraje (más allá de un gratuito pero simpático cameo del pobre “bubo”). Se cambian de lugar un par de acontecimientos pero las diferencias se pueden contar con los dedos de la mano.

La variante fundamental es que aquí el conflicto principal está causado por una guerra sin cuartel entre los hombres y los dioses. Podemos apreciar un (muy diluido) mensaje “humanista” que aboga por el valor de la voluntad del hombre frente a los engaños de la religión. A este respecto, se agradece la existencia de un interés temático real… mejor resuelto sobre el papel que en la pantalla, eso sí. De hecho, el enfrentamiento entre mortales e inmortales se encuentra sobre-explicado y hace que nos preguntemos muchas veces el poder real que ostentan los segundos.

Desde el punto de vista exclusivamente técnico, hay que reconocer los impresionantes valores de producción (incluyendo escenarios y vestuario cuidados hasta el mínimo detalle) así como unos efectos especiales brillantes (que, al contrario de lo que parecía en un principio, no se limitan al uso de la animación CGI). Los diseños de criaturas, lugares y artefactos resultan muy atractivos, mientras que la fotografía destaca los hermosos paisajes de Tenerife. La banda sonora no parece especialmente memorable, pero acompaña con fidelidad a las imágenes, resaltando la acción frenética y la decadente civilización. Quizás aquella locura de contratar a “MUSE” habría significado un resultado artístico más notorio.

Los actores apenas tienen texto en el que apoyarse aunque resaltan el carisma de Liam Neeson y Pete Postlethwaite. Sin embargo, se notan ciertos errores de casting en opinión de quien este pergamino suscribe. Las damas no parecen encajar bien en sus papeles mientras que el antagonista de la función, Ralph Fiennes, tampoco es lo imponente que debería.

Es difícil ignorar como todo lo que ocurre parece visto mil veces (independientemente de la trama de la versión de 1981) y los escasos giros del argumento resultan tremendamente predecibles. Así tenemos a la típica compañía de dungeons & dragons, los diálogos de una sola línea, las innecesarias secuencias de entrenamiento y una subtrama de venganza (que eso es algo que entiende todo el mundo).

Curiosamente, el punto más original es el que menos funciona… la transformación de Andrómeda de interés amoroso a rol secundario. Aunque, a fin de cuentas, esto son detalles que uno podría ignorar si el director hubiese puesto el menor esfuerzo en dotar de cierta profundidad al argumento. Desgraciadamente, no es el caso.

Muchas películas de hoy día parecen el avance de algo “más grande” que nunca llega. Olvidan ofrecer una narración completa a cambio de que los 100 minutos obligados pasen de la forma más rápida e indolora posible. Toda la energía puesta por Louis Leterrier para mantener el ritmo del largometraje se pierde en, precisamente, lo más importante del arte de contar historias: el drama. Al final, no quedan sentimientos a los que agarrarse y nos importa bien poco quien vive o quien muere. Las poderosas imágenes que desfilan por la pantalla apenas logran transmitir nada, de forma que el relato queda diluido en el resumen de un resumen. Sencillamente, falta la “magia” que promete el título y que Ray siempre nos regalaba.

Una buena película, de cualquier género, debe contener distintos estados de ánimo y no sólo “acción”. Pongamos un ejemplo concreto: incluso admitiendo que los trucajes de Harryhausen en aquel último trabajo NO eran los mejores de su carrera, la escena del enfrentamiento entre Perseo y Medusa posee una fotografía, una tensión, una iluminación y una dirección magistrales. Aquí es convertida en otro combate más. Emocionante, sí, pero sin ningún factor diferencial. Siempre nos quedará la duda de cual hubiese sido el resultado de usarse el primer guión de Lawrence Kasdan.

Si pagáis al barquero para entrar en la sala, os encontrareis con una entretenida película de aventuras mitológicas (de excelente manufactura visual) que, a pesar de su endiablado ritmo, lacra un desinterés total por caracterizar a sus personajes más allá de un par de rasgos distintivos o añadir la menor sorpresa a la trama. Un espectáculo especialmente recomendado para el público infantil. La publicidad nos hace creer que estamos ante un filme destinado a adolescentes alterados, que admiran el estilo salvaje y directo de “300” y “God of war”… pero serán los más pequeños de la casa los que de verdad disfruten con la aparición de sortilegios sin sutileza alguna, héroes intachables y terroríficos villanos. Las sagas helénicas son básicas en la cultura de occidente y aunque esta nueva incursión en el género no aproveche todo su potencial, sin duda se trata de una experiencia muy divertida.

PD: No diré nada de la conversión a las tres dimensiones. El tan cacareado “3D moderno” me suele resultar poco atractivo y nada espectacular pero es que en esta ocasión, directamente, he sido incapaz de apreciar el menor relieve.

Calificación: 6,5

Anuncios

LA NIÑERA MÁGICA Y EL BIG BANG

“Os explicaré cómo trabajo. Mientras me necesitéis, pero no me queráis, deberé quedarme.
En el momento que me queráis, pero ya no me necesitéis, deberé irme”.

Nanny McPhee.

Padres, amigos y lectores de Videodromo, me complace el presentar a un personaje que es tan adorable como entrañable, tan pícaro como dulce, se llama…

Nanny McPhee, con c minúscula y p mayúscula; como ella misma suele decir al presentarse a los que no conoce. Obviamente es el eje central de la película “LA NIÑERA MÁGICA Y EL BIG BANG”, dirigido por Susanna White, a la que algunos conoceréis porque ha ganado un premio Bafta por su miniserie “Generation Kill”. Para los que no la conozcáis, estamos ante la segunda entrega de sus aventuras, porque hace cinco años Kirk Jones fue el encargado de darla a conocer al gran público.

En este caso, la acción nos traslada hasta la campiña británica, corren malos tiempos, estamos en plena Guerra Mundial. La Sra. Green ya no puede más. Sus tres hijos, Norman, Megsie y Vincent, no paran de pelearse; lleva meses sin saber nada de su marido Rory, que está en el frente; su cuñado Phil insiste en que le venda la mitad de la granja familiar, y para colmo de males, su jefa, la Sra. Docherty, empieza a tener un comportamiento muy raro. Por si fuera poco, sus ricos sobrinos londinenses Celia y Cyril Gray están a punto de llegar para una estancia ilimitada, y el policía del pueblo, el Sr. Docherty, se empeña en decir que en cualquier momento puede caer una bomba accidentalmente. Todo esto supera a la Sra. Green. Aún no lo sabe, pero necesita a Nanny McPhee, la niñera mágica. Pero la situación es peor de lo que ella cree, su cuñado Phil ha contraído una importante deuda de juego con la Sra. Biggles. Esta ha enviado a dos secuaces femeninas, la Srta. Topsey y la Srta. Turvey, para que asusten a Phil y así obligarle a conseguir la granja para pagar su deuda. Si lo consigue, la familia Green lo perderá todo.

De nuevo, la famosa actriz británica Emma Thompson se ha encargado de trasladar el universo creado por la autora Christianna Brand a la gran pantalla, escribiendo un guión lleno de talento, porque ha sabido graduar la tensión dramática y generar situaciones muy divertidas, llenas de humor británico. Por este motivo, para los más osados os recomendamos su visionado como no puede ser de otra manera, en original con subtítulos, así podréis deleitaros con los juegos de palabras, también conocidos como limericks. Sólo le he encontrado una pega al guión, que se le va la mano un poco al final del metraje, y se vuelve condescendiente con los personajes, pero se le perdona por el gran rato que nos hace pasar. Estamos ante un largometraje muy recomendable y divertido, que va dirigido a toda la unidad familiar, a los mayores no se os hará pesada y los más pequeños de la casa disfrutarán como lo que son, niños.

Gracias a ella vuestros retoños y menores aprenderán cinco grandes lecciones, a saber… lección número uno, dejar de pelear. Lección número dos, compartir. Lección número tres, ayudarse los unos a los otros. Lección número cuatro, ser valientes. Y la quinta, tener fe.

Como podéis ver esto va más allá de “Mary Poppins” o de “La bruja novata” que son básicamente su marco referencial. Los personajes van teniendo una evolución psicológica y física, incluida la niñera, cuyo aspecto se irá modificando a medida que los pequeños vayan aprendiendo las cinco lecciones. Personalmente lo que más me ha gustado es que los niños aprenden a solventar los problemas de una forma contractiva, y es ahí donde radica la principal diferencia con otros productos de la factoría Disney.

Si en la primera pudimos disfrutar de Angela Lansbury o de Colin Firth, en este caso podréis disfrutar de Maggie Gyllenhaal o de la siempre maravillosa y distinguida Maggie Smith. Hay dos breves papeles para Ralph Fiennes e Ewan McGregor que hace doblete este fin de semana en las carteleras madrileñas, porque “LA NIÑERA MÁGICA Y EL BIG BANG” se podrá ver este sábado a las 12 horas en un pase especial dentro de la VII muestra de cine fantástico de Madrid organizada por el canal SYFY.

Os recuerdo el precio de la entrada son 4 euros, más barato que si acudís a una sesión normal en un cine, así que ánimo a los lectores madrileños y pasaos este sábado por el cine Palafox que está en la calle Luchana.

Calificación: 8

Por cierto, se olvidaba. 

Con motivo del estreno de “La Niñera Mágica y el Big Bang” el próximo 31 de marzo, Nanny McPhee (la niñera mágica) recorrerá las calles del centro de Madrid en Semana Santa. Los días 1, 2, 3 y 4 de abril, de 12 a 14h, si paseas por calles como Bravo Murillo, Serrano, Castellana o Velázquez, podrás ver a la Niñera Mágica conduciendo su sidecar. Todas estas tardes estará también en Kinépolis, Herón City Las Rozas (los días 1 y 2) y Herón City Diversia (los días 3 y 4). ¿Te lo vas a perder? 

Este fin de semana, también se pondrán en marcha las siguientes actividades:
     •    MADRID:

C.C. Plenilunio Park (C/ Aracne 3)
Días: 26 y 27 de marzo
Actividad: Gran Juego de La Niñera Mágica, con fantásticos premios. Libre acceso

C.C. Moraleja Green (Avda. Europa nº 2 – Alcobendas)
Día: 27 marzo, de 16 a 18h
Actividad: cuenta cuentos

Planet Magic (C/ Constitución 65 – Fuenlabrada)
Día: 26 de Marzo, de 17 a 21h
Actividad: magia

    •    VALENCIA:

C.C. MN4 (C/ Alcalde José puertes s/n – Alfafar)
Días: 26 y 27 de marzo
Actividad: Gran Juego de La Niñera Mágica, con fantásticos premios. Libre acceso

    •    BARCELONA:

Planet Magic (Pº de Gracia 66)
Día: 27 de marzo, de 17 a 21h
Actividad: magia

Cines La Maquinista (Pº Potosí, nº2)
Día: 27 de marzo de 16 a 20h
Actividad: magia

Cines Diagonal (Santa Fe de Nou Mexic s/n)
Día: 27 de marzo de 16 a 20h
Actividad: magia

¡Animaos! Seguro que os lo pasaís muy bien.

THE HURT LOCKER-EN TIERRA HOSTIL

Como podéis ver esta semana el estreno destacado no es el regreso de Clint Eastwood si no de una realizadora norteamericana que no se prodiga mucho, pero cuando trae algo bajo el brazo es un pelotazo, hablo de Kathryn Bigelow y su “The hurt locker” de difícil traducción y que en nuestro país se llamará  “EN TIERRA HOSTÍL”. Estamos ante una curiosa y muy recomendable película basada en una narración escrita en primera persona por el periodista y guionista Mark Boal, que vivió como enviado especial durante una temporada con una unidad especial de desactivación de bombas.

Si vais a verla os adentraréis en la intensa vida de una brigada de soldados de élite encargados de realizar uno de los trabajos más peligrosos que existen: la desactivación de bombas en zonas de combate. Concretamente la acción se centra en Irak. La llegada del sargento James  pone patas arriba al equipo de desactivación de bombas que tiene a sus órdenes. Los dos oficiales subordinados, Sanborn y Eldridge, deben aprender a seguir su imprudentemente manera de trabajar, encontrándose en medio de un juego mortal que se desarrolla en plena ciudad. James se muestra indiferente ante la muerte y los demás luchan por controlar a su irreflexivo superior mientras la ciudad explota sumida en el caos. La misión que saca a la luz la verdadera personalidad de James cambiará para siempre a todos sus hombres.

Es fascinante este filme bélico por varios motivos. Hay que destacar la forma de narrar de Bigelow que a mis lectores más cinéfilos les recordará a la violencia más explícita de Sam Peckinpah , sólo que sin la cámara lenta y salpicada de efectos de sonidos que os dejarán a todos muertos, haciendo un fresco lo más realista posible. No voy a pasar por alto las magníficas interpretaciones de todo el elenco, desde el verdadero trío protagonista Jeremy Renner, al que todos recordaréis por haber interpretado al soldado Doyle en el filme “28 semanas después”, Anthony Mackie y Brian Geraghty. Estos tres actores desconocidos para la gran mayoría están arropados por unos secundarios de lujo como Guy Pearce, Ralph Fiennes, David Morse o Evangeline Lilly. Pues todos están maravillosos. Algunos deberéis estar atentos porque no les reconoceréis, por las indumentarias o los cortes de pelo. Y para los más cinéfilos de la casa os recomiendo que os fijéis en la labor de los montadores Chris Innis y Bob Murawski porque le dan el ritmo y suspense a partes iguales, sabe de dotarle del tono adecuado en cada momento.

Pero hay más amigos y lectores. Parece mentira pero es una realidad, Estados Unidos es un país que vive en un permanente estado de guerra. Ahora tiene dos frentes abiertos el iraquí que hasta agosto de este año no lo va a cerrar y el de Afganistán. Como os contaba en mis crónicas del año pasado desde el país norteamericano, uno acudía al cine y podía ver anuncios para alistarse. Algunos de los alumnos se incorporaban a filas para sufragarse para poder pagarse la universidad. A dónde quiero llegar os estaréis preguntando. Muy sencillo. Esta película no deja de reflejar a través de algunos personajes que están deseando que se acabe la rotación para volver a casa. Aunque lo más curioso es que Bigelow explora el rincón más oscuro de los que acuden al frente en busca de emociones adrenalínicas. Es muy curiosa esa vertiente narrativa.

Así que esta semana todos a ver “En tierra hostil”, es de lo mejorcito como habéis podido leer a lo largo de la semana. Es un gran largometraje bélico. Hacía tiempo que no veía nada parecido. Lo tiene todo, así que esta es para disfrutarla sala oscura. No os la perdáis.  

TODA UNA CURIOSIDAD

Si os digo Martin McDonagh a muchos nos les sonará este nombre, a mi el primero, pero si os digo que obtuvo el Oscar al Mejor Corto en 2006 por “Six Shooter” protagonizado por Brendan Gleeson, ahora algunos irán escuchando las campanas. Este dramaturgo ha sido nominado a dos Premios Olivier, por “El teniente de Inishmore” y “El hombre almohada”, y a cuatro Tony por otras obras. Este viernes estrena su opera prima “ESCONDIDOS EN BRUJAS”, a partir de un guión escrito por él mismo.
Este divertido largometraje se ha rodado en Bélgica, concretamente en la ciudad medieval de Brujas, famosa por ser la mejor conservada y más visitada por viajeros de todo el mundo. Pero para los asesinos a sueldo Ray y Ken podría convertirse en un destino sin retorno. Después de un trabajo complicado, Harry, el jefe londinense de ambos, les manda a descansar dos semanas a esta ciudad, que parece sacada de un cuento de hadas. Sintiéndose totalmente fuera de lugar entre la arquitectura gótica, los canales y las calles adoquinadas, los dos asesinos pasan el día haciendo de turistas. Ray, que no consigue olvidar las brutales imágenes de su último trabajo en Londres, odia la ciudad. Sin embargo, mientras Ken observa con paternal mirada a su compañero y a sus hazañas a menudo hilarantes, descubre que la belleza y serenidad del lugar tiene un efecto positivo en su mente y alma. Mientras esperan la llamada de Harry, su estancia se hace más surrealista a medida que empiezan a descubrir a la gente del lugar, los turistas, el arte medieval. Conocen a un actor estadounidense enano que rueda una película de arte y ensayo, y a Chloë por la que Ray se siente atraído, pero que parece tener oscuros secretos.
Esta comedia es tan pintoresca como la ciudad que acoge la trama, es tan particular y singular como su atmósfera, ya que posee momentos delirantes con unos diálogos brillantes, que llevan a que el trío protagonista estén maravillosos y hagan convincentes a estos asesinos a sueldo. Así que destacamos la labor extraordinaria de Brendan Gleeson, Colin Farrell y Ralph Fiennes, pero no me puedo olvidar de ese pedazo de secundario que es Jordan Prentice, que le hemos visto en todas las comedias más pintonas del año, y como no puede ser de otro modo haciendo de enano. Os prometo está genial, y además protagoniza uno de los momentos más divertidos del film. He de reconocer que me ha sorprendido gratamente la vena cómica del señor Fiennes, acostumbrado a verle siempre en personajes atormentados, románticos o de un fuerte calado dramático, aquí sorprende por la propia naturaleza del personaje y lo bien interpretado que está, si la véis en versión original disfrutaréis de un acento un tanto particular que le pone el actor al personaje, muy divertido.
Lo que más me gustó es el dramatismo que cobra la propia ciudad, que pasa de ser un inmenso decorado a ser un personaje más. Los que hayáis disfrutado de un hermoso atardecer en esta pequeña ciudad medieval, sabéis de sobra que la ciudad cambia del día a la noche, su ambiente gótico cobra fuerza, y surge su lado más siniestro, eso le pasa al film que a medida que se va transformado la trama su humor se va tiñiendo de negro y se vuelve más macabro y conmovedor. Por todos estos motivos esta ópera prima es más que recomendable, es curiosa, extraña, triste y divertida, lo tiene todo para pasar dos horas la mar de entretenido. Sorprenderá a propios y extraños, ya lo veréis. Y ahora os dejo para que vayáis abriendo boca con el trailer del film.

TRAILER “ESCONDIDOS EN BRUJAS”